Un gráfico muestra cómo responden las vacunas a las 4 variantes más preocupantes del coronavirus detectadas hasta la fecha

Pandemia del coronavirus en India

REUTERS/Danish Ismail

  • Algunas variantes de coronavirus son más transmisibles y pueden evadir parcialmente los anticuerpos inducidos por las vacunas.
  • Pero las vacunas COVID-19 parecen ser eficaces contra muchas variantes, incluidas las que se encuentran en la India.
  • Los siguientes gráficos comparan las variantes más preocupantes y la eficacia de las principales vacunas contra ellas.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Tras 16 meses de pandemia, España ronda los 10 millones de vacunados con la pauta ya completa y el número de nuevos casos diarios de coronavirus han descendido drásticamente hasta el punto de que el pasado fin de semana se registró la menor cifra de contagios desde julio.

Pero siguen apareciendo infecciones por variantes preocupantes del coronavirus. Algunas de estas cepas mutadas son más transmisibles que las versiones anteriores del virus, mientras que otras pueden evadir parcialmente los anticuerpos desarrollados en respuesta a infecciones anteriores. Por ello, persiste la preocupación sobre la eficacia de las vacunas COVID-19 autorizadas contra estas variantes.

A principios de este año, varios estudios de laboratorio expusieron muestras de sangre de personas vacunadas a las variantes encontradas por primera vez en Sudáfrica y Brasil. Los resultados mostraron que las muestras generaron menos anticuerpos protectores que pudieran neutralizar esas variantes que cuando se expusieron al virus original. 

Pero a medida que más personas se vacunan, han empezado a llegar datos del mundo real de zonas en las que dominan estas variantes perniciosas. Esto ofrece una mejor visión de la eficacia de las principales vacunas para prevenir las infecciones sintomáticas. Y los resultados son prometedores: ninguna de las variantes que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud están vigilando puede eludir completamente las vacunas. Además, la reducción de la respuesta de los anticuerpos no se ha traducido necesariamente en una peor protección contra la infección.

Vacunar primero a los jóvenes puede tener sentido: varios expertos avalan el enfoque pragmático de Indonesia

Las vacunas COVID-19 parecen incluso funcionar contra un grupo de variantes descubiertas en la India este invierno, denominadas B.1.617, que probablemente contribuyeron al aumento de coronavirus en el país. Los datos del gobierno británico, obtenidos por Financial Times, sugieren que 2 dosis de las vacunas de Pfizer o AstraZeneca ofrecen un alto grado de protección contra B.1.617.

El siguiente gráfico resume lo que sabemos hasta ahora sobre la eficacia de 5 vacunas para proteger a las personas de 4 de las variantes de coronavirus más preocupantes.

Comparación de variantes preocupantes de coronavirus

En todo el mundo circulan innumerables versiones del coronavirus, cada una de ellas separada por un pequeño número de mutaciones genéticas. Una vez que una serie de mutaciones hace que una cepa particular sea mejor para infectar a la gente, más mortal o más capaz de evadir los anticuerpos generados por una vacuna o una infección previa, los genetistas la etiquetan como una variante preocupante.

Hay 4 de ellas, según la OMS: B.1.1.7, la variante encontrada inicialmente en Reino Unido en septiembre; P.1, descubierta en diciembre; B.1.351, detectada en muestras de Sudáfrica desde octubre; y B.1.617, un grupo de cepas detectadas por primera vez en la India este invierno.

Las 3 primeras comparten una mutación que afecta a la forma de la proteína S del virus, que utiliza para invadir las células. Esta puede ser la razón por la que estas variantes son más transmisibles.

Los estudios han descubierto que la variante B.1.1.7 es entre un 50% y un 70% más contagiosa que sus predecesores virales. Las pruebas recientes también sugieren que las personas infectadas con esta variante se enfrentan a un mayor riesgo de muerte que las que contraen otras cepas. Una posible razón es que las personas infectadas con la B.1.1.7 tienden a tener una mayor carga viral, lo que significa que producen más partículas virales cuando están infectadas.

Lo mismo ocurre con la variante P.1, que es entre un 40% y un 120% más transmisible que las versiones anteriores del virus y posiblemente más mortal, aunque se necesitan más investigaciones para confirmarlo. Un estudio realizado en abril reveló que las personas que contrajeron el COVID-19 en Manaos (Brasil) tenían casi el doble de probabilidades de morir después de que el P.1 pasara a dominar el panorama vírico en Brasil. Pero no está claro si esa mayor tasa de mortalidad está relacionada con la variante o con el sobrecargado sistema hospitalario de Manaos. El P.1 se ha detectado en 51 países.

La variante B.1.351, por su parte, se estima que es un 50% más transmisible y se ha encontrado en 92 países. Pero los estudios no han descubierto que sea más letal que el virus original.

El director de la OMS para Europa dice que las personas totalmente vacunadas deben seguir usando mascarilla, en contra de la recomendación de EEUU

La variante encontrada por primera vez en la India, B.1.617, es en realidad 4 cepas distintas, según los CDC. La que más rápido se ha propagado es la B.1.617.2, que se ha extendido a 50 países y es ahora la forma dominante del virus en el Reino Unido. Esta cepa tiene una combinación de mutaciones que le ayudan a adherirse más a las células y le permiten evadir parcialmente los anticuerpos desarrollados en respuesta a una infección con el coronavirus original. No hay pruebas de que estas variantes sean más mortíferas, pero la OMS ha dicho que la B.1.617 podría ser más transmisible.

Las vacunas funcionan bien contra las variantes 

Puede que las principales vacunas sigan siendo ligeramente menos eficaces contra las variantes que contra el virus original, pero hasta ahora parece que siguen protegiendo a la gente.

"Hay un grado de reducción de la eficacia, pero va a ser manejable", dice a STAT John Moore, inmunólogo del Weill Cornell Medical College. "Por eso las llamamos 'variantes preocupantes' y no 'variantes de pánico masivo'".

Sin embargo, algunas vacunas parecen funcionar mejor que otras, especialmente contra las cepas B.1.351 y P.1. Un estudio reciente realizado en Catar reveló que la vacuna de Pfizer tiene una eficacia del 75% para detener las infecciones por B.1.351 en el mundo real, mientras que la eficacia de la vacuna de AstraZeneca se redujo al 10% en algunos ensayos realizados en Sudáfrica. La vacuna china Sinovac, por su parte, resultó ser un 50% eficaz para detener la COVID-19 sintomática en Brasil, donde tres cuartas partes de las infecciones se debieron a la variante P.1. 

Otros artículos interesantes:

De la fuga en un laboratorio de Wuhan al salto natural desde los murciélagos: pruebas de cada teoría sobre el origen del coronavirus

Todo lo que la ciencia quiere averiguar sobre la nueva variante: los expertos debaten si las vacunas son capaces de hacer frente a las cepas

Los expertos explican por qué la tecnología de ARNm que ha revolucionado las vacunas COVID-19 podría ser la respuesta a enfermedades incurables, ataques cardíacos e incluso mordeduras de serpiente: "Las posibilidades son infinitas"

Te recomendamos

Y además