Ejerzo de asesora y 'coach' para trabajadores de Amazon y Google: esto es lo que les digo a los que han sido despedidos o se han quedado y están desanimados

Alisa Cohen.

Cortesía de Alisa Cohen.

  • Alisa Cohen asesora a trabajadores tecnológicos de empresas como Google y Amazon.
  • La coach asegura que cada generación aprovecha que han sido despedidos para encontrar otros puestos en los que sus valores estén alineados.
  • Tanto los trabajadores despedidos como el personal que se queda deben aclarar cuáles son sus valores y cómo quiere mostrarlos.

Este artículo se basa en una conversación con Alisa Cohen, coach ejecutiva de la empresa Close Cohen Career Consulting, sobre la asesoría que ha ejercido con los empleados de las big tech durante el periodo de despidos. El texto ha sido editado para darle una mejor extensión y claridad.

Soy socia y directora de una empresa de coaching ejecutivo con sede en Seattle y San Francisco que atiende a profesionales con puestos de responsabilidad media y alta en todo Norteamérica. 

Antes de asumir este cargo en 2020, dirigí equipos globales y lideré proyectos internacionales de desarrollo de marca para Amazon, Starbucks, PepsiCo, Microsoft y otras empresas de renombre.

Más del 50% de los clientes a los que asesoro trabajan en las big tech, y otro 30% en B2B SaaS o comercio electrónico. Ahora estoy asesorando a personas de Amazon, Microsoft, Apple, Google, Meta, Uber, Adobe, T-Mobile, Starbucks, Cisco, Oracle y Roblox, por nombrar algunas.

Un ingeniero de Google afirma que, después de 20 años en la empresa, enterarse por correo electrónico de que le habían despedido fue un "bofetón en la cara"

Un puñado de mis clientes han sido despedidos recientemente de empresas que van desde Microsoft y Meta a startups tecnológicas. Otros son empleados de Amazon que me han contactado para lidiar con los despidos de miembros de su equipo.

Algunos de ellos necesitan encontrar un nuevo trabajo inmediatamente, mientras que otros se toman su tiempo

La mayoría de mis clientes viven independizados y se mantienen a sí mismos con su sueldo, pero también asesoro a clientes que son los únicos que trabajan y mantienen a sus familias.

El denominador común en todos ellos es que durante el periodo de despidos, todos pasan por una mezcla de emociones, e incluso muchos experimentan un proceso de duelo.   

Otros se toman este tiempo –y la generosa indemnización que han recibido de las grandes empresas tecnológicas– para explorar sus opciones y decidir cuidadosamente qué hacer a continuación con sus carreras: contemplar lo que el trabajo significa para ellos, cómo se les valora y cómo emplean su tiempo.

Sé que algunas grandes empresas tecnológicas como Google y Meta ofrecen entre 10 y 16 semanas de salario base más una o 2 semanas por cada año trabajado.

Para muchos, estos despidos se producen después de varios años de "machaque", por lo que, al verse sin trabajo y tras la pandemia, tienden a tomarse un breve año sabático y a ser cada vez más exigentes con su próximo empleo. 

Después de los despidos, no he escuchado a ningún cliente decir "tengo que dejar el sector tecnológico", o al contrario, "tengo que seguir en las big tech"

Los candidatos buscan una empresa en la que se les valore y por lo general, están motivados a encontrar una en la que encajen con su próximo empleador. 

Parte de mi trabajo es enseñar a los solicitantes de empleo a considerar si el entorno de trabajo, el liderazgo y la cultura están alineados con sus valores. 

La flexibilidad de en dónde y cuándo trabajar, un liderazgo que les inspire y oportunidades de ascender o desarrollarse profesional son factores importantes. Aunque es menos frecuente, algunas personas aprovechan este momento para trabajar como autónomos o consultores, lanzar su propio negocio o perseguir un sueño que tienen desde hace tiempo.  

Muchos de los factores a tener en cuenta cuando te despiden son válidos para cualquier generación. Por ejemplo, la mayoría de las personas, ya sean de la Generación Z o más mayores, valoran la flexibilidad, ya que les da más libertad para estructurar sus vidas según sus necesidades y, en general, mejora el equilibrio entre la vida laboral y personal. 

Ranking de despidos 'tech': estas son las empresas tecnológicas que más empleados han recortado en los últimos meses

La diferencia entre generaciones es más palpable cuando se analiza cómo aprovechan las ventajas que ofrece la flexibilidad. Por ejemplo, ¿viajan más a menudo?. ¿Están en casa cuando sus hijos vuelven del colegio?. ¿Acuden con más frecuencia a las citas médicas con sus padres mayores?.

No he observado una tendencia constante en cuanto a quién "aprovecha este momento" para hacer algo diferente con su vida, pero tienden a ser personas situadas en los extremos del espectro generacional: los más jóvenes o los más mayores. 

Cuando se trata de contemplar la posibilidad de trabajar por cuenta propia o como consultor, son tanto los jóvenes millennials como clientes de la generación X, que han acumulado años de experiencia y quieren compartir sus conocimientos con los demás, los que se lanzan a ello.

También asesoro a trabajadores del sector tecnológico que quieren prepararse para más despidos

Estos trabajadores buscan orientadores profesionales que les ayuden a preparar sus futuras candidaturas con antelación, desde la actualización del currículum y del perfil de LinkedIn hasta la preparación para las entrevistas y las estrategias que utilizar para crear networking

La realidad es que el miedo se ha quedado entre los que han mantenido su puesto después de los recientes despidos. La tendencia de "renuncia silenciosa" se ha transformado en una "productividad asustada". 

Inmediatamente después de los despidos, la moral de los trabajadores que se han quedado en las diferentes empresas se ha quedado por los suelos, pero estos empleados quieren demostrar ahora su valía.

Una estrategia clave es centrarse en el impacto más que en el esfuerzo. Entreno a mis clientes para que relacionen sus acciones con sus resultados y, lo que es más importante, para que comuniquen el valor que han aportado y el impacto que han tenido para la empresa.

Esto no solo ayuda a los trabajadores a seguir siendo relevantes, sino que les permite aumentar su alcance y sus oportunidades de liderazgo. Además, hacer contribuciones significativas aumenta la propia satisfacción y motivación en el trabajo.

Los directivos de las empresas que afrontan despidos también se enfrentan a un reto difícil 

Sus equipos han reducido los sus recursos, el número de empleados se ha congelado y la moral es baja. Estos directivos se encuentran en una situación precaria para mantener el trabajo en marcha y seguir motivando a sus equipos, al mismo tiempo que se preocupan por su propio futuro.  

Cuando trabajo con estos directivos intento que aprendan a cuidar primero de su propia salud mental y física, a crear un espacio de escucha seguro y abierto para los miembros de su equipo, y a reconocer que el resto de las personas que están bajo su dirección buscan consuelo en ellos cuando experimentan su propia preocupación, ansiedad o frustración. 

Es importante que reevalúen las prioridades de su equipo, reequilibren la carga de trabajo y determinen qué expectativas deben reajustarse en todas las funciones. 

A los clientes despedidos les digo que respiren, crean y sean exigentes en su búsqueda de empleo

Para ayudar a los clientes despedidos a conseguir un nuevo empleo, les entreno para que tengan claro cuál es el valor que pueden aportar a las empresas.

Despidos en periodo de prueba que se disparan un 700% y contratos de menos de 45 días, el peor dato desde 2006

También les enseño a eliminar los puntos ciegos de sus candidaturas. A veces, cuando están aplicando para un puesto, pueden no ser conscientes de algunas cosas que hacen o dicen y que podrían empañar el proceso de búsqueda de empleo.

Por ejemplo, durante los simulacros de entrevistas que realizamos en el coaching, resalto a mis clientes las sutiles formas que tienen de restar importancia a su antigüedad, experiencia o resultados.

En el currículum, debe aparecer directamente las experiencias y los logros que se ajusten a las necesidades de los candidatos. En LinkedIn, se debe optimizar el perfil con palabras clave, para que los reclutadores y responsables de contratación puedan encontrar a los candidatos en sus búsquedas.

Por último, deben prepararse para las entrevistas estudiando la empresa, el puesto, el mercado y a los entrevistadores. También suele impresionar a los reclutadores cuando los aspirantes elaboran historias para conectar los puntos entre el puesto al que están aplicando y la experiencia que aportan.

Otros artículos interesantes:

Los CEO de todo el mundo se preparan para una recesión, pero las últimas cifras económicas dejan cierto margen para el optimismo

Tengo 26 años y soy consultor de Deloitte: mi sueldo casi triplica el de mi último trabajo en finanzas y me encanta lo que hago

Fingí durante meses que iba a trabajar por miedo a contarle a mis padres que lo había dejado todo para montar mi propio negocio

Te recomendamos