Pasar al contenido principal

Carmen Calvo asegura en la SER que el PSOE intentará gobernar en solitario: todos los escenarios realistas en los que esto sería posible

Carmen Calvo celebra victoria del PSOE
Reuters

Las Elecciones Generales 2019 han dado como ganador al PSOE encabezado por Pedro Sánchez, aunque con unos 123 escaños que no alcanzan la mayoría absoluta. A pesar de que las especulaciones sobre posibles coaliciones comenzaban nada más saberse los resultados, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado en la SER que el PSOE intentará gobernar en solitario. 

No sabemos cómo se habrá tomado esto Pablo Iglesias, que ha ofrecido varias veces a Pedro Sánchez el apoyo de Unidas Podemos para formar un gobierno de coalición (aunque ahora mismo las dos fuerzas tampoco suman la mayoría absoluta, sino 165 escaños). 

En España, la mayoría absoluta que permite formar un gobierno estable está fijada en los 176 escaños. Si en la primera votación de investidura no se alcanza ese número de apoyos, se celebra una segunda votación 48 horas después en las que solo es necesaria una mayoría simple con más votos a favor que en contra. 

Si no hay investidura tras esa segunda votación, los partidos tienen dos meses para ponerse de acuerdo y recabar apoyos. En caso de no conseguir un pacto que forme gobierno una vez pasado ese periodo, las Cortes quedan disueltas y se convocan elecciones. 

Leer más: Las claves de la irrupción de Vox en el Congreso de los Diputados y por qué ha sido la sorpresa de estas elecciones

Con la aventurada apuesta por gobernar en solitario, el PSOE lanza un órdago a la izquierda y a los nacionalistas, pidiendo su apoyo a cambio de evitar unas terceras elecciones en las que el bloque Cs/PP/Vox (que ahora suma 159 escaños) pudiera fortalecerse. 

El mejor de los casos para Sánchez: un apoyo de investidura con mayoría absoluta 

Pedro Sánchez celebra la victoria del PSOE
Reuters

Lo mejor para que el PSOE cumpla sus deseos de gobernar en solitario sería obtener un número de apoyos suficiente como para alcanzar la investidura con mayoría absoluta en la primera votación. 

El socio que todos asumen como natural para Pedro Sánchez es Unidas Podemos, pero aunque Iglesias permitiera que su formación apoyase a Sánchez sin entrar en el gobierno como compensación, solo sumarían 165 escaños. Para alcanzar la mayoría absoluta el gobierno socialista necesitaría, como mínimo, también el apoyo de los 15 escaños de ERC. 

En el caso más improbable de todos, Ciudadanos podría apoyar la investidura de Pedro Sánchez y permitirle gobernar sin el apoyo de nadie más ya que sus dos formaciones sumarían 180 escaños.Sin embargo, los dos han sido preguntados varias veces por esta posible alianza y ambos han negado que esto sea una posibilidad. De hecho, Sánchez fue recibido ayer en Ferraz al grito de "con Rivera, no"

Leer más: 15 de los sitios más extraños en los que los españoles han votado en las Elecciones Generales 2019

El caso más probable si Sánchez se empeña en gobernar en solitario: una segunda votación de investidura

Alberto Garzón, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias
Alberto Garzón, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Reuters

Es improbable que Unidas Podemos, cuyo líder ha tendido la mano varias veces a Sánchez para formar un gobierno de coalición, apoye al PSOE en una primera votación sin la garantía de entrar en el Ejecutivo. Es aún más improbable que Ciudadanos apoye la investidura dadas las constantes negativas de Rivera a apoyar a Sánchez. 

El bloqueo de la primera votación por falta de apoyo llevaría a votar una segunda vez una investidura para la que ya solo se requeriría una mayoría simple: más síes que noes. 

En este caso, la investidura de Pedro Sánchez como presidente es mucho más probable, puesto que es de esperar que Unidas Podemos sí lo apoye para evitar ir a unas terceras elecciones. También es previsible contar con el apoyo del PNV (6), Coalición Canaria (2), Compromís (1) y el PRC (1); por lo que bastaría con que EH Bildu y los catalanes se abstuvieran. 

En el caso de que Unidas Podemos se abstuviera en esta segunda votación, a la formación socialista le bastaría con el sí del PNV y del bloque catalán. 

Leer más: 9 jóvenes de la Generación Z explican cómo han decidido su voto en sus primeras elecciones generales

Las consecuencias de gobernar en solitario 

Una investidura propiciada por una minoría simple y sin haber atado los apoyos de los demás partidos con puestos en el gobierno podría pasarle factura a Pedro Sánchez. 

El presidente ya ha sufrido lo que es gobernar sin mayoría y, aunque esta vez supera con creces los 84 escaños con los que había gobernado hasta ahora, tendrá que alcanzar acuerdos para la aprobación de todo lo que quiera sacar adelante. 

Aunque es posible que cuente con el apoyo de Unidas Podemos para la mayoría de las medidas que quiera aprobar, no suman mayoría absoluta por lo que dependerá del bloque nacionalista. Si la política territorial de Sánchez no satisface a las formaciones catalanas podrían retirarle ese apoyo y el PSOE se vería obligado a tender la mano a Ciudadanos. 

Habrá que ver si este gobierno en solitario que Sánchez pretende puede ser lo suficiente estable para aguantar durante una legislatura completa. 

Lee otras historias de las Elecciones Generales 2019 en Business Insider España:

Y además