Pasar al contenido principal

Así quedarían los resultados de las elecciones generales con otros sistemas electorales

Santiago Abascal, líder de Vox, durante un mitin electoral
Santiago Abascal, líder de Vox, durante un mitin electoral. REUTERS/Albert Gea
  • Dos variables definen como los votos en las elecciones se convierten en diputados en el Congreso: la circunscripción y el método de reparto de escaños.
  • En España, se vota a listas cerradas que se elaboran por provincias y se asignan los escaños a partir del método D'Hont. Si modificamos alguna de estas 2 variables, la circunscripción o el sistema de reparto de diputados, los resultados electorales cambian considerablemente.
  • Analizamos los resultados de las Elecciones Generales de 10-N aplicando circunscripción autonómica y única y con el método de reparto Sainte-Laguë.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sistema electoral en España es, a menudo, fuente de polémica. Sus críticos aseguran que favorece a los 2 principales partidos o a las formaciones nacionalistas y que los votos de las provincias con menor población están sobrerrepresentados, lo que ha generado propuestas de reforma por parte de Podemos, Ciudadanos y Más País, entre otros.

Para modificar el sistema electoral, sería necesario cambiar 2 de sus variables: la circunscripción, que actualmente es la provincia, pero podría optarse por emplear las autonomías o el conjunto del estado como espacio de referencia; y el sistema de reparto de escaños, conocido como método D'Hont, que podría dejar paso a otros sistemas más proporcionales como el de Sainte-Laguë.

Aplicando estos cambios, la distribución de los diputados en el Congreso varía considerablemente. Mediante una circunscripción única en todo el país con el método D'Hont, PP y PSOE perderían 12 y 18 diputados, respectivamente, mientras que el PNV, Junts per Catalunya, CC y Navarra Suma se dejarían 1 o 2 y Teruel Existe desaparecería; si se mantiene el reparto provincial pero se utiliza el método Saint-Laguë, el impacto lo sufriría principalmente para el PSOE.

Leer más: Este gráfico desvela cómo se ha movido el voto de los españoles entre los partidos políticos en los últimos 40 años

Analizamos como quedaría el Congreso de los Diputados si modificamos el tipo de circunscripción electoral y si aplicamos otro método de reparto de escaños.

Circunscripción provincial con método Sainte-Laguë: PSOE y PP perderían fuerza, aunque el bloque de la derecha mejoraría resultados

 

  • PSOE+Podemos+Más País: 152 escaños
  • PP+Ciudadanos+Vox: 156 escaños

El método Sainte-Laguë, que se emplea en Alemania y Escandinavia, asigna escaños con un sistema similar al de D'Hont, es decir, divide el número de votos entre los diputados que se eligen, pero tomando solo como referencia los números impares. Eludiendo las cifras pares, se corrige parte del arrastre de escaños que consiguen actualmente los partidos más votados y se mejora la proporcionalidad.

Comparados con los resultados de las Elecciones, vemos como el PSOE perdería 17 escaños y el PP apenas 5, mientras que Podemos ganaría 10 diputados, Ciudadanos 6 y Vox conseguiría 5 más que los que le otorga la Ley D'Hont. Fuera del ámbito nacional, PNV y Junts per Catalunya perderían un diputados cada uno, mientras que Más País-Compromís, BNG y la CUP ganarían uno más cada uno.

La novedad de este sistema es que los 3 partidos estatales de la derecha superarían a los 3 de la izquierda en 4 escaños, mientras que con el reparto por el método D'Hont son PSOE, Podemos y Más País los que superan en 8 escaños a PP, Vox y Ciudadanos.

Leer más: 7 motivos que explican el descalabro electoral de Ciudadanos

Circunscripción autonómica con Ley D'Hont: empate entre bloques, con mayor peso de Ciudadanos, Podemos, Vox y los partidos nacionalistas más pequeños

 
 

  • PSOE+Podemos+Más País: 155 escaños
  • PP+Ciudadanos+Vox: 155 escaños

Si se amplía la circunscripción al ámbito autonómico, el sistema gana en proporcionalidad, aunque se diluye la representatividad de las provincias menos pobladas. Del mismo modo, los 2 partidos más votados, PSOE y PP, perderían parte de sus diputados, concretamente 13 los socialistas y 6 los populares, mientras que ERC, Junts per Catalunya y PNV perderían un escaño. Teruel Existe también perdería a su único representante.

Los cambios beneficiarían a Ciudadanos, que recuperaría 9 diputados, a Podemos y Vox, que ganarían 2 cada uno, y a Más País-Compromís., BNG y la CUP que sumarían 1 cada uno. Pese a estos cambios, el escenario de gobiernabilidad seguiría siendo complicado, con los 2 bloques ideológicos empatados a escaños.

Leer más: Qué pasaría si se mantiene la situación de bloqueo político y no hay acuerdo tras las elecciones del 10 de noviembre

Circunscripción única con Ley D'Hont: la gobernabilidad sería igual de complicada, PSOE y PP perderían escaños y el PACMA conseguiría entrar en el Congreso

 
 

  • PSOE+Podemos+Más País: 156 escaños
  • PP-Ciudadanos+Vox: 155 escaños

Mediante un sistema de circunscripción única, se supone que los partidos de ámbito nacional ganan peso en el reparto y que lo perderían los nacionalistas e independentistas, que se presentan en una parte del territorio. Sin embargo, comparando los resultados oficiales del 10-N, que se realizan por circunscripción provincial, y el reparto que daría una única circunscripción, esa teoría no se cumple.

De hecho, con una única papeleta para todo el país, el PSOE perdería 18 escaños y el PP 12, mientras que el PNV se dejaría 2, Junts per Catalunya, EH Bildu, Navarra Suma y Coalición Canaria tendrían 1 escaño menos, en tanto que Teruel Existe no conseguiría entrar en el Congreso. 

Leer más: El bloque de izquierda habría perdido hasta 3 escaños por la candidatura de Más País: finalmente cayeron para PP, PNV y BNG

Los beneficiados por la circunscripción única serían los partidos con implantación nacional más allá de los del bipartidismo: Ciudadanos sumaría 14 escaños, Podemos 11, Más País-Compromís 5 y Vox 3, mientras que el PACMA entraría en el Congreso con 3 diputados. Pese al supuesto efecto negativo de este sistema en los partidos nacionalistas, la CUP sumaría 1 escaño más, mientras que ERC conservaría sus 13 escaños y BNG y el PRC mantendrían los suyos.

No obstante, algunos de los que defienden este sistema de circunscripción única proponen establecer un porcentaje mínimo de votos respecto al total nacional como requisito de entrada al Congreso. Este es el caso de Ciudadanos, que propone un límite del 3%, una barrera que en estas elecciones solo 6 partidos han rebasado, PSOE, PP, Vox, Podemos, Ciudadanos y ERC.

Aplicando el requisito del 3%, el PSOE tendría 113 diputados, el PP 84, Vox 61, Podemos 51, Esquerra Republicana tendría 14 y Ciudadanos 12. La gobernabilidad seguiría dependiendo del partido catalán, ya que PSOE y Podemos sumarían 164 escaños y PP, Vox y Ciudadanos, 157.

Todo lo que debes saber sobre las Elecciones Generales del 10-N

Y además