Pasar al contenido principal

Fracasa la negociación entre PSOE y Podemos: asumen que no debe haber "más reuniones" y abocan a España a nueva elecciones

Pedro Sánchez abandona su escaño tras el debate de investidura de julio.
Pedro Sánchez abandona su escaño tras el debate de investidura de julio. REUTERS/Sergio Perez
  • Unas nuevas elecciones generales en noviembre son ahora el escenario más probable después de que la reunión entre los equipos negociadores de PSOE y Podemos haya terminado sin acuerdo.
  • Pablo Echenique, el dirigente de Podemos encargado de la negociación, advierte que los socialistas han asumido que no debe haber más encuentros.
  • Ambos partidos no se mueven de sus posturas: el PSOE quiere empezar a negociar con la posibilidad de un Gobierno de coalición descartada, y Podemos quiere negociarlo todo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Segunda reunión de los equipos negociadores de PSOE y Podemos en septiembre, segundo fracaso. A trece días de que venza el plazo legal y se convoque automáticamente unas nuevas elecciones generales en noviembre, la posibilidad de investir a Sánchez es más remota que nunca.

Ambas organizaciones retomaron las reuniones el jueves pasado, después de que el socialista Pedro Sánchez no lograra el apoyo del Congreso de los Diputados en una sesión de investidura fallida que tuvo lugar a finales de julio. En todo el mes de agosto ninguno de los dos partidos se ha sentado a hablar.

Este martes, los negociadores de ambas formaciones se citaron a una reunión en el Congreso de los Diputados. La misma se ha extendido hasta cuatro horas, pero ha terminado sin ningún avance. Tal y como ocurrió la semana pasada.

Leer más: Solo quedan 13 días para evitar elecciones anticipadas: qué tiene que pasar y cuándo para que Sánchez e Iglesias acuerden la investidura

De hecho, el responsable de la negociación de Podemos, Pablo Echenique, ha advertido a los medios que los socialistas asumen que no debe haber más reuniones dada la inflexibilidad de ambas fuerzas para negociar o ceder posturas.

Estas posturas son ya más que conocidas. Una vez fracasó la investidura de julio, el PSOE anunció entonces que las negociaciones comenzaban de cero. Esta vez, la posibilidad de formar un Gobierno de coalición ni se planteaba.

Mientras tanto, la fuerza morada exigía retomar esta negociación donde se dejó. A finales de julio Podemos tuvo en su mano la posibilidad de entrar en el Consejo de Ministros con hasta tres carteras distintas.

La ausencia de competencias claves para el programa de los de Iglesias fue lo que impidió llegar a un acuerdo.

El PSOE amenaza con levantarse de la mesa de negociación e Iglesias descarta dar la investidura

Echenique ha advertido que el PSOE "no se mueve de su planteamiento de formar un gobierno de partido único", como recogen diversos medios como El País o El Mundo. "Nos han planteado que si no lo aceptamos, entienden que no debe haber más reuniones, que se levantan de la mesa de negociación".

Leer más: PSOE y Podemos retoman las negociaciones e Iglesias apunta a Sánchez: “Quiere tener las manos libres para pactar con la derecha”

Al mismo tiempo, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha descartado una hipótesis cuyos rumores venían cogiendo fuerza —como recogía este lunes El País— en los últimos días: Podemos aceptaría investir a Sánchez a cambio de nada, sin acuerdo programático.

Este movimiento respondería a que de este modo Sánchez lograría ser presidente del Gobierno con plenas competencias —desde hace medio año lo es en funciones— pero sin el apoyo de Podemos solo obtendría una nueva legislatura volátil y sin acuerdos. Inestable.

El líder de Podemos ha advertido en una entrevista con Carne Cruda que recoge eldiario.es: "No habría un Gobierno progresista si no estamos en él".

Y además