Pasar al contenido principal

Cómo la convocatoria de elecciones de Boris Johnson podría convertir a Jeremy Corbyn en primer ministro

Boris Johnson
Boris Johnson Getty
  • Boris Johnson tiene la intención de celebrar elecciones generales en Reino Unido antes de Navidad.
  • El partido conservador de Johnson es favorito para ganar una convocatoria anticipada de elecciones. 
  • Sin embargo, son múltiples las razones que llevan a creer que las elecciones no irán como Johnson espera.
  • Este es el motivo por el que una convocatoria de elecciones generales podría ser contraproducente para el primer ministro y podría poner al líder del partido laborista, Jeremy Corbyn, en Downing Street.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Boris Johnson convocará el lunes una votación en el Parlamento británico para convocar elecciones anticipadas antes de Navidad. 

Si los partidos de la oposición respaldan la propuesta electoral de Johnson, los votantes británicos volverán a las urnas el día 12 de diciembre.

Recientes encuestas sugieren que el Partido Conservador de Johnson es el favorito para ganar estas elecciones

Sin embargo, la victoria está lejos de estar garantizada y hay muchas razones para creer que la propuesta de elecciones de Johnson podría ser contraproducente para el primer ministro.

Así es cómo Johnson podría terminar perdiendo las elecciones por las que tanto luchó y poner al líder laborista, Jeremy Corbyn, en Downing Street.

Leer más: Cómo se prepara Irlanda para el impacto del Brexit, según Pat Breen, ministro de Estado de Comercio irlandés: quiere convertirse en un 'hub' tecnológico y financiero y diversificar las exportaciones
 

Boris Johnson está en una posición más débil que Theresa May en 2017

 

Boris Johnson and Theresa May
Boris Johnson y Theresa May Reuters

Cuando la ex primera ministra, Theresa May, convocó elecciones generales en 2017, lo hizo sobre la base de que ya tenía una pequeña mayoría sobre el partido Laborista de Jeremy Corbyn y las encuestas la situaban hasta 25 puntos por delante de su principal rival.

Sin embargo, al final de la campaña electoral, el partido de Corbyn se había situado casi a la par con el partido conservador de May. Es decir, May había perdido su mayoría en el Parlamento. 

Johnson, por el contrario, llegará a esta campaña sin mayoría alguna y con una ventaja tan pequeña como cuatro puntos, según algunas de las últimas encuestas.  

Otras encuestas sugieren una ventaja significativamente mayor para Johnson de hasta 15 puntos. 

Leer más: Aquí están las respuestas a todas esas preguntas que te haces sobre el Brexit pero no te atreves a preguntar

Con todo, hay dudas sobre si la ventaja del actual primer ministro es lo suficientemente fuerte para resistir una campaña electoral, en un contexto en el que su partido, que lleva casi diez años en el poder, volvería a ser el centro de atención.  

El mensaje electoral de Johnson podría fallar

 

Boris Johnson's snap election bid could backfire and make Jeremy Corbyn prime minister
Reuters

Theresa May luchó en las elecciones generales de 2017 con la intención de asegurarse una mayoría lo suficientemente amplia para llevar a cabo el Brexit

Pero su argumento se sustentaba  en que los votantes deberían concederle los escaños suficientes para dejar el trabajo hecho y no tuvo éxito en última instancia. En paralelo, creció el número de votantes de apoyaron el discurso alternativo del líder laborista Jeremy Corbyn , que defendía aumentar el gasto en servicios públicos. 

Leer más: El miedo al Brexit hace que más de 330 empresas muevan sus negocios de la City a la UE

El mensaje de Johnson es casi idéntico al de May, pero posiblemente menos convincente.

En los últimos días el primer ministro ha reclamado que el Parlamento aprobara su acuerdo para el Brexit, mientras simultáneamente lo acusaba de bloquear su pacto. Además, declaró que necesitaba atrasar la aprobación de su acuerdo para llevar a cabo unas elecciones, después de las cuales podría aprobar su pacto con la Unión Europea.

 

No se trata de un argumento particularmente coherente para los votantes, muchos de los cuales ya están completamente desconcertados y frustrados con el proceso del Brexit. 

Resucitando el fallido discurso de May al electorado, Johnson se arriesga a terminar con un resultado decepcionante parecido al de May. 

Leer más: Estos son los 3 escenarios para el Brexit y sus posibles consecuencias, según Moody's

Sin embargo, la campaña de Johnson asume que hay una diferencia fundamental entre el momento actual y las eleciones de 2017. 

El voto a favor de permanecer en la UE está muy dividido 

 

Pro-Brexit and anti-Brexit protesters stand outside of the Houses of Parliament in London, Britain, February 27, 2019
Manifestantes pro-Brexit y anti-Brexit Reuters/Hannah McKay

 

En 2017, los laboristas tuvieron éxito al unificar el voto antiBrexit tras su formación. No obstante, esta coalición ha colapsado en los últimos meses, con el voto joven metropolitano girando hacia el antiBrexit del partido Liberal Demócrata.

Todo esto implica que aunque Johnson consiga un resultado significativamente peor en el porcentaje de votos en comparación con May, todavía podría terminar con una amplia mayoría. Todo ello gracias a que el voto antiBrexit está muy dividido entre sus oponentes. 

Pero todo esto también tiene su contrapartida.

Los votos a favor de permanecer en la Unión Europea están distribuidos de una forma más eficiente

 

Boris Johnson's snap election bid could backfire and make Jeremy Corbyn prime minister
Getty

Hubo un fascinante hilo de Twitter de un investigador político de la Universidad de Oxford a principios de este mes que sugiere que el éxito de Johnson al aglutinar el voto pro-Brexit podría no traducirse en una ventaja real en términos de escaños. 

Leer más: Estas son las 7 empresas españolas a las que más beneficiará el acuerdo para el Brexit

La teoría de Leonardo Carella, ilustrada con concienzudos gráficos con datos electorales recientes, sugieren  que el voto pro-Brexit en Reino Unido está ahora distribuido mucho menos eficientemente en el país que el voto a favor de permanecer en la Unión Europea.

Para explicarlo de forma simple, los partidos proBrexit están compitiendo, aparentemente, por los mismos votos en las mismas zonas del país mientras los partidos proEuropeos son fuertes en diferentes partes de Reino Unido. 

Así que mientras el voto dividido por permanecer en la Unión Europea parece beneficiar a los partidos conservadores en términos de porcentaje de votos nacionales, esto podría no tener una traslación real en términos de escaños a nivel local. 

Si se añade una posible táctica de votación organizada digitalmente entre los partidarios de permanecer en la Unión Europea, el escenario político no parece tan ventajoso para Johnson como parecía en un primer momento.

Johnson tendrá que ganar terreno para mantener el puesto 

 

Boris Johnson's snap election bid could backfire and make Jeremy Corbyn prime minister
Getty

Este efecto podría manifestarse de forma más impactante para Johnson en algunas zonas de Reino Unido 

Recientes encuestas realizadas en Escocia, prevén que Johnson perderá un número significativo de escaños al norte de la frontera. Otras encuestas nacionales sugieren que los Liberales Demócratas le cogerán al partido de Johnson unos cuantos escaños en el sur de Inglaterra.

Esto implicaría que para que Johnson mantenga el mismo número de escaños en el Parlamento, tendría que recuperar cada uno de esos escaños perdidos, y los escaños adicionales que le quitaría el Partido Laborista. 

Leer más: Por qué el acuerdo del Brexit que acaba de anunciar la UE podría volver a fracasar, como ya sucedió en mayo

Si el voto laborista se mantiene en las previsiones de las encuestas, sí sería posible. Sin embargo, si Johnson espera alcanzar la mayoría necesitará ganarle unos escaños al partido Laborista que el Partido Conservador no que había ganado durante décadas, si es que lo hizo alguna vez.

Los votos laboristas que Johnson necesita podrían resultar muy difíciles de conseguir

 

Jeremy Corbyn and Boris Johnson
Jeremy Corbyn y Boris Johnson Getty

Una  encuesta interesante realizada a principios de este mes reveló que el tipo de votantes laboristas a los que Johnson necesita dirigirse están más preocupados por cuestiones como el estado de los servicios públicos o el coste de la vida que el Brexit.

Hay un motivo por el que Johnson ha dedicado tanto tiempo en los últimos meses en recorrer hospitales y anunciar incremento de presupuesto, en un intento por atraer los votantes norteños de los escaños laboristas que necesita para ganar con mayoría.  

Aún así, convencer a estos votante para apoyar al Partido Conservador por primera vez en su vida y después de diez años de recortes bajo un mandato conservador, puede ser simplemente demasiado difícil.

Leer más: Escasez de combustible, negocios en quiebra y disturbios: un documento secreto del Gobierno británico prevé el caos si se produce un Brexit sin acuerdo

La campaña de Johnson puede verse salpicada de escándalos 

 

Boris Johnson and Jennifer Arcuri
Boris Johnson y Jennifer Arcuri Innotech Summit / Youtube

Actualmente, hay cuatro investigaciones en marcha por la relación de Johnson con la emprendedora tecnológica y exmodelo Jennifer Arcuri.

El primer ministro ha sido acusado de darle acceso a Arcuri a misiones comerciales al extranjero y concederle becas públicas mientras era alcalde de Londres. 

El ayuntamiento aún tiene que completar su investigación si no surgen más reclamaciones contra Johnson pronto, lo que podría dominar totalmente la campaña de Johnson y poner todas sus esperanzas electorales en riesgo. 

Así que mientras Johnson es el favorito para ganar unas próximas elecciones, hay muchas razones para dudar que pueda conseguir el tipo de victoria de busca. 

Y además