Elon Musk contrata a uno de los bromistas que se hicieron pasar por ingenieros de Twitter que habían sido despedidos

El dueño de Twitter, Elon Musk.
El dueño de Twitter, Elon Musk.

Reuters

  • Cuando se produjeron los despidos masivos en Twitter hubo varias personas que intentaron engañar a los medios de comunicación haciéndose pasar por ingenieros que habían sido despedidos. 
  • La semana pasada, el dueño de Twitter, Elon Musk, invitó a 2 de estos bromistas a la sede de la compañía en San Francisco (Estados Unidos) y ahora uno de ellos trabaja para la red social. 

A Elon Musk, dueño y actual director general de Twitter, le hicieron gracia los 2 bromistas que intentaron engañar a los medios de comunicación haciéndose pasar por empleados de su empresa que habían sido despedidos. Tanto es así que la semana pasada los invitó a la sede de la red social y ahora uno de ellos trabaja para Twitter

Daniel Francis figura como miembro de la plantilla y aparece disponible para hablar con él a través de los canales internos de Slack, según ha podido comprobar Business Insider a través de varias capturas de pantalla. 

Francis fue una de las personas que aprovecharon para sembrar todavía más confusión el primer día de Musk al frente de Twitter, llegando incluso a hacerse pasar por empleados que habían sido despedidos de la red social ante los medios de comunicación. 

Al hacer declaraciones, el susodicho aseguró que su nombre era Daniel Johnson y en ese momento iba acompañado de alguien que se hacía llamar Rahul Ligma. Ambos aparecieron ante los medios de comunicación saliendo por la puerta de la oficina de Twitter en San Francisco cargando cajas con sus supuestas pertenencias. Los 2 declararon que habían sido despedidos por Musk.

Ese mismo día se descubrió que ninguno de ellos había trabajado nunca en la red social, como adelantó The Verge.

 

Sin embargo, parece que, gracias a Musk, eso ha cambiado. Una persona familiarizada con la contratación ha señalado Francis desempeñaría ahora la labor de desarrollador de software, un cargo que podría ser temporal, ya que su situación se considera más como un periodo de prueba.

El bulo difundido por ambos bromistas propició un debate interno para tratar de averiguar si el CEO de Tesla había comenzado ya a ejecutar sus planes de reducción de plantilla. 

Los despidos llegaron una semana más tarde, trayendo consigo una reducción de plantilla de casi el 50% (unas 3.700 personas se fueron a la calle). Además, tras la reestructuración llevada a cabo por Musk, un ultimátum enviado por el propio empresario a sus trabajadores propició otras tantas dimisiones que dejaron el número de empleados de la compañía en unos 2.300.

Musk recibió con los brazos abiertos las bromas, llegando incluso a invitar a "Ligma y Johnson" a la sede de Twitter la semana pasada. Con motivo del encuentro, el multimillonario publicó unas fotos recibiendo de vuelta a los supuestos ingenieros. 

Un influencer brasileño afirma haberse tatuado el nombre de Elon Musk en la cabeza para llamar su atención y poder ir a una misión espacial

Influencer Rodrigo América con tatuaje de Elon Musk

Al parecer Francis expresó tal admiración por Twitter como servicio que Musk le ofreció un puesto de trabajo en periodo de prueba, según ha confirmado un trabajador.

"¡Dando la bienvenida de nuevo a Ligma & Johnson!", tuiteó el empresario, y en otro mensaje añadió: "Es importante admitir cuando te equivocas y despedirlos fue uno de mis mayores errores".

Francis actualmente no cuenta con un título oficial en la empresa, según 2 personas que continúan trabajando en Twitter y que afirman que su aparición en Slack y el hecho de contar con un perfil corporativo no significan en absoluto que haya sido añadido a los sistemas internos como miembro del personal. 

La foto de Francis que aparece en su perfil interno de Twitter es una de las imágenes que los medios de comunicación publicaron de él el día que se hizo pasar por un ingeniero que había sido despedido, con aspecto abatido y sosteniendo una caja de cartón fuera de la sede de Twitter.

Otros artículos interesantes:

Por qué la muerte de Twitter no será la dramática explosión que podrías esperar

Crisis para el hombre más rico del mundo: Elon Musk pierde 100.000 millones por el desplome de Tesla en bolsa

Un tercio de los principales anunciantes de Twitter ha huido tras las decisiones de Elon Musk

Te recomendamos