Pasar al contenido principal

"Yo también dudé": Elon Musk confiesa que se necesitaron 100.000 personas para poner en órbita 2 astronautas de la NASA y que no estaba seguro de que SpaceX lograra la hazaña

Elon Musk, durante el lanzamiento del SpaceX Falcon 9
Elon Musk, después del lanzamiento de SpaceX. REUTERS/Steve Nesius
  • El sábado, SpaceX puso en órbita a dos astronautas de la NASA, Bob Behnken y Doug Hurley, los dos primeros pasajeros humanos en orbitar la Tierra desde que la NASA retiró su programa hace 9 años.
  • El domingo, los astronautas se acoplaron a la Estación Espacial Internacional, del tamaño de un campo de fútbol, para iniciar una estancia histórica que puede durar hasta 110 días.
  • Durante una rueda de prensa después del lanzamiento del sábado, Musk explicó que se necesitaron unas 100.000 personas para realizar la misión Demo-2.
  • Musk dijo a Business Insider que dudaba que el primer lanzamiento de cohetes orbitales de SpaceX pudiera suceder cuando fundó la compañía en 2002 y, mucho menos, que lograse un lanzamiento tripulado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este el fin de semana, SpaceX logró su hazaña más importante desde que Elon Musk fundara la compañía en 2002: el lanzamiento de los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley al espacio.

Behnken y Hurley se convirtieron en los primeros pasajeros humanos de SpaceX el pasado sábado al ponerse en órbita a bordo de la Crew Dragon, cohete insignia de la compañía. Horas más tarde, el domingo, se acoplaron a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). Es la primera vez que una nave espacial comercial lleva una tripulación al laboratorio espacial. Allí pasarán alrededor de 110 días.

Leer más: La nueva nave espacial 'Endeavour' de SpaceX acaba de hacer historia al acoplarse a la Estación Espacial Internacional con 2 astronautas de la NASA en su interior

Musk aseguró que presenciar el lanzamiento tripulado, el primero desde suelo estadounidense desde que la NASA retiró su programa de transbordadores espaciales hace casi 9 años, le hizo encogerse de emoción.

"Estoy realmente abrumado por la emoción de este día. Es un poco difícil hablar, francamente", indicó Musk durante una rueda de prensa después del lanzamiento. "He pasado 18 años trabajando en este objetivo, así que es difícil creer que haya sucedido".

La nave espacial SpaceX's Crew Dragon, llamada Endeavour por los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley, se acerca a la Estación Espacial Internacional para acoplarse el 31 de mayo de 2020.

NASA

La misión de los astronautas, llamada Demo-2, tiene como objetivo mostrar a la NASA que SpaceX puede poner en órbita a las personas y devolverlas a la Tierra a salvo. Musk es a menudo acreditado como el genio detrás de los éxitos de su compañía, pero esta vez el CEO ha destacado a la cohorte de personas que ayudaron a que la misión se llevara a cabo.

"Si pienso en el número total de personas involucradas en hacer que esta misión sea un éxito, probablemente llegue 100.000", reveló Musk, incluyendo sus aproximadamente 8.000 empleados, los de la NASA, y una variedad de contratistas. "Así que me gustaría sólo expresar una palabra de aprecio y felicitaciones, de nuevo, a todos los involucrados lograr que este lanzamiento haya sido un éxito".

Leer más: Así se preparan los astronautas de la NASA para volar al espacio

Sin embargo, y a pesar de su conocido ego, Musk añadió que no estaba seguro de que este día pudiera hacerse realidad, así como tampoco estaba seguro de que su compañía pudiera alcanzar la órbita espacial.

"Yo también dudé"

Lanzamiento del cohete de SpaceX para la NASA
REUTERS/Steve Nesius

Musk creó SpaceX con la intención de, algún día, implantar un invernadero en Marte. Esperaba que tal maniobra inspirara al público a apoyar la exploración del planeta rojo y, en última instancia, dar a la NASA el impulso presupuestario que necesitaba para hacer mucho más.

Sin embargo, la naciente compañía de cohetes primero tuvo que demostrar que podía enviar una pequeña carga útil a la órbita mediante su propio un lanzador. Los primeros tres intentos fallaron, por lo que Musk invirtió el resto de su fortuna de 165 millones de dólares (148 millones de euros) de la venta de PayPal en el cuarto —y finalmente exitoso— intento de lanzamiento del Falcon 1.

Leer más: Uno de los astronautas de la primera misión tripulada de SpaceX revela lo que más le impresiona de la compañía

Desde entonces, SpaceX obtuvo un contrato con la NASA para enviar cargas a la estación espacial mediante el Cargo Dragon, o Dragon 1. Para apoyar esos lanzamientos, la compañía desarrolló su cohete de trabajo Falcon 9, creado en junio de 2010.

El primer vuelo de Cargo Dragon, en diciembre de ese año, consistió en un envío de suministros entre los que figuraba una rueda de queso.

Leer más: Los primeros viajes espaciales tripulados de SpaceX podrían llevarse a cabo a partir de 2021

El lanzamiento y las misiones oficiales de reabastecimiento que le siguieron allanaron el camino para que SpaceX ganara un contrato del Programa de Tripulación Comercial de la NASA en 2012. Con él desarrollaron la Crew Dragon: la nave que acaba de lanzar Behnken y Hurley a la órbita terrestre baja.

El CEO de SpaceX, Elon Musk, aguarda detrás del cordón de la NASA para culminar las pruebas de lanzamiento de su nave Crew Dragon.
El CEO de SpaceX, Elon Musk, aguarda detrás del cordón de la NASA para culminar las pruebas de lanzamiento de su nave Crew Dragon.

NASA

Durante la sesión informativa posterior al lanzamiento, Business Insider preguntó a Musk si tenía un mensaje para aquellos que alguna vez dudaron de él o de la compañía.

"Para ser totalmente franco, yo también dudé de nosotros. Pensé que tal vez, al iniciar SpaceX, teníamos un 10% de posibilidades de alcanzar la órbita. Así que a aquellos que dudaron de nosotros les diría, bueno, creo que podrías tener razón", señaló Musk a Business Insider.

Leer más: X Æ A-12 ahora se llama X Æ A-XII: Elon Musk y Grimes han tenido que cambiarle el nombre a su hijo porque no cumplía con las leyes del Estado de California

Y añadió: "Nos llevó cuatro intentos sólo para llegar a la órbita con el Falcon 1... La gente me contaba este chiste: ¿Cómo se hace fortuna en la industria de los cohetes? Empezando con uno grande, esa es la clave". En este sentido, SpaceX "lo logró por poco" en el lanzamiento del Falcon 1, ya que un cuarto fracaso habría llevado a la bancarrota a la compañía.

"Era todo el dinero que teníamos invertido ese cuarto lanzamiento y ni siquiera era suficiente para salvar la compañía. También tuvimos que ganar el contrato de reabastecimiento de carga de la NASA", relató Musk. "Son las dos claves que salvaron a SpaceX; de lo contrario, no lo hubiéramos logrado. Así que oye, creo que esos escépticos habían hecho una evaluación correcta, pero afortunadamente el destino nos ha sonreído y nos ha traído hasta aquí hoy".

Leer más: Elon Musk se deshace de su patrimonio: pone a la venta 5 nuevas propiedades por 100 millones de dólares

Musk cree que el lanzamiento, por muy emocionante que sea, es un hito que ha tardado demasiado tiempo en realizarse, sobre todo en el marco del objetivo de volver a aterrizar en la Luna y explorar otros planetas.

"Este es, con suerte, el primer paso en un viaje hacia una civilización en Marte", aseguró Musk. "La vida se vuelve multiplanetaria por primera vez en los 4.500 millones de años de historia de la Tierra... Creo que este es, con suerte, el primer paso de ese viaje. Lo que ha pasado hoy lo hace posible: hacer que la gente orbite, finalmente, después de 18 años".

Con ese fin, SpaceX está desarrollando actualmente un nuevo sistema de lanzamiento totalmente reutilizable llamado Starship en el sur de Texas (EEUU). Aunque la incipiente ubicación para el desarrollo y el lanzamiento está lleno de actividad, y Musk espera que progresa, numerosos prototipos de la compañía han fallado catastróficamente.

Y además