El CEO de Twitter explica por qué buscar bots en muestras aleatorias de 100 usuarios es una mala idea, y Elon Musk responde con un "💩"

Elon Musk.

Reuters

Elon Musk ha dicho que su acuerdo para comprar Twitter está en espera debido a la proliferación de spam y cuentas automatizadas en la plataforma, pero el CEO Parag Agrawal no está de acuerdo con su proyecto para estudiar la gravedad del asunto.

"No creemos que esta estimación específica pueda realizarse externamente, dada la necesidad crítica de utilizar información tanto pública como privada (que no podemos compartir)", ha tuiteado Agrawal sobre la propuesta de Musk de tomar una muestra de un conjunto aleatorio de 100 usuarios. "Externamente, ni siquiera es posible saber qué perfiles se pueden contar en un día determinado como mDAU [usuarios activos diarios y monetizables]".

Según Agrawal, revelar su plan públicamente aparentemente ha metido a Musk en problemas con el equipo legal de Twitter, que ha dicho que violado un acuerdo de confidencialidad.

La mano derecha de Elon Musk: Jared Birchall, un exbanquero de Morgan Stanley y Goldman Sachs con lealtad a prueba de bombas al dueño de Tesla

Agrawal también ha comentado que Twitter está "fuertemente motivada" para encontrar y eliminar el spam y que "cualquiera que sugiera lo contrario está simplemente equivocado".

Musk ha respondido poco después al hilo de Agrawal con el emoji de la caca sonriente.

La conversación del lunes entre los dos directivos es el último giro después de que Musk dijera el viernes que su compra de Twitter está en el aire hasta que pudiera verificar que la estimación de la compañía de usuarios falsos o de spam es precisa, asegurando que "sigue estando comprometido con la adquisición". 

La compañía ha asegurado en anteriores ocasiones que las cuentas falsas representan menos del 5% de los usuarios.

Mientras tanto, Musk también ha lanzado una pulla al algoritmo de Twitter, aconsejando a sus seguidores que configuren sus líneas de tiempo en orden cronológico.

"El algoritmo os está manipulando de forma que no os dais cuenta", ha asegurado. 

El cofundador y ex-CEO de Twitter, Jack Dorsey, con el que Musk siempre ha compartido una relación amistosa en Iiternet, ha respondido que el algoritmo de la aplicación "no fue diseñado para manipular", sino para ahorrar tiempo a los usuarios que se alejan de la plataforma durante un tiempo y desean ver el contenido que más les interesa.


Otros artículos interesantes:

Trump cree que Elon Musk no acabará comprando Twitter "de ninguna manera"

La compra de Twitter por parte de Elon Musk está más en el aire que nunca: así podría desmoronarse la operación

Todas las empresas lideradas por Elon Musk y qué hace exactamente cada una: desde cavar túneles hasta fabricar implantes cerebrales

Te recomendamos