Pasar al contenido principal

Elon Musk insiste en que habrá un millón de robotaxis autónomos de Tesla antes de final de año pese al coronavirus

Elon Musk pasa de ridiculizar el miedo al coronavirus a ofrecer sus fábricas para producir respiradores
  • El plan de Tesla y de su CEO, Elon Musk, es tener una flota de coches autónomos compartidos para finales de este año, aunque todavía no tiene el visto bueno del regulador.

  • El plan de Musk es convertir hasta un millón de modelos de Tesla ya vendidos y en circulación en coches autónomos que formen parte de la plataforma Tesla Network para su uso compartido.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A pesar de las circunstancias excepciones, de la falta de regulación y de que Elon Musk se ha pillado los dedos en numerosas ocasiones con las fechas, el CEO de Tesla confía en que a finales de este año la compañía pondrá en marcha su servicio de robotaxis.

El plan de Musk es convertir hasta un millón de modelos de Tesla ya vendidos y en circulación en coches autónomos que formen parte de la plataforma Tesla Network para su uso compartido — y para beneficio económico de los propietarios que decidan sumarse a la plataforma a través de una app.

Leer más: Berkshire Hathaway, de Warren Buffett, tiene dinero suficiente para comprar Tesla, Starbucks o McDonald's después de que el temor por el coronavirus diezmara su valor de mercado

A esta plataforma de coches autónomos compartidos podrá sumarse cualquier propietario de Tesla compatible con la conducción autónomo que, en teoría, se activará con una actualización de software.

La actualización y nuevas capacidades de estos vehículos, según Musk, hará de estos Tesla vehículos "mucho más valiosos" porque además darán beneficios económicos a sus propietarios, tanto al ofrecerlos como robotaxis como en su futura venta.

Leer más: El modo "defensa contra armas biológicas" de Tesla podría protegerte frente al coronavirus

Una plataforma para hacer frente a Uber y Cabify

De este modo Tesla planea hacer frente a Uber y Cabify pero con la diferencia de no requerir de conductor y con un coste por kilómetro inferior, por debajo de los 0,15 euros, por lo que Musk calcula obtener alrededor de 30.000 dólares de beneficio al año por cada robotaxi que ponga en la carretera, una cifra diez veces superior al margen de beneficio que obtiene hoy por cada vehículo que vende.

Tanto es así que Musk se ha llegado a plantear dejar de vender coches a particulares, aunque después aclaró que siempre será posible comprar un Tesla, pero que eso, vender coches a particulares, ya no será la prioridad de Tesla.

La regulación, el gran obstáculo

Todavía hoy Musk admite que la regulación de los coches autónomos es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta su plan. Tanto que podría dar al traste con cualquier fecha prevista por el CEO, conocido precisamente por utilizar un calendario diferente al del resto de la humanidad.

Aunque ayer Musk manifestaba en Twitter su confianza en poner en marcha su flota de robotaxis a finales de este año, al margen de "la gran incógnita" de la regulación.

También en Twitter este fin de semana Musk confirmó qué utilidad tiene la cámara interior de los Model 3 dando como correcta la suposición de un usuario de la red social: "Lo más probable es que se para los robotaxis: de este modo si alguien daña el vehículo será captado por la cámara", a lo que Musk respondió con un escueto "exacto".

Y además