Por qué Elon Musk se verá obligado a comprar Twitter por 44.000 millones, según un experto en fusiones y adquisiciones empresariales

Kali Hays
| Traducido por: 
Elon Musk, CEO y fundador del fabricante automovilístico Tesla.
Elon Musk, CEO y fundador del fabricante automovilístico Tesla.

REUTERS/Adrees Latif

Elon Musk se ha pasado los últimos meses tratando de salirse del acuerdo para adquirir Twitter. A pesar de sus costosos esfuerzos, es casi seguro que será el nuevo propietario de la plataforma a finales de año, dice un experto legal.

"Para mí, todas las reclamaciones de Musk carecen de fuerza. Muchas son extremadamente débiles", comenta Robert Miller, un profesor de Derecho con amplia experiencia en fusiones y adquisiciones y leyes relacionadas en el Tribunal de Delaware (Estados Unidos), donde Twitter demandó a Musk en julio para forzar su adquisición de la compañía por 44.000 millones de dólares

Miller ha hablado sobre el caso en una videollamada con analistas de Wells Fargo.

"Creo que Musk perderá, y si lo hace, estoy muy seguro de que se le exigirá cerrar el acuerdo", explica Miller, que ha concretado que deberá hacerlo al precio de 44.000 millones de dólares que aceptó pagar en su día.

Miller ha detallado los poderes que tiene el tribunal para asegurarse de que Musk cumpla con cualquier sentencia en su contra, desde tomar el control de sus acciones de Tesla hasta la posibilidad de ir a la cárcel.

Musk solo necesita convencer a la jueza Kathaleen McCormick de una de sus demandas, mientras que Twitter necesita convencerla de todas ellas. Aun así, Miller otorga a Muskuna posibilidad inferior al 10% de ganar el caso y liberarse del acuerdo. Musk puede apelar la sentencia, y es probable que lo haga, pero es casi seguro que se verá obligado a comprar Twitter, sostiene Miller.

"Está bien establecido en la ley de Delaware que los incumplimientos de un acuerdo de fusión en el que un adquirente se niega a cerrar se suelen resolver a favor de la empresa adquirida", detalla Miller. "De hecho, ha ocurrido cada vez que se ha litigado este asunto".

 

Musk ha acusado a Twitter de tergiversar públicamente su número usuarios activos diarios monetizables, o mDAU, por sus siglas en inglés, porque la plataforma tiene muchos más bots y cuentas falsas de lo que afirma, lo que según Musk equivale a un fraude

Musk también ha afirmado que Twitter viola las leyes de privacidad de datos y carece de algunos derechos de propiedad intelectual sobre sus herramientas. Se basa en este punto en la denuncia del antiguo jefe de seguridad de Información de Twitter, Peiter Zatko. Además, el CEO de Tesla ha acusado a Twitter de violar la ley de Texas, donde vive gran parte del año.

Todas las afirmaciones de Musk tienen "problemas recurrentes" similares, comenta Miller. 

En consecuencia, el multimillonario tiene una empinada "colina que escalar", ya que debe demostrar que la mayor parte de lo que acusa a Twitter no solo es cierto, sino que también tuvo un efecto material adverso, un término legal que se refiere a las condiciones que tienen un impacto desmesurado en el negocio y el valor de una empresa.

"Mi conclusión es que Elon tendrá problemas".

Estos son, a ojos de Miller, los más importantes.

Los supuestos bots de Twitter

Twitter ha mantenido durante mucho tiempo en sus documentos presentados ante la SEC (el equivalente en EEUU a la CNMV) que estima que el 5% de sus cuentas son probablemente spam o, dicho de otro modo, cuentas no auténticas, lo que significa que no son operadas por un solo usuario humano. 

Musk sabía que Twitter tiene bots, e incluso declaró en el comunicado de prensa que anunciaba el acuerdo que los "derrotaría". Desde entonces, ha afirmado que fue engañado sobre la magnitud del problema, y ahora dice que este supone una verdadera amenaza para el negocio de Twitter.   

Para Miller, este es el argumento más fuerte de Musk, pero también aclara que el lenguaje de Twitter sobre estos bots en sus documentos presentados ante la SEC está tan cuidadosamente redactado que incluso si Musk demuestra que Twitter tiene más bots de los que afirma, las "declaraciones de la compañía podrían no ser falsas, y mucho menos fraudulentas" desde una perspectiva legal. 

Musk tendrá que demostrar no solo que Twitter se equivoca sobre el número de bots que alberga, sino que conocía formas "mejores o más precisas" de calcular el número de cuentas falsas y que decidió no utilizarlas.

Si se demuestran todas esas cosas, Twitter habría incurrido efectivamente en un "fraude masivo", dice Miller. Cualquier ejecutivo que lo supiera sería culpable de tráfico de información privilegiada. Dado lo que está en juego, Miller es escéptico sobre que la demanda llegue tan lejos.

De ser acosado en el colegio a convertirse en el hombre más rico del mundo: la increíble historia de Elon Musk

El incumplimiento de Twitter con la FTC

Musk ha dicho que Twitter no cumple con varios aspectos de una norma de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) creada para asegurar que las prácticas de una compañía en cuestión de privacidad de datos son adecuadas. Miller explica que esta afirmación es la "más importante" que se desprende de la denuncia de Zatko.

Los documentos de Twitter presentados ante la SEC no contienen declaraciones "que sean obviamente falsas", incluso si se descubriera que todas las alegaciones de Zatko son ciertas, relata Miller. Es difícil demostrar que Twitter haya tergiversado u omitido intencionadamente información relevante sobre el decreto de consentimiento o cuestiones de seguridad.

Miller afirma además que el acuerdo de adquisición está escrito a favor de Twitter, ya que no incluye cláusulas típicas como alusiones a la ciberseguridad.

Dichas cláusulas suele ser el lugar en el que una empresa expone lo que hace para proteger sus datos y a sus usuarios y las medidas que ha tomado para corregir infracciones de seguridad pasadas. Sin algo así en el acuerdo, Musk tiene poco que decir sobre esta reclamación.

La verdadera historia de Twitter

Licencias de propiedad intelectual de Twitter

Musk también afirma que Twitter no es titular de algunas de las licencias de propiedad intelectual utilizadas en la construcción de algunas de sus herramientas de aprendizaje automático. El magnate argumenta que el hecho de que Twitter no revele esto cuenta como "omisión material". 

Pero los archivos de Twitter ante la SEC carecen de declaraciones claramente fraudulentas o engañosas en este frente, y el acuerdo de fusión incluye un lenguaje que es "asombrosamente" ventajoso para Twitter, analiza Miller.

Normalmente, este tipo de acuerdos recogen que la empresa no infringe los derechos de propiedad intelectual de otros en ningún aspecto material. 

El acuerdo de Twitter y Musk, sin embargo, dice que "según el conocimiento de la empresa", Twitter no infringe los derechos de propiedad intelectual de otros, y que si lo hace, no es en un grado que tenga un "efecto material adverso" en la empresa. Esto es "extremadamente inusual", manifiesta el analista.

"Es casi imposible imaginar que esta afirmación, así formulada, resulte ser falsa", concluye.

Así vive y gasta su dinero Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX

Twitter viola las leyes de Texas

Musk gestiona Tesla, SpaceX y The Boring Company desde Texas y ha acusado a Twitter de violar la Ley de Valores de ese estado. 

Bajo esta normativa, los abogados de Musk solo tendrían que demostrar que Twitter "debería haber sabido" que cualquiera de las declaraciones que hizo públicamente eran falsas. 

Este es un listón más bajo que el que propone la ley de Delaware, donde la acusación debe demostrar que Twitter supo siempre y en todo momento que lo que decía era falso. 

Este reclamo no prosperará porque el acuerdo de Musk dice explícitamente que cualquier disputa legal que pueda surgir sobre el mismo se dirimirá bajo la jurisdicción de Delaware.

"Musk tiene más posibilidades de ir a Marte y que esto se dirima bajo la ley marciana que de que le permitan hacerlo bajo la ley de Texas", resume Miller.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.