Pasar al contenido principal

"Nuestra industria no respeta la tradición, solo respeta la innovación": el email que envió Satya Nadella a los empleados de Microsoft en su primer día como CEO

Satya Nadella, CEO de Microsoft
Satya Nadella, CEO de Microsoft REUTERS/Charles Platiau
  • Satya Nadella asumió el cargo de CEO de Microsoft hace seis años, el 4 de febrero de 2014.
  • Se le suele atribuir la reorientación de la compañía hacia el mercado de computación en la nube, sacándola de un largo período de estancamiento y convirtiéndola en la principal rival de Amazon Web Services, dominadora del mercado.
  • Esa transformación no parecía nada clara el día que Nadella aterrizó en Microsoft. Por aquella época la empresa se intentaba recuperar de sus fracasos en la industria de la telefonía móvil y trataba de mantenerse como un actor relevante dentro del mercado de los ordenadores, cada vez más pequeño.
  • "Nuestra industria no respeta la tradición, solo respeta la innovación".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cuando Satya Nadella asumió el cargo de CEO de Microsoft el 4 de febrero de 2014 el titán tecnológico tenía por entonces 39 años de edad y se tambaleaba por culpa de una serie de sonados fracasos.

La visión de "dispositivos y servicios" de su predecesor, Steve Ballmer, no estaba funcionando: la adquisición de Nokia había demostrado ser una soga al cuello mientras Google y Apple se adueñaban a pasos agigantados del mercado de los smartphones. La industria de los PC se reducía año tras año, lo que provocaba pérdidas en Windows —negocio insignia por aquella época de Microsoft— y, al mismo tiempo, el frío recibimiento a la videoconsola Xbox One parecía la puntilla para la empresa.

En su primer día como CEO, Nadella escribió un correo electrónico a los empleados sobre cómo Microsoft necesitaba realizar un cambio. Introdujo una nueva estrategia que remplazaría el mantra de Ballmer y guió la transformación de Microsoft hacia la fuerza motriz de la nube:  "Móvil y cloud-first".

"Nuestra industria no respeta la tradición, solo respeta la innovación", escribió Nadella. "Este es un momento crítico para la industria y para Microsoft. No os equivoquéis, nos dirigimos a espacios más grandes, a medida que la tecnología evolucione y nosotros evolucionemos con ella y por delante de ella. Nuestro trabajo es asegurarnos de que Microsoft prospere en un mundo móvil y en la nube".

El mantra de Nadella sonaba similar al de Ballmer, pero representó un cambio fundamental para la compañía al focalizarse en la computación en la nube. Cuando los ingresos de Microsoft se vieron afectados debido a los problemas del negocio de telefonía móvil de la empresa y a la caída del mercado de los ordenadores personales, la promesa del negocio emergente de la nube fue lo que ayudó a Microsoft a recuperar la confianza de los inversores.

Hoy en día, Microsoft es el segundo actor en el mercado de la nube con más del 15 por ciento del mercado, representando la amenaza más fiable al dominio de Amazon Web Services. La transformación de la compañía es palpable en las métricas financieras. El valor de mercado de Microsoft asciende a unos 1,32 billones de dólares en el momento de escribir este artículo en comparación a los 300.000 millones de dólares que valía cuando Nadella asumió su cargo, y los ingresos alcanzaron los 125.800 millones de dólares en 2019 frente a los 86.800 millones de dólares de 2014. 

Leer más: Microsoft emigra a la nube: ya gana más dinero con su negocio cloud que con Windows u Office

Lee el correo enviado por Nadella a sus empleados en su primer día como CEO de Microsoft, hace seis años:

De: Satya Nadella
A: Todos los empleados
Fecha: 4 de febrero de 2014
Asunto: RE: Satya Nadella – Nuevo CEO de Microsoft

Hoy es un día muy especial para mí. Me recuerda a mi primer día en Microsoft, hace 22 años. Al igual que tú, tuve la opción de elegir dónde ir a trabajar. Vine aquí porque creí que Microsoft era la mejor compañía del mundo. Entonces vi claramente cómo empoderamos a la gente para hacer cosas mágicas con nuestras creaciones y, finalmente, hacer del mundo un lugar mejor. Sabía que no había una mejor empresa a la que unirme si quería marcar la diferencia. Es la misma inspiración que me sigue impulsando hoy.

Es un honor increíble para mí liderar y servir a esta gran compañía. Steve y Bill la han llevado desde una idea hasta ser una de las empresas más grandes y universalmente admiradas del mundo. He tenido la suerte de haber trabajado en estrecha colaboración con Bill y Steve en mis diferentes roles en Microsoft, y al entrar como CEO, le pedí a Bill que dedicara tiempo extra a la empresa, centrándose en la tecnología y los productos. También espero con ansias trabajar con John Thompson como nuestro nuevo presidente de la Junta.

A pesar de que hemos experimentado un enorme éxito, estamos hambrientos de conseguir más. Nuestra industria no respeta la tradición — solo respeta la innovación. Este es un momento crítico para la industria y para Microsoft. No os equivoquéis, nos dirigimos a espacios más grandes, a medida que la tecnología evolucione y nosotros evolucionemos con ella y por delante de ella. Nuestro trabajo es asegurarnos de que Microsoft prospere en un mundo móvil y en la nube

Mientras comenzamos una nueva fase de este viaje juntos, quería compartir algunos datos sobre mí mismo y sobre lo que me inspira y motiva.

¿Quién soy?

Tengo 46 años. Llevo 22 años casado y tenemos 3 hijos. Y como cualquier otra persona, mucho de lo que hago y cómo lo hago creo que está moldeado en general por mi familia y mis experiencias de la vida. Muchos de los que me conocen dicen que también me defino por mi curiosidad y sed de aprendizaje. Compro más libros de los que puedo terminar. Me inscribo en más cursos online de los que puedo completar. Fundamentalmente creo que si no estás aprendiendo cosas nuevas, dejas de hacer cosas geniales y útiles. Así que la familia, la curiosidad y el hambre de conocimiento me definen.

¿Por qué estoy aquí?

Estoy aquí por la misma razón por la que creo que la mayoría de las personas entran a Microsoft — para cambiar el mundo a través de la tecnología empoderando a las personas para hacer cosas increíbles. Sé que puede sonar exagerado — y sin embargo es cierto. Lo hemos hecho, lo estamos haciendo hoy, y somos el equipo que lo volverá a hacer.

Creo que en la próxima década la informática se volverá aún más omnipresente y la inteligencia se convertirá en el entorno. La coevolución de software y los nuevos factores de forma del hardware mediarán y digitalizarán muchas de las cosas que hacemos y experimentamos en los negocios, la vida y nuestro mundo. Esto será posible gracias a una red cada vez mayor de dispositivos conectados, una increíble capacidad de computación desde la nube, información desde el big data e inteligencia a partir del aprendizaje automático.

Este es un mundo impulsado por el software.

Nos conectará mejor con nuestros amigos y familiares y nos ayudará a ver, expresar y compartir nuestro mundo de formas nunca antes posibles. Permitirá a las empresas atraer clientes de maneras más efectivas.

Estoy aquí porque tenemos una capacidad incomparable para generar un impacto.

¿Por qué estamos aquí?

En nuestros primeros tiempos, nuestra misión trataba sobre un PC en cada escritorio y hogar, un objetivo que hemos logrado principalmente en el mundo desarrollado. Hoy nos centramos en una gama más amplia de dispositivos. Aunque el acuerdo aún no está firmado, daremos la bienvenida a nuestros dispositivos y servicios familiares de Nokia y las nuevas capacidades móviles que nos brindan.

Al mirar hacia adelante, debemos ponernos a cero en lo que Microsoft puede contribuir de manera única al mundo. La oportunidad que nos espera requerirá que reimaginemos mucho de lo que hemos hecho en el pasado para un mundo móvil y en la nube, y que hagamos cosas nuevas.

Somos los únicos que podemos aprovechar el poder del software y entregarlo a través de dispositivos y servicios que realmente empoderen a cada individuo y cada organización. Somos la única compañía con historia y enfoque continuo en la construcción de plataformas y ecosistemas que crean una amplia oportunidad.

Leer más: Microsoft supera con holgura las expectativas de Wall Street impulsada por su negocio en la nube

Qi Lu lo captó bien en una reciente reunión cuando dijo que Microsoft empodera de manera única a las personas para "hacer más". Esto no significa que debamos hacer más cosas, sino que el trabajo que hacemos le permite al mundo hacer más de aquello que le importa: hacer cosas, divertirse, comunicarse y lograr grandes éxitos. Este es el núcleo de lo que somos, e impulsar este valor central en todo lo que hacemos  —ya sea en la nube o en las experiencias en dispositivos—  es la razón por la que estamos aquí.

¿Qué vamos a hacer ahora?

Parafraseando una cita de Oscar Wilde — debemos creer en lo imposible y eliminar lo improbable.

Esto empieza por la claridad de objetivos y el sentido de responsabilidad que nos llevará a imaginar lo imposible y a cumplirlo. Necesitamos priorizar la innovación que se focalice en nuestro valor central de empoderar a los usuarios y organizaciones para "hacer más". Hemos elegido un conjunto de actividades de alto valor como parte de nuestra estrategia One Microsoft. Y con el lanzamiento de cada servicio y dispositivo en el futuro, necesitamos traer más innovación para abordar estos escenarios.

Lo siguiente es que cada uno de nosotros necesita hacer su mejor trabajo, liderar y ayudar a impulsar el cambio cultural. A veces subestimamos lo que cada uno puede hacer para que las cosas sucedan y sobreestimamos lo que otros necesitan hacer para movernos hacia delante. Debemos cambiar esto.

Para finalizar, creo realmente que cada uno de nosotros debe encontrar significado en nuestro trabajo. El mejor trabajo ocurre cuando sabes que no es solo trabajo, sino algo que mejorará la vida de otras personas. Esta es la oportunidad que nos impulsa a cada uno de nosotros en esta empresa.

Muchas empresas aspiran a cambiar el mundo. Pero muy pocos tienen todos los elementos necesarios: talento, recursos y perseverancia. Microsoft ha demostrado que tiene los tres en abundancia. Y como nuevo CEO no puedo pedir una mejor base.

Construyamos juntos sobre esta base.

Satya

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime

Y además