Una exempleada de Amazon que dice padecer una enfermedad intestinal acusa a la empresa de despedirla por hacer demasiadas pausas para ir al baño

Amazon

Amazon

  • Una mujer afirma que fue despedida de un almacén de Amazon después de tomar demasiados descansos para ir al baño.
  • Maria Iris Jennitte Olivero ha presentado una demanda en la que afirma que padece síndrome del colon irritable.
  • En la demanda, Olivero acusa a su jefe de despedirla antes de que pudiera obtener un informe médico.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una mujer ha acusado a Amazon de despedirla de uno de sus almacenes por hacer frecuentes pausas para ir al baño, algo que atribuye a un síndrome del colon irritable.

Maria Iris Jennitte Olivero presentó una demanda en junio ante el Tribunal Superior de Nueva Jersey, en Estados Unidos, solicitando una indemnización por daños y perjuicios. 

A principios de este mes, Amazon ha respondido en el Tribunal de Distrito de EEUU intentando elevar el caso a un tribunal federal.

Amazon endurece su política contra las reseñas falsas y suspende más de 50.000 cuentas

Ni el abogado de Olivero ni Amazon han respondido las solicitudes de comentarios de Business Insider.

Olivero empezó en Amazon en julio de 2020.

Según consta en la denuncia, cuando esta le dijo a uno de sus responsables en noviembre que tenía síndrome del colon irritable y que necesitaba ir al baño hasta 6 veces al día, este le respondió que consiguiera para ello un justificante del médico. 

Según consta en los documentos, Olivero no consiguió este justificante.

En enero, según consta en la denuncia, este gerente dijo a Olivero que la iban a multar y que tendría que conseguir el justificante del médico en un plazo de 5 días

Sin embargo, según la versión de Olivero, la primera cita disponible con el médico era 6 días después de este aviso. Según el escrito de denuncia, en efecto, la despidieron 5 días después.

Según la demanda, el gerente de Olivero le dijo que para entonces era "demasiado tarde" para presentar un justificante médico y que habían decidido despedirla.

Amazon se lanza a por el comercio físico y planea abrir sus propios grandes almacenes

La demanda acusa a la empresa de discriminar a una persona con discapacidad y de no adaptar su puesto de trabajo según la Ley contra la Discriminación de Nueva Jersey.

Olivero no ha especificado en su demanda cuánto pedirá por daños y perjuicios. Amazon espera que pida más de 75.000 dólares. Es por ello que pide comparecer ante un juzgado federal.

Igualmente, como parte de su argumento de por qué el caso debe ser trasladado a un tribunal federal, la empresa también ha detallado los honorarios de Olivero.

"La demandante ganaba 15,25 dólares por hora, es decir, 31.720 dólares anuales, y recibía un diferencial de 0,60 dólares por hora por turno, es decir, 1.248 dólares anuales", han dicho los abogados de la empresa.

"Por lo tanto, ahora mismo, los supuestos salarios brutos perdidos del demandante hasta la fecha son de 17.251,75 dólares".

Otros artículos interesantes:

Los colchones más vendidos en Amazon: estos son los modelos que causan furor

Amazon se lanza a por el comercio físico y planea abrir sus propios grandes almacenes

Esta bombilla inteligente de TP-Link está disponible a mitad de precio y se vende por solo 10 euros en Amazon

Te recomendamos