Empleados de Blue Origin aseguran en una carta que no se sentirían seguros montando en un cohete de la compañía y que es "afortunado" que no haya sucedido nada

Jeff Bezos (izquierda) se lanzó a bordo del cohete New Shepard de Blue Origin (derecha) en julio.
Jeff Bezos (izquierda) se lanzó a bordo del cohete New Shepard de Blue Origin (derecha) en julio.

Anushree Fadnavis/Reuters; Blue Origin

  • Este jueves, 21 empleados de Blue Origin han publicado una carta abierta de denuncia de irregularidades y han asegurado que no viajarían en un cohete de la compañía por motivos de seguridad. 
  • Uno de ellos ha declarado que es una "suerte" que no haya pasado nada, además de que ninguna agencia federal regula la seguridad de los pasajeros en vuelos espaciales privados.
  • Descubre más historias en Business Insider España

En una carta abierta, un grupo de empleados actuales y anteriores de Blue Origin han confirmado que no volarían a bordo del cohete de la compañía porque no creen que sea lo suficientemente seguro.

Jeff Bezos, quien fundó la compañía en 2000, se lanzó al borde del espacio a bordo de su cohete New Shepard en julio. Desde ese vuelo, Blue Origin ha abierto la venta de boletos y el lanzamiento de 4 clientes está programado para el 12 de octubre. 

Pero la nueva carta dice que el liderazgo de Blue Origin ha ignorado las preocupaciones de seguridad de los empleados a favor de "hacer progresos para Jeff" y acelerar el calendario de lanzamientode New Shepard.

La única autora nombrada en la carta es Alexandra Abrams, quien solía dirigir las comunicaciones de los empleados de Blue Origin. Ha publicado el discurso en el sitio web Lioness el jueves, aunque dice que otros 20 empleados actuales y anteriores de Blue Origin lo han coescrito. 

Ninguno de esos coautores ha sido nombrado, pero CBS News ha hablado con 5 de ellos. La carta también hace afirmaciones de una cultura de sexismo, acoso e intolerancia a la disidencia en Blue Origin.

El fundador de Blue Origin, Jeff Bezos, con unas gafas de aviación que pertenecieron a Amelia Earhart.
El fundador de Blue Origin, Jeff Bezos, con unas gafas de aviación que pertenecieron a Amelia Earhart.

Joe Raedle/Getty Images

New Shepard ha volado con éxito 15 veces sin personas a bordo y una vez con pasajeros, cuando Bezos se fue. El cohete tiene un sistema de emergencia que puede arrojar la cápsula del pasajero lejos de un cohete defectuoso si es necesario.

Sin embargo, la carta ha destacado: "En opinión de un ingeniero que firmó este ensayo, Blue Origin ha tenido suerte de que no haya sucedido nada hasta ahora. Muchos de los autores de este ensayo dicen que no volarían en un vehículo de Blue Origin".

2 exempleados de Blue Origin han confirmado a CBS News que no se sentirían cómodos montando una nave espacial Blue Origin.

Jeff Bezos podría estar financiando en secreto una startup de rejuvenecimiento con un grupo exclusivo de científicos con salarios millonarios

En una declaración enviada por correo electrónico a Business Insider, Blue Origin ha incidido en que Abrams "fue despedido por causa justificada hace 2 años, después de repetidas advertencias por problemas relacionados con las regulaciones federales de control de exportaciones". Abrams ha negado haber recibido tales advertencias.

Al menos 17 importantes ingenieros y líderes han abandonado Blue Origin este verano, muchos de ellos en la semana posterior al vuelo espacial de Bezos, según informó CNBC en agosto. 

Las razones de sus salidas no están claras, aunque las  calificaciones de Glassdoor sugieren que solo el 19% de los empleados de Blue Origin aprueban a su CEO, Bob Smith. Eso se compara con un índice de aprobación del 92% para Elon Musk de SpaceX y el 77% para Tory Bruno de United Launch Alliance.

La declaración de Blue Origin también ha remarcado: "Respaldamos nuestro historial de seguridad y creemos que New Shepard es el vehículo espacial más seguro jamás diseñado o construido".

Aunque la carta abierta dice que la seguridad fue "la fuerza impulsora" detrás de la decisión de publicarla para muchos de sus coautores. 

También explica que en 2018, cuando alguien nuevo se hizo cargo de un equipo en particular, el gerente descubrió que el equipo había documentado "más de 1.000 informes de problemas" relacionados con los motores de cohetes de la compañía. Ninguno de esos informes había sido abordado, continúa la carta.

Además, la carta agrega que Blue Origin ha rechazado con frecuencia solicitudes "de ingenieros, personal o gastos adicionales", al tiempo que agrega más responsabilidades a los equipos que son demasiado pequeños para manejarlos.

"A los empleados a menudo se les dice que 'tengan cuidado con el dinero de Jeff', que 'no pidan más' y 'estén agradecidos'", añade la carta.

Los pasajeros de cohetes comerciales vuelan bajo su propio riesgo

La cápsula de la tripulación de New Shepard se lanza en paracaídas a un aterrizaje en el sitio de lanzamiento uno de Blue Origin en Texas, el 14 de enero de 2021.
La cápsula de la tripulación de New Shepard se lanza en paracaídas a un aterrizaje en el sitio de lanzamiento uno de Blue Origin en Texas, el 14 de enero de 2021.

Blue Origin

El vuelo espacial siempre es arriesgado. Aproximadamente el 1% de los vuelos espaciales tripulados en Estados Unidos han resultado en un accidente fatal, según un análisis publicado a principios de este año.

"Eso es bastante alto", aseguró a Business Insider George Nield, coautor de ese informe. Nield anteriormente se desempeñó como administrador asociado de la Administración Federal de Aviación (FAA) y dirigió su Oficina de Transporte Espacial Comercial. "Es unas 10.000 veces más peligroso que volar en un avión comercial".

"Para aprender a hacer esto de manera más segura, confiable y rentable, muchas personas creen que debemos seguir ganando experiencia teniendo cada vez más de estos vuelos", agregó.

Actualmente, ninguna agencia federal regula la seguridad de los pasajeros en vuelos espaciales comerciales privados. Por ahora, el trabajo de la FAA es solo garantizar que los lanzamientos de cohetes sean seguros para las personas en tierra y no representen una amenaza para otras aeronaves.

Pero en una declaración enviada por correo electrónico a Business Insider, la FAA ha explicado que estaba "revisando" la carta abierta.

"La FAA toma en serio todas las acusaciones de seguridad y la agencia está revisando la información", dice el comunicado.

Otros artículos interesantes:

Una startup de IA respaldada por Bill Gates y Jeff Bezos busca en Australia metales para coches eléctricos de la mano del segundo grupo minero más grande del mundo

Jeff Bezos ahora está dedicando su tiempo a construir cohetes multimillonarios: así espera colonizar el sistema solar con Blue Origin

El turismo espacial está a punto de despegar: así se aseguran Virgin Galactic, Blue Origin y SpaceX de que los cuerpos de los turistas sobrevivan al viaje

Te recomendamos

Y además