Trabajadores de cruceros revelan cómo ha afectado la pandemia a su trabajo: algunos cuentan experiencias desagradables, mientras otros aseguran que les ha ayudado a conectar con sus compañeros

Así es el MSC Grandiosa, primer crucero que zarpa de Barcelona.
Así es el MSC Grandiosa, primer crucero que zarpa de Barcelona.

MSC CRUCEROS

  • La industria de los cruceros ha cambiado de muchas formas desde el principio de la pandemia del COVID-19.
  • Business Insider ha hablado con empleados antiguos y actuales sobre cómo ha cambiado sus roles.
  • Las fuentes han explicado cómo han lidiado con la anulación de permisos para bajar a tierra, las cuarentenas obligatorias, y la soledad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Después de casi 18 meses con muchas operativas suspendidas por culpa la pandemia del COVID-19, los cruceros por fin vuelven a surcar los mares.

¿Y cómo ha sido trabajar en la industria de los cruceros durante la pandemia?

Business Insider ha hablado con exempleados y trabajadores actuales para escuchar cómo les ha afectado este trastorno sin precedentes.

Una experiencia "difícil y triste"

Las oficiales de puente Eva Pavlou (izquierda), y Ioanna Tzovara (derecha).
Las oficiales de puente Eva Pavlou (izquierda), y Ioanna Tzovara (derecha).

Ioanna Tzovara

Para los miembros de la tripulación que se han mantenido a flote durante la pandemia, han sido tiempos "difíciles y tristes", relata Eva Pavlou, una oficial de puente de la empresa Celebrity Cruises.

"Ver el barco Celebrity Edge embarcar vacío durante tantos meses ha sido devastador", explica Pavlou.

"Deambulábamos por el muelle vacío y era desolador ver todos los espacios vacíos, con las luces apagadas y sábanas por encima, como si fuera una casa abandonada".

Así es el crucero de 6 meses alrededor del mundo que cuesta 34.000 euros y se agotó en un día

Ioanna Tzovara, otra oficial de puente de Celebrity, coincide con su compañera señalando que trabajar en estos barcos vacíos era una experiencia desagradable.

El autoservicio suspendido

El budé Lido en el crucero Carnival Vista.
El budé Lido en el crucero Carnival Vista.

Monica Humphries / Business Insider

Los bufés han sido una tradición de los cruceros desde hace tiempo, pero en una época de distancia social e higiene al máximo exponente, ¿qué cabida tienen?

Los bufés siguen estando disponibles en los barcos de Celebrity, explica Tzovara, "pero a los clientes les sirve la tripulación, de manera que no toque ninguna superficie que pueda estar infectada con COVID-19".

El número de gente en cada mesa, además, no pasa de las 6 personas, en un esfuerzo por mantener las reglas de distanciamiento social, añade Tzovara.

La compañía Carnival, mientras tanto, ha anunciado que solo servirá bacon a sus clientes día sí día no, al estar sufriendo un desabastecimiento de este producto fijo de los bufés.

Cuarentenas obligatorias para los trabajadores de cruceros

Al principio de la pandemia, los trabajadores tenían que estar en cuarentena durante 14 días antes de empezar a desarrollar sus tareas, explica Tzovara.

La oficial, no obstante, recuerda esta experiencia como algo agradable. "Desde mi punto de vista, la cuarentena me dio tiempo y espacio para pensar, leer, y terminar mi preparación".

"Así que pasé un tiempo de calidad conmigo misma", asegura.

La oficial de puente, Ioanna Tzovara, entre dos cruceros de Celebrity.
La oficial de puente, Ioanna Tzovara, entre dos cruceros de Celebrity.

Ioanna Tzovara

Pavlou cuenta una experiencia similar, y enumera una lista de beneficios de hacer la cuarentena a bordo de un crucero.

"Durante los 14 días tienes la oportunidad de disfrutar un camarote de invitados con balcón o terraza, comes 3 veces al día y puedes relajarte hasta que todo pase", sostiene.

Tan solo los miembros esenciales de la tripulación tenían permiso para trabajar durante este tiempo, lo que incluía al personal de la sala de motores, detalla Tzovara.

Una montaña rusa en un crucero: existe y ya puedes probarla (si no te mareas con facilidad)

Un extrabajador de cruceros en la empresa Carnival Cruise Line, en cambio, asegura a Business Insider que los amigos que mantiene y que todavía trabajan en cruceros, han salido frustrados de sus experiencias en cuarentena.

"Los amigos que conservo que siguen trabajando en cruceros estaban atrapados a bordo, sin dinero, durante muchos, muchos meses", afirma Brian David Bruns.

"Estaban confinados en sus cabinas, que es muy parecido a estar en la cárcel".

Bruns concede que sus amigos podían andar por el crucero una vez al día durante 2 horas, pero que les enviaban la comida a sus habitaciones.

La compañía de cruceros Carnival ha afirmado en un comunicado compartido con Business Insider que "estamos muy orgullosos de los esfuerzos que hemos realizado para cuidar de nuestro equipo durante todo el año pasado".

"Hemos repatriado de forma segura a más de 30.000 miembros de tripulaciones, en un momento en que las fronteras estaban cerradas y que las opciones de viajes eran limitadas o inexistentes.

Anulación de permisos para bajar a tierra

El crucero Celebrity Edge.
El crucero Celebrity Edge.

Celebrity Cruises

Parte del encanto de trabajar en un crucero es poder visitar muchos destinos distintos durante un día.

Debido a la pandemia, por desgracia, los trabajadores de los cruceros de Celebrity han visto como ese beneficio se ha suspendido.

"Antes de la pandemia, todos los trabajadores tenían permiso para bajar a tierra, pero ahora se ha suspendido por culpa del COVID-19", explica Tzovara.

En respuesta a las preguntas de Business Insider, Carnival ha afirmado que "se han guiado por el consejo de los expertos en sanidad pública para mantener a su tripulación a salvo".

Este esfuerzo, mantiene la empresa, ha requerido sacrificio, pero asegura que "si hay miembros del equipo que estaban descontentos, lo lamentamos, pero la salud y la seguridad de nuestros clientes y empleados siempre está al frente de nuestras decisiones".

Forjando relaciones íntimas

Eva Pavlou (izq.) y Iovanna Tzovara (derecha).
Eva Pavlou (izq.) y Iovanna Tzovara (derecha).

Ioanna Tzovara

Pese a que vivir y trabajar en un crucero durante una pandemia puede ser difícil, sin ninguna duda, también existen destellos de ilusión a los que los trabajadores pueden agarrarse.

Uno de ellos es el forjado de relaciones más próximas con sus compañeros de trabajo.

"Definitivamente he conectado más con mis compañeros, porque hemos firmado unos contratos largos juntos, hemos lidiado con todas estas dificultades en nuestro día a día, y hemos estado lejos de nuestras familias", argumenta Tzovara.

"He ganado unos amigos para toda la vida durante esta pandemia", añade.

Bruns se muestra de acuerdo con Tzovara, asegurando que a pesar de las dificultades, los miembros de la tripulación aman la vida en el barco.

Todo el mundo queda bajo la cubierta, toda la gente, por eso lo amamos".

Bruns afirma que el contexto de caldera a punto de estallar, debido a todas las experiencias que se viven en el barco, "nos convierten en hermanos de armas".

Otros artículos interesantes:

Así es el MSC Grandiosa, el primer crucero que zarpa de Barcelona desde hace 15 meses

Viajes burbuja, turismo de proximidad, cruceros y caprichos: las grandes tendencias de 2021 y los cambios que han llegado para quedarse