Pasar al contenido principal

Los empleados de Facebook envidian a los de WhatsApp por tener escritorios más grandes y baños más bonitos

Sheryl Sandberg Facebook
Sheryl Sandberg, COO de Facebook. Getty Images / Justin Sullivan
  • Las diferencias a nivel de cultura y filosofía están generando problemas en el seno de las oficinas entre los empleados de Facebook y WhatsApp, según explica el Wall Street Journal.
  • Las empresas, que nacieron por separado, se unieron después de que Facebook comprara WhatsApp en 2014.
  • Los problemas de los empleados no tienen que ver con el código de programación o los planes estratégicos de la empresa: algunos empleados de Facebook ridiculizan en secreto a sus compañeros de WhatsApp, a los que envidian por tener escritorios y baños más grandes tras moverse al campus de Facebook el año pasado.
  • El periódico informa también de enfrentamientos significativos entre los fundadores de WhatsApp y Mark Zuckerberg y Sheryl Sandberg, CEO y COO de Facebook.

Facebook y WhatsApp, dos compañías nacidas por separado y con bases filosóficas muy diferentes, están teniendo algunos problemas para hacer que sus empleados convivan armoniosamente bajo el mismo techo, según explican Kirsten Grind y Deepa Seetharamn en una pieza publicada en el Wall Street Journal.

El medio estadounidense sostiene que los fundadores de WhatsApp, Brian Acton y Jan Koum, han tenido un alto número de desencuentros con el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, y la COO de la compañía, Sheryl Sandberg, durante los años transcurridos desde que el gigante de las redes sociales adquiriera la plataforma de mensajería en 2014.

El principal desacuerdo gira en torno a los diferentes modelos comerciales de las compañías y la aparente presión de Zuckerberg y Sandberg para convertir WhatsApp en una plataforma de mensajería sustentada en la publicidad; un problema que parece ser la razón de la reciente partida de la compañía de Jan Koum.

Pero más allá de los desacuerdos a gran escala sobre el modelo de negocio de WhatsApp, también parece existir algo de drama entre los empleados de Facebook y WhatsApp sobre las comodidades del espacio compartido. 

Leer más: Dejar Facebook costará a los fundadores de WhatsApp 1.300 millones

Para empezar, algunos miembros del equipo de WhatsApp fueron rechazados en restaurantes y tiendas que rodean sus nuevas oficinas en la sede de Facebook. El periódico asegura que los empleados de Facebook mostraron su desacuerdo cuando los empleados de WhatsApp negociaron para conseguir los baños más bonitos de las oficinas con puertas que llegan al suelo, además de llevarse los escritorios de sus antiguas oficinas, más grandes que los del tamaño estándar de Facebook.

Sin embargo, la diferencia más evidente entre la cultura empresarial de ambas compañías, surgió cuando el equipo de WhatsApp colocó varios carteles por los pasillos que decían "por favor, reduce el ruido al mínimo". Los empleados de Facebook aprovecharon la oportunidad para responder con el cántico "Bienvenidos a WhatsApp: ¡Cállate!".

Puedes leer la información completa sobre todos los conflictos generados en el interior de las oficinas entre los empleados de Facebook y WhatsApp en el Wall Street Journal.

Te puede interesar