En la batalla judicial entre Twitter y Elon Musk, la red social tiene mucho que perder: "Los empleados podrían irse en masa"

Lloyd Lee, Gabrielle Bienasz,
Elon Musk y Twitter.

Ilustración de Nikolas Kokovlis/NurPhoto vía Getty Images

  • Elon Musk está intentando poner fin a su oferta de 44.000 millones de dólares para comprar Twitter, según una carta presentada ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC).
  • Ambas partes se enfrentan a una larga batalla legal que podría perjudicar a Twitter más que a Musk, según las declaraciones de un analista a Business Insider.
  • Los empleados podrían estar preparándose para abandonar el barco, según el analista de tecnología Daniel Ives.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Mientras Elon Musk intenta poner fin a su acuerdo de 44.000 millones de dólares para comprar Twitter, ambas partes se enfrentan a lo que podría ser una larga batalla judicial en los tribunales de Delaware, Estados Unidos, donde suelen resolverse estos pleitos empresariales. 

Las cosas podrían ponerse feas, incluso más para la tecnológica que para el magnate.

"Es un código rojo para la empresa", ha advertido a Business Insider Daniel Ives, analista del sector tecnológico y director gerente de Wedbush Securities. 

"Los empleados podrían irse en masa".

Los expertos legales han dicho que Musk está tratando de salir del acuerdo basándose en una reclamación —por los problemas que han tenido con el número de cuentas de spam o bots de la red social—. Aunque esta reclamación no cumple con el umbral de Deleware para lo que sería un "efecto material adverso" que permita a un comprador salir de un acuerdo, según los mismos expertos.

Todo lo que ha pasado en el caótico intento de compra de Twitter por Elon Musk

Pero, más allá de la ventaja legal que podría tener Musk, Twitter y sus empleados no saldrán indemnes de lo que podría ser una larga batalla judicial, según Ives.

A medida que las métricas de la empresa se examinan más a fondo, la empresa en bolsa será "vista como mercancía dañada", añade.

"La empresa caerá en picado", sentencia Ives. "Creo que Twitter va a salir magullado de esto. Va a tener que sortear esto".

El acuerdo de Musk para la compra de Twitter, por valor de 44.000 millones de dólares, se anunció a finales de abril, situando a la compañía en 54,20 dólares por acción.

Musk tenía previsto revisar las normas de libertad de expresión de la plataforma, un aspecto de Twitter contra el que el hombre más rico del mundo ha arremetido en repetidas ocasiones, y sacar a la empresa de bolsa con inversores privados.

Los empleados han amenazado previamente con abandonar Twitter, a la espera de que Musk tome el control.

"Todo gira en torno a Elon", decía un empleado a Business Insider. " Se producirá una especie de éxodo con los que no lo aprueban".