Así es la empresa familiar española que exporta la variedad de azafrán más cara del mundo: vale 10.000 euros el kilo y cautiva tanto a millonarios como a casas reales

Verdú Cantó, empresa exportadora de Azafrán

Verdú-Cantó Saffron Spain

  • Verdú Cantó, una empresa alicantina, exporta una de las variedades más exclusiva del azafrán. Esta puede alcanzar los 10.000 euros el kilo.
  • Entre los amantes de este producto, Syren, se encuentran casas reales árabes y prestigiosos chefs europeos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Muchas cosas han pasado desde que un osado José Verdú se uniera a su tío José Cantó para recorrerse a caballo los campos de Castilla-La Mancha en busca de las mejores partidas de azafrán. Hoy, 135 años después y con la quinta generación al frente, Verdú-Cantó Saffron Spain es una de las mayores exportadoras del país del conocido como oro rojo, que en la variedad más exclusiva puede alcanzar unos precios de 10.000 euros el kilo. 

Juan Pedro Gómez, actual CEO de la empresa, explica que para esta campaña, que acaba los primeros días de noviembre para dar paso a la siguiente, ha dejado un precio récord de 4.000 euros el kilo para la compra en origen del azafrán con denominación de origen Castilla La Mancha, si bien, el directivo añade que el promedio del año ronda los 3.800 euros. 

El pan más caro del mundo es una hogaza de 1.480 euros que se hace en un pueblo de Málaga de menos de 800 habitantes y ha aumentado sus ventas en plena pandemia

"Esta campaña ha sido muy corta, lo que ha hecho que los precios suban", comenta, por su parte, Juan Luis Durá, socio y administrador de Verdú Cantó, que añade que "el consumidor habitual de la especia asume ese coste con tal de conseguirlo". No obstante, se puede encontrar azafrán con otras procedencias con estándares de calidad no tan exigentes y cuyos precios pueden ser hasta 4 veces menor. 

De hecho, España ha sido durante décadas el mayor productor de azafrán del mundo. Sin embargo, esto cambió hace unos años cuando Irán tomó el relevo pero, eso sí, "allí priman criterios más intensivos", añade Durá. Él lo tiene claro: "El mejor azafrán del mundo es el español, está contratado científicamente".

Syren: la edición limitada de Verdú Cantó que cautiva al mercado árabe

Azafrán Syren

Entre el abanico de 5 marcas propias con las Verdú Cantó comercializa sus productos, destaca, sin lugar a dudas, Syren Edición Limitada, que se trata de la variedad más exclusiva del azafrán. Tal y como comenta el directivo, el producto se destina, principalmente, a palacios reales y a los mejores chefs europeos, algo que también se produce con otros exclusivos ingredientes. 

"La cultura árabe siente debilidad por el azafrán", cuenta Durá, que detalla que para elaborar esto se reservan las mejores partidas, la cuales cuando llegan al consumidor su precio puede alcanzar los 10 euros el gramo, lo que se traduce en 10.000 euros el kilo.

"Estos ciudadanos querían azafrán, pero siempre querían ir un paso más allá". Así, explica que las relaciones comerciales con estos países se remontan antes incluso de los años 70. De hecho, desde entonces se reserva lo mejor para ellos temporada tras temporada. Ahora, en ciertos puntos de Europa también parecer haber aflorado ese interés por la apreciada especia. 

Desde un bombón de más de 7.000 euros a una hogaza de pan de oro de 1.480: estos son los 15 ingredientes más caros del mundo (y 6 se hacen en España)

Esta exclusiva gama, que destaca con por sus hebras significativamente más largas, de un color rojo intenso y brillante, se puede encontrar en algunas tiendas gourmet e incluso aeropuertos internacionales. De hecho, el 50% de las ventas de la empresa se realizan fuera de España, donde está presente en 42 países y las importaciones suponen el 60% del consumo intermedio.

El confinamiento: detrás del auge del azafrán 

Verdú Cantó, empresa exportadora de azafrán

"Nos dimos cuenta que con la llegada de la pandemia y el pasar más tiempo en casa en la gente creció un nuevo interés por elaborar platos con una mayor elaboración que implementaban el azafrán", cuenta Durá. Este retorno por la cocina tradicional se ha traducido en un mayor aumento del consumo de la especia en el uso doméstico y en el de las tiendas especializadas. 

"La pandemia no solo no ha afectado a la marcha del negocio, sino que ha hecho que vaya mejor", cuenta el administrador. Las cifra lo atestiguan: en 2020 la empresa alcanzó una facturación de 7 millones de euros, de los que 4,5 millones pertenecen a la venta bajo sus propias marcas que van desde la exclusividad de Syren al Pote, dirigido al consumo particular tanto en España como en Latinoamérica. Los 2,5 millones restantes son referente a la ventas para terceros.

Aunque el principal mercado de la empresa se encuentra en Asturias y Galicia, el hecho de tener poca presencia en la hostelería, y por el contrario tenerla engrandes superficies de alimentación como son El Corte Inglés, Carrefour o Mercadona ha ayudado, en gran medida, a que el impacto del COVID-19 fuera menor. Por su parte, las buenas ventas del canal online han sabido también suplir las restricciones de movimiento.

Las tierras de La Mancha: la cuna del oro rojo

Verdú Cantó, empresa exportadora de azafrán

Las grandes llanuras de La Mancha albergan todo un tesoro: en ellas crece el oro rojo, el mejor azafrán del mundo y el único que cumple con los estándares de la Denominación de Origen, cuyo principal requisito es que solo se venda el de la actual campaña y no de temporadas anteriores.

En su elevado precio incide el hecho de que haya que recolectar la friolera cantidad de 250.000 flores de azafrán y extraer a mano sus 3 estigmas para conseguir un kilo de la apreciada especia. Durante este 2020, la empresa ha gestionado 3.000 kilos de azafrán, de los que 500 disponen de la Denominación 

Conviene también explicar que el azafrán es un producto agrario, lo que hace que en su coste intervenga de forma notable el componente climatológico. Una buena cosecha conllevará una mayor oferta y, por tanto, una bajada de precio. Y una mala redundará en escasez y consecuentemente un aumento de precio.

Pero más allá del volumen de negocios o de kilos gestionados, la misión de la empresa es otra: asumir que lo que tiene entre menos no es una herencia de sus padres, sino un préstamo para las generaciones futuras. Y precisamente ese modo de entender el trabajo como un legado al que cuidar y respetar, es el que ha intervenido en que hoy Verdú Cantó sea un referente en la exportación del azafrán y tenga el camino marcado para seguir haciéndolo. 

 

Otros artículos interesantes:

Estos son los mejores jamones de España en 2020 reconocidos en los premios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

Un chef español logra cultivar un cereal marino que puede revolucionar la alimentación humana

El verdadero azafrán puede llegar a costarte más de 8.000 euros el kilo: esto es lo que lo hace tan valioso

Te recomendamos