Pasar al contenido principal

Ecoalf, la empresa española de moda sostenible, fabrica unas zapatillas con algas y basura marina y terrestre, y produce tejidos con botellas de plástico reciclado

Javier Goyeneche, fundador de Ecoalf
Javier Goyeneche, fundador de Ecoalf Fundación Ecoalf
  • Ecoalf, la marca de moda sostenible fundada por Javier Goyeneche, utiliza botellas de plástico para producir poliéster o redes de pesca para los tejidos de nylon.
  • Uno de los proyectos más ambiciosos de la compañía es Upcycling Oceans a través del cual han desarrollado una zapatilla compuesta en un 25% de basura del mar, un 75% de basura terrestre y suelas compuestas de algas.
  •  A partir de neumáticos, en colaboración con el Centro Tecnológico del Calzado, la compañía desarrolló una línea de flip flops. 
  • "El modelo productivo de la moda no tiene cabida en la nueva normalidad", señaló Goyeneche en el ciclo de conferencias virtual Thinking Heads.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La moda es la segunda industria más contaminante del planeta por detrás de la energética. Pero algunas iniciativas tratan de darle la vuelta a esta tendencia con la conciencia ecológica por bandera. Una de ellas es Ecoalf, la compañía española fundada por Javier Goyeneche sin otra pretensión que hacer una marca de moda sostenible.

La compañía apostó por el reciclaje como la vía para crear materiales de nueva generación a través de la reutilización y la innovación en el tratamiento y procesado de materiales: botellas de plástico que se pueden utilizar para producir poliéster o redes de pesca para los tejidos de nylon. Así lo explica Goyeneche en el ciclo de conferencias virtual Thinking Heads.

Pero uno de los proyectos más ambiciosos de la compañía es Upcycling Oceans. Preocupada del gran problema que supone la contaminación por plásticos y microplásticos en el mar, la compañía se ha embarcado en una iniciativa de economía circular para recoger estos plásticos que contaminan los mares y darle una segunda vida en una zapatilla compuesta en un 25% de basura marina y otro 75% de basura de la tierra. Además, su suela está compuesta de algas. “Es uno de los productos en los que más invertimos en innovación y tecnología”, señala el ejecutivo. 

Reciclando botellas de plástico han creado hasta 140 tejidos reciclados. “No notas la diferencia respecto al tejido no reciclado porque el origen es el petróleo”, asegura Goyeneche. “En 2013 en Corea del Sur reciclamos redes de pesca para producir nylon 6. A partir de ahí creamos toda una colección de yoga hecha con nylon reciclado que mezclamos con otros materiales”.

Leer más: La industria de la moda emite más carbono que los vuelos internacionales y el transporte marítimo juntos: estas son sus mayores consecuencias en el planeta

Pero su inventiva ha ido más allá. A partir de neumáticos, en colaboración con el Centro Tecnológico del Calzado, desarrollaron una línea de flip flops. “Reciclamos los neumáticos, los convertimos en micropolvo y fabricamos estas sandalias sin ningún tipo de pegamento. Lo hacemos todo por un proceso de calor”, explica el ejecutivo.

También el café tiene propiedades para desarrollar tejidos técnicos. Concretamente los posos húmedos sobrantes que se mezclan, posteriormente, con residuos plásticos para dar con estas telas.

El algodón -por cierto, muy poco sostenible por el consumo intensivo de agua en su producción- es otro de los materiales con los que trabaja Ecoalf. A partir de algodón reciclado y poliéster reciclado, la compañía ha creado un nuevo tejido orgánico. “A medida que nos metemos en economía circular  nos damos cuenta de que el proceso es mucho más sencillo si no mezclas dos materiales distintos”, señala el emprendedor.

Leer más: Así podrás volver a comprar en Zara: colas a la puerta de la tienda por los controles de acceso, prendas que pasarán su propia cuarentena y probadores en duda

"El modelo productivo de la moda no tiene cabida en la nueva normalidad"

“Toda cadena suministro de moda está sufriendo, desde proveedores a la tienda”, pone de relieve Goyeneche la situación que ha dejado la crisis del coronavirus en las empresas de moda. “La tendencia de las últimas semanas ha sido traspasar toda la problemática a los proveedores. Las marcas no cogen los pedidos terminados y dejan a otras empresas en la ruina”. Así es que el directivo insta a  las compañías de moda a responsabilizarse  de los pedidos que hechos antes del coronavirus, para no cargar el peso económico de esta situación sobre los proveedores. 

Goyeneche tiene claro que el modelo actual de la moda no funciona: “hay sobreproducción y tiene efectos en el planeta en términos de recursos”. Además, el empresario critica los frenéticos ritmos del fast fashion e insta a llegar a un equilibrio entre temporadas. “El mundo de la moda había llegado a un sinsentido de nueva moda cada jueves. Tenemos bañadores en enero y plumíferos en junio. Tiene que haber un equilibrio para no forzar una situación que no existe”. 

Leer más: Primark detiene los pedidos a las fábricas y cifra en más de 700 millones el impacto del cierre de tiendas

"El modelo productivo de la moda no tiene cabida en la nueva normalidad", opina este emprendedor. Así es que el fundador de Ecoalf invita a repensar un modelo en línea con las necesidades del planeta, a invertir en calidad y en sostenibilidad. “Ojalá nos unamos todos para ser parte de la solución y trabajar más allá de la siguiente temporada”. 

Y además