La empresa de patinetes sueca Voi facturó 8,42 millones en su primer año en España

Patinete Voi
Voi
  • El gigante de los patinetes sueco Voi facturó en su primer año en España 8,42 millones de euros, aunque en total perdió 1,1 millones por la inversión que llevó a cabo en vehículos.
  • Así lo desvelan las cuentas de la compañía que ha presentado en el Registro Mercantil y ha publicado Cinco Días. La compañía salió del país en 2019 pero ahora volverá tras ganar el concurso de Sevilla.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La empresa de patinetes sueca Voi facturó 8,42 millones de euros en su primer ejercicio completo en España (2019), según las cuentas que ha presentado en el Registro Mercantil y que ha publicado Cinco Días. Sin embargo, en total perdió 1,1 millones de euros debido sobre todo a que invirtió en diferentes aspectos, como 7,8 millones en la adquisición de nuevos vehículos, han revelado Ricardo Sobrino y Carlos Molina en el citado periódico.

La compañía arrancó en España en 2018 y llegó a desplegar sus patinetes rosas en Madrid y Málaga, pero terminó saliendo del país en 2019, movimiento que va a revertir ahora con su regreso a Sevilla tras ganar el concurso público de la capital hispalense junto con la española Reby. 

"Tenemos muchas expectativas con la vuelta de nuestras operaciones en España. Si hablamos del desarrollo de la actividad a nivel europeo, los datos reflejan un aumento considerable en el servicio cercano al 50%, comparando 2020 con respecto al año anterior", ha explicado a Cinco Días la directora general de relaciones institucionales de Voi en España, Noemí Moya.

Además, la compañía pretende combatir el vandalismo que fue una de las causas de su salida del país. "Nuestros patinetes cuentan con elementos de seguridad. Por ejemplo, cuentan con una protección a prueba de manipulaciones y salpicaduras de agua. Por otro lado, todos nuestros patinetes están geolocalizados a través de GPS transmitido por 4G, lo que permite saber en dónde se encuentran con exactitud", ha recalcado la portavoz.

En conversación con este medio en enero, el entonces director general para España de Voi Technology Lucas Bornert también explicó que la falta de regulación obligó a la empresa a salir de España, ya que, considera, no era buena "para la ciudad, para los ciudadanos ni para el negocio". Pero sí apunta que ahora las cosas han cambiado. "El objetivo con Sevilla era volver a entrar en el mercado español y hacernos grandes en España. Queremos trabajar con los reguladores y esperamos que muchas más ciudades sigan el mismo camino".

La empresa española de sharing Reby llega a 12 ciudades gracias a la apuesta de Italia por la micromovilidad ante el virus

Voi, con sede en Estocolmo, fue fundada en 2018 y ahora está presente en 13 países y unas 50 ciudades con sus scooters y bicicletas eléctricas. En diciembre levantó 160 millones de dólares como parte de su última ronda, liderada por el fondo estadounidense centrado en tecnología The Raine Group y en la que participaron compañías como Amazon o la empresa de entregas a domicilio Delivery Hero, entre otras, según TechCrunch.

Ahora la empresa ha considerado que, habiendo probado que su modelo se sostiene, más capital era necesario para expandir el servicio comprando más vehículos, llegando así a más ciudades, como es el caso de Sevilla, donde presentó su proyecto este verano. Además, pretende alcanzar la rentabilidad este 2021, como las estadounidenses Lime y Bird.

LEER TAMBIÉN: 17 cadáveres: el mapa de las empresas de patinetes que ya no están en España

LEER TAMBIÉN: El gigante del patinete Bird se repliega en España: cierra Scoot, su división de motos y bicicletas, y despide a 50 personas

LEER TAMBIÉN: Las empresas de sharing no pagan por el uso que hacen del espacio público: la tasa de Barcelona abre el camino para que los ayuntamientos recauden millones de euros cada año

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”