Pasar al contenido principal

Las empresas han entendido que el compromiso social debe formar parte de su ADN, según el CEO de esta consultora de imagen y marca

Better Capitalism
Un hombre de negocios sentado ante el ordenador
Getty Images
  • Conrad Llorens, CEO y fundador de Summa, cree que los cambios en las demandas sociales no son relevantes solo por el cambio en sí, sino por la velocidad a la que se producen.
  • Llorens cree que "el concepto de RSC está superado" y que ya no solo se trata de financiar buenas causas.
  • La clave está en incorporar el compromiso social desde la estrategia de la compañía, no como una parte de comunicación y márketing.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las empresas no son ajenas a las demandas de la sociedad. Con el paso de los años y de la crisis, que en su momento desplazó los intereses sociales, las empresas comprenden que ser sostenibles y respetuosas con la sociedad les reporta beneficios en sus cuentas.

Es lo que explica Conrad Llorens, CEO y fundador de la consultora de imagen y marca Summa. "Antes las empresas decían que estaban a favor de causas sociales para vender más", comenta Llorens.

Ese panorama ha cambiado desde "una actitud de marketing o de marca, de quedar bien", hasta la actualidad en la que han entendido que su actitud de compromiso social debe partir "de la sinceridad y la autenticidad".

En ese sentido, los hechos son la principal baza que pueden usar las empresas para demostrar que hacen lo que dicen. Por ello sus estrategias, dice Llorens, deben estar "interiorizadas" en la empresa, y tienen que formar parte de la estrategia de la compañía, y no surgir "desde el área de comunicación y marketing".

El premio es la fidelidad

Desde el punto de vista de este experto en marca, "las empresas deben seguir tratando de ganar dinero", pero aclara que "ese no puede ser su único objetivo" y que deben disponer de un propósito, el hecho de devolver algo más a la sociedad.

Las ventajas de contar con una estrategia en esa línea favorece la reputación de la empresa, algo que acaba revirtiendo en su negocio. Llorens tiene claro que "cada vez es más interesante para el negocio de las compañías" tener una estrategia que contemple mantener la sensibilidad hacia las personas, el medio ambiente y la sociedad. En su experiencia, esas acciones acaban siendo "premiadas" con la preferencia y la fidelidad de las personas.

Y además