Las empresas públicas sufrieron más el coronavirus que las privadas: perdieron más de 1.600 millones de euros en 2020 sin recurrir a ERTE ni reducir gastos de personal

Trabajador de Correos mira su móvil durante la epidemia de coronavirus.
Trabajador de Correos mira su móvil durante la epidemia de coronavirus.
Reuters
  • Las empresas públicas registran pérdidas históricas de más de 1.600 millones de euros en 2020 debido a la pandemia, sufriendo un mayor impacto que las compañías del sector privado, según El País.
  • Renfe perdió cerca de 500 millones de euros durante el año pasado, Adif 605 millones, Aena 126,8 millones, Paradores 64 millones y Correos 264 millones, mientras solo Tragsa y la participación estatal en Red Eléctrica aportaron ganancias.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia de coronavirus se ha traducido en números rojos, expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), restricciones de actividad e incluso despidos masivos en la mayoría de las empresas españolas, incluyendo a las públicas, aunque en su caso las similitudes se centran en las pérdidas y no tanto en su participación en medidas de estímulo o de reducción de costes.

Así, las empresas públicas han registrado pérdidas históricas de más de 1.600 millones de euros durante el año pasado a causa el impacto económico del coronavirus, según El País, que afirma que el impacto negativo de la pandemia en las arcas del Estado aumenta hasta los 3.000 millones si se tienen en cuenta las subvenciones por prestación de servicios públicos o la congelación de dividendos en Aena.

La mayoría de las pérdidas se concentran en las empresas públicas dependientes del Ministerio de Transportes, como Adif, que sumó 650 millones de euros en pérdidas netas, o Renfe, que perdió cerca de 500 millones, y de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que vio crecer un 84% sus números rojos en 2020 hasta los 438,3 millones de euros, con pérdidas en Correos, Navantia, Hunosa y la Agencia EFE.

Sin embargo, más de la mitad de las pérdidas de la SEPI corresponden a Correos, que se dejó 264 millones de euros en 2020 pese a haber registrado ganancias de 13 millones de euros el año anterior, en las que se reflejan las restricciones a su actividad durante el confinamiento pese al incremento de los pedidos online, que llevó a la mayoría de empresas del sector logístico a alcanzar ganancias históricas.

Las restricciones de movilidad también perjudicaron a Renfe, Adif y a Aena, donde el Estado ostenta un 51% de participación y se alcanzaron pérdidas de 126,8 millones de euros solo un año después de conseguir un beneficio récord de 1.442 millones, lo que motivó la suspensión del reparto de su dividendo, del que el erario público habría recibido algo más de 550 millones de euros, según el diario del grupo Prisa.

En el caso de Navantia, las pérdidas se aproximaron a 177 millones de euros, mientras que Hunosa perdió 69,5 millones, la agencia EFE 12 millones, y Paradores casi 64 millones, mientras que las participaciones estatales en Airbus e Indra generaron resultados negativos que superan los 70 millones de euros en su conjunto, mientras solo Tragsa y la participación estatal en Red Eléctrica aportaron ganancias.

El fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas ya ha recibido peticiones de 500 compañías que suman 4.200 millones de euros

Todas estas pérdidas se han encajado sin que las empresas públicas hayan aplicado ERTE a sus plantillas, como las del sector privado, y sin aplicar despidos masivos, excepto en el caso de Paradores, que despidió a 949 empleados temporales dentro de una planilla de más de 3.900 trabajadores, según El País, que destaca que empresas como Correos han dejado a parte de su plantilla inactiva por la pandemia sin aplicar despidos.

No obstante, la SEPI alcanzó una cifra de negocio de 4.700 millones de euros a pesar de la pandemia, según el diario madrileño, que destaca que su volumen de empleo medio rebasa las 76.000 personas sin tener en cuenta empleos indirectos, que sus exportaciones superaron los 900 millones de euros el año pasado, que suponen un 3% menos que en 2019 y que su actividad sirvió para frenar el impacto social del coronavirus, especialmente en el caso de Correos, Navantia, Mercasa, Ensa o Enusa.

Otros artículos interesantes:

Correos cerró 2020 con pérdidas de 264 millones de euros: sus ingresos caen un 12,9% por el retroceso en el envío de cartas y el frenazo en paquetería

La pandemia convierte a España en el país que mejor ha sabido capitalizar el auge del 'e-commerce': auge de las ventas del 41% en 2020 y una clara intención de consolidarse

El Gobierno recurre a la caja de las empresas públicas para ampliar el fondo de contingencia contra el coronavirus

Te recomendamos

Y además