Las empresas turísticas no han recibido en España ni un euro de las ayudas directas prometidas en marzo, al contrario que en otros países europeos

Un trabajador de un hotel de Palma de Mallorca prepara el servicio de comidas
Reuters
  • Las ayudas directas que el Gobierno anunció en marzo aún no han sido repartidas a las empresas del sector turístico. 
  • Exceltur exige incrementar los límites máximos de percepción de ayudas y establecer unos criterios mínimos de reparto homologables para todas las CCAA.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La industria de los viajes lleva un año sufriendo por mantenerse a flote, con muchos meses con ingresos casi nulos y un goteo de turistas extranjeros. La crisis sanitaria y las restricciones internacionales de viaje asestaron un golpe sin precedentes al turismo español en 2020 y parece que 2021 va por el mismo camino.

Por ello, en España la industria sigue reclamando los 7.000 millones de ayudas directas incluidas en los 11.000 millones que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció en marzo y que, a día de hoy, no han sido repartidas.

El vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda, denuncia esta tardanza que provocará que muchas empresas tengan que cerrar si no reciben las ayudas.

Sin embargo, ya hay varias empresas españolas que sí están recibiendo ayudas directas: las que tienen parte de su negocio en otros países de Europa.

Según datos ofrecidos por Exceltur que recoge El Español, las cadenas hoteleras españolas con presencia en Alemania han recibido 12 millones de euros de media, siendo el país que más ayuda aporta.

En segundo lugar estaría Austria, con una media de 4 millones; Bélgica, con 1,8 millones; Holanda, con 1,2 millones; República Checa, con 700.000 euros; Reino Unido, con 664.000 euros; Luxemburgo, con 600.000 euros; e Italia, con 300.000 euros.

Las ayudas directas de España cuentan con menos fondos que las de Alemania, Francia o Italia, pero prioriza más a las pymes, según Fedea

Una vez se reciban estas ayudas en España, las empresas solo podrán optar a un máximo de 200.000 euros siempre y cuando cumplan una serie de requisitos. 

En general, las ayudas directas que se ofrecen en España podrían beneficiar solo a 180.000 empresas, el 8% del total, dado que se exige como requisitos formar parte de esos 95 sectores especialmente afectados por la pandemia, haber registrado ganancias en 2019, estar al corriente de pago de impuestos y cuotas sociales y no tener domicilio en un paraíso fiscal, además de no repartir dividendos o subir salarios a directivos en los próximos 2 años.

Otro de los requisitos es superar un mínimo de plantilla. Según señala Exceltur en base a los datos del INE, un alojamiento hotelero de más de 50 empleados optaría a 200.000 euros, pero uno de entre 10 y 19 a algo más de 50.000 euros. 

Estas cifras son las referidas a hoteles, pero otras ramas del sector turístico optarían a otras cuantías. 

La patronal pide incrementar los límites máximos de percepción de ayudas para las medianas y grandes empresas y urgen a que lleguen estas ayudas con "un mecanismo de inyección financiera urgente, que permita que las ayudas lleguen a las empresas al inicio del mes de mayo y de esta forma garantizar la supervivencia del máximo número de empresas viables que se puedan aprovechar del inicio de las ventas a partir de mediados del mes de junio". 

Como informa el mismo medio, Exceltur también exige que se establezcan unos criterios mínimos de reparto homologables para todas las CCAA con el fin de evitar lo ocurrido con otros paquetes de ayudas directas donde primaba la heterogeneidad, variedad de condiciones, volumen de los pagos, obligaciones de los empresarios y capacidad de gestión.

Otros artículos interesantes:

El Gobierno anuncia cambios legales para poder ofrecer más ayudas directas a autónomos y empresas hasta finales de 2021

Las elecciones retrasarán al menos hasta verano las ayudas directas a empresas y autónomos anunciadas por la Comunidad de Madrid en marzo

El Gobierno estudia que las empresas que reciban ayudas directas se comprometan a no realizar despidos y a destinar los fondos a reducir deuda y pagar gastos fijos