Enagás vende el 30% de Tallgrass a Blackstone por 1.000 millones de euros

Antonio Llardén, presidente de Enagás, durante una conferencia en DeustoForum.
Antonio Llardén, presidente de Enagás, durante una conferencia en DeustoForum.

Flickr

Foto del redactor Business Insider España

Business Insider España

  • La decisión supone el abandono de Enagás del mercado de EE.UU. y hace subir la acción casi un 5%. 
  • La compañía pretende con este movimiento apostar por las inversiones en infraestructuras de hidrógeno verde. 

Enagás ha tomado una decisión estratégica al vender su participación del 30,2% en Tallgrass Energy a Blackstone Infrastructure Partners por un importe de 1.100 millones de dólares (1.018 millones de euros). Esta operación, aunque genera una minusvalía contable de 360 millones y el abandono del mercado estadounidense, permitirá a la empresa gasística española liberar fondos para nuevas inversiones, especialmente en el ámbito de la transición energética.

Por qué esta venta

Enagás, una de las principales empresas de infraestructuras energéticas en España, ha estado enfocándose en un ambicioso plan de transición energética. La venta de su participación en Tallgrass Energy se enmarca dentro de su Plan Estratégico 2022-2030, que tiene como objetivos prioritarios la descarbonización y la seguridad del suministro energético en España y Europa.

Enagás ingresó al mercado estadounidense en 2019 al adquirir una participación del 11% en Tallgrass Energy por más de 500 millones de dólares. Un año después, aumentó su participación al 30% con una inversión adicional de 760 millones. Esta expansión formaba parte de su estrategia de internacionalización bajo el liderazgo anterior. 

Sin embargo, con el cambio de enfoque hacia las energías renovables y la transición energética bajo la dirección del actual consejero delegado, Arturo Gonzalo, la empresa ha decidido desinvertir en Tallgrass para redirigir sus recursos.

El impacto financiero y estratégico

A pesar de las minusvalías contables, la operación tendrá un impacto positivo en los flujos de efectivo de Enagás. La entrada de efectivo permitirá a la empresa acometer nuevas inversiones en infraestructuras de hidrógeno renovable, un área clave dentro de su plan estratégico.

La empresa ha señalado que esta venta también refuerza su política de dividendos y su sostenibilidad a largo plazo. En febrero, Enagás anunció un recorte significativo del dividendo, del 43%, con el objetivo de liberar fondos para invertir en proyectos de hidrógeno. Este movimiento es coherente con su visión a largo plazo de convertirse en un líder en infraestructuras de energía renovable.

Airbus, Aena, Air Nostrum, Iberia, Exolum y Repsol se unen para desarrollar la aviación propulsada por hidrógeno

Futuras inversiones y proyectos

La desinversión en Tallgrass Energy no es un caso aislado. Enagás ha estado reestructurando su cartera de activos internacionales para centrarse en proyectos que apoyen su transición hacia las energías renovables.

Enagás ha subrayado la importancia de las infraestructuras de hidrógeno renovable en su estrategia futura. La empresa planea invertir en proyectos que han sido incluidos en la lista de Proyectos de Interés Común de la Unión Europea, cumpliendo con el mandato del Real Decreto-ley 8/2023 que designa a Enagás como gestor provisional de la Red Troncal de Hidrógeno en España.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.