Así fue el encuentro restaurativo entre un atracador de bancos y el director de la sucursal que robó

Una persona esposada habla con otra.

gettyimages

  • El proyecto del Ministerio del Interior ‘Justicia Restaurativa’ ha puesto en contacto a un atracador de bancos y al director de una de las sucursales que robó.
  • Julio, el atracador, mandó una carta a la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, disculpándose y solicitándole el encuentro con una de sus víctimas.
  • Descubre más historias en Business Insider España

En 2016, se pusieron en marcha los Talleres de Justicia Restaurativa. 38 personas participaron en 2017 y 855 en 2020. Se espera que el número siga creciendo en 2021. A ello coadyuva Julio, preso en el Centro Penitenciario de Burgos, que acaba de tener un encuentro con una de sus víctimas. Ha sido el último de los ‘Diálogos Restaurativos’, que, en este caso, ha juntado a un atracador de bancos y al director de la sucursal en la que robó.

Desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior relatan que Julio comenzó a participar, el pasado mes de noviembre, en el programa de ‘Justicia Restaurativa’ que cuenta, en la prisión burgalesa, con la mediación de la Sociedad Científica de Justicia Restaurativa.

Durante la preparación del programa, Julio tuvo la iniciativa de comenzar su plan de reparación del daño causado a través de una carta en la que expresaba a la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, sus disculpas por los daños ocasionados a los trabajadores de las sucursales que atracó, y le solicitaba la posibilidad de reunirse con alguna de aquellas víctimas. 

Ana Botín respondió al atracador y este se reunió con una de las víctimas

El pasado mes de diciembre, Julio recibió una carta de respuesta en la que la presidenta del Santander agradecía su iniciativa y le ofrecía su colaboración para facilitar el encuentro. Finalmente, esa reunión restaurativa tuvo lugar el viernes 5 de febrero de 2021. La víctima directa del suceso fue el director de una de las sucursales que Julio atracó en Guipúzcoa en el año 2014.

Además de agradecer su presencia, cuentan, el interno comenzó explicando el momento que atravesaba cuando cometió el delito, “no como justificación de lo ocurrido, sino como parte de la asunción de su responsabilidad”. Julio, toxicómano, tuvo una recaída tras siete años sin consumir sustancias tóxicas en el momento en el que se produjo el atraco.

Narró también al director de la sucursal guipuzcoana todo el proceso de reflexión realizado durante su privación de libertad, el cambio de sus motivaciones vitales, y la importancia del encuentro al considerarle “representante de todas aquellas personas que fueron víctimas directas de su anterior vida delictiva”.

Previo al encuentro, el director del banco también participó en los talleres preparatorios de la entidad que facilita el proceso de mediación. Tras escuchar atentamente a Julio, relató cómo vivió aquel día de 2014 y, entre otras anécdotas, recordó “el impacto que le causó enterarse por agentes de la Ertzaintza de que la pistola con la que fue apuntado por el condenado era un arma real y no de juguete como pensó durante los hechos”.

El encuentro, de 45 minutos y realizado mediante videoconferencia por las restricciones derivadas del COVID-19, finalizó con la solicitud de reparación por parte de la víctima: animar al condenado a emprender un camino distinto en la vida. Este se comprometió con ese cambio y tras darle de nuevo las gracias recibió esta respuesta: “De nada, todos somos personas”.

Fue el segundo encuentro restaurativo realizado en el Centro Penitenciario de Burgos por la Sociedad Científica de Justicia Restaurativa, que también lleva a cabo talleres con condenados en tercer grado o a penas alternativas a la prisión, y encuentros con víctimas directas o indirectas de los delitos.

“La ‘Justicia Restaurativa’ es una justicia reparadora que pone su mirada en la transformación del delincuente”

El pasado 21 de enero de 2021, con motivo del Día Europeo de la Mediación, el secretario general de Instituciones Penitenciarias (IIPP), Ángel Luis Ortiz, participó en el Encuentro Internacional ‘Cultura de Paz, Educación y Mediación', organizado por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

Allí, hizo una apuesta inequívoca por la ‘Justicia Restaurativa’ como complemento de la Justicia penal tradicional. "Mientras esta gira en torno al delito y la noción del castigo, es una justicia retributiva, la ‘Justicia Restaurativa’ es una justicia reparadora que pone su mirada en la transformación del delincuente y la escucha de la víctima, así como en la reparación del daño que se le causó".

Desde su llegada a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, subrayan, se ha multiplicado la participación de condenados en los talleres ‘Diálogos Restaurativos’. Estos comenzaron a impartirse en 2016, pero sólo para aquellos penados a condenas alternativas a la prisión o los que se encontraban en la última fase de la ejecución de la condena privativa de libertad: el tercer grado.

El objetivo final de los talleres son los encuentros restaurativos, que se realizaron con la práctica totalidad de los condenados a penas alternativas a la prisión o en tercer grado, puesto que se llevaron a cabo con víctimas indirectas del delito. En el caso de los penados a prisión en régimen ordinario, hasta la fecha se han realizado cuatro encuentros con las víctimas directas del delito; otros seis se realizarán en fechas próximas. A lo largo de 2021, el taller ‘Diálogos Restaurativos’ estará presente ya en las prisiones de 14 comunidades autónomas, Ceuta y Melilla.

Otros artículos interesantes:

Así es la cárcel más agradable del mundo: una isla donde los presos no viven entre rejas

Así es por dentro una prisión secreta de excombatientes del ISIS

Matar mascotas en Portugal sin motivo justificado puede suponer hasta 2 años de cárcel, según una nueva ley