Pasar al contenido principal

Una encuesta a 10.000 millonarios desvela las 5 cualidades que llevan al éxito

Muchos millonarios saben que edificar una fortuna exige de consistencia [RE]
Jamie Squire/Getty Images
  • Los millonarios tienden a tener 5 características en común, según Chris Hogan, un escritor que ha estudiado a más de 10.000 millonarios.
  • Son responsables, disciplinados, orientados a resultados y trabajan duro para edificar sus fortunas.
  • La consistencia en cada una de esas áreas, según Hogan, es lo que las mantiene unidas.

Los millonarios tienen en común algo más que un patrimonio superior al millón de dólares: también suelen compartir varios hábitos y atributos similares.

Muchos utilizaron la resistencia y la perseverancia para edificar sus fortunas y, una vez que lo lograron, renunciaron a utilizar un presupuesto.

Pero los millonarios también tienden a compartir 5 características similares, según Chris Hogan, autor de Everyday Millionaires: How Ordinary People Built Extraordinary Wealth - and How You Can Too. Junto al equipo de investigación de Dave Ramsey, Hogan ha estudiado a más de 10.000 millonarios estadounidenses (definidos como aquellos con un patrimonio neto de al menos un millón de dólares) durante siete meses y ha descubierto ciertos atributos en común entre ellos.

"Cuando ves que estos 5 atributos se presentan en personas de éxito, ves de forma clara cómo es la independencia financiera y cómo podría ser en tu caso", según Hogan.

Estos son esos atributos.

1. Los millonarios se responsabilizan personalmente

Muchos de los millonarios controlan sus decisiones financieras, según Hogan. "Saben que su éxito depende de sí mismos y se lo ganan", escribe.

Dos de los millonarios a los que ha entrevistado, Mike y Stephanie, ejemplifican particularmente este punto: ahorraron diligentemente, evitaron las deudas, trabajaron con un inversor profesional y se comprometieron a mejorarse tanto a sí mismos como su potencial de ganancias. Ahora están jubilados y tienen un patrimonio neto de 2,6 millones de euros.

La mayoría de los millonarios de estudio de Hogan se perciben a sí mismos como optimistas y deseosos de afrontar nuevas cosas para obtener mejores resultados; más del 90% lo admiten inmediatamente cuando están equivocados e integran activamente cualquier crítica que reciben de los demás.

"[Los millonarios] no dependen de nadie más para hacerse ricos y no culpan a nadie más si fracasan", según Hogan. "Se centran en cosas que pueden controlar y alinean sus hábitos diarios a las metas que se fijan a sí mismos".

Leer más: Las millonarias herencias de 21 grandes personajes que nos dejaron en 2018

2. Los millonarios son disciplinados

Hogan ha descubierto que muchos millonarios viven con menos de lo que ganan y son disciplinados con sus presupuestos. Más de la mitad de los participantes en el estudio creen que la razón principal por la que la gente no se hace millonaria es por su falta de disciplina financiera.

"Los millonarios no viven accidentalmente con menos de lo que ganan", según Hogan. "Lo hacen a propósito, porque tienen un plan. Están decidiéndolo. Vivir sin ajustarse a un presupuesto, en cambio, es la mayor definición de quien se desliza hacia la desdicha".

Este hallazgo corrobora la investigación de Sarah Stanley Fallaw, autora e investigadora jefa del Affluent Market Institute, quien también estudió a los millonarios who also studied millionaires - sus sujetos destacaban la libertad que conlleva gastar por debajo de sus medios.

Según el estudio de Thomas C. Corley sobre los hábitos de los ricos, vivir con el 80% o menos de tus ingresos "te dejará con un excedente que puedes utilizar para construir tu fortuna", tal y como escribía en un post en Business Insider.

3. Los millonarios están enfocados en conseguir objetivos

"Piensan por adelantado y rechazan ser arrastrados por la corriente de la vida", según Hogan. Ha descubierto que el 92% de los sujetos encuestados desarrollan un plan a largo plazo para su capital y el 97% casi siempre logra los objetivos que se fijan ellos mismos.

Elaboran un plan a largo plazo para lograr su independencia financiera, lo que "les ayuda a evitar distracciones y el llamado 'síndrome del objeto brillante' que la mayoría de la población sufre, porque la mayoría de los millonarios no se centran en los que les puede hacer felices hoy; se centran en su plan a largo plazo para hacer sus fortunas".

Un ejemplo es JP Livingston, quien se jubiló a los 28 años con un patrimonio de más de 2 millones de dólares. Ella vivía frugalmente, sin usar el 70% del sueldo que llevaba a su casa, el 40% lo invertía y el 60% lo ahorraba. A pesar de que sus ingresos aumentaban cada año, no sucumbió a la tentación de cambiar su estilo de vida. En cambio, se ciñó a su plan a largo plazo y ahorró aún más dinero.

Leer más: 21 frases de millonarios hechos a sí mismos que cambiarán tu perspectiva sobre el dinero

4. Los millonarios trabajan duro

"Hacen lo que deben hacer, incluso cuando no es fácil de hacer", escribe Hogan. De los participantes en su estudio, el 93% explica que llegaron a ser millonarios porque trabajaban duro, más que por tener grandes salarios.

"Los millonarios trabajan constantemente para mejorarse a sí mismos. No se conforman con lo que tienen y con quiénes son hoy; en su lugar, trabajan para aumentar su formación y sus aptitudes para ganar más para el mañana", sostiene.

Y cuando se trata de trabajar, la gente rica a menudo lo hace en trabajos que adora: hacer lo que te gusta y que te paguen por ello es lo que el millonario hecho a sí mismo Steven Siebold llama una estrategia inteligente.

5. Los millonarios son consistentes

La consistencia, según Hogan, es lo que mantiene unidos al resto de atributos.

"Puedes ser responsable, puedes ser disciplinado, puedes imponerte metas y puedes trabajar duro. Pero, si no haces esas cosas constantemente —año tras año, década tras década—, nunca conseguirás los resultados que quieres".

Y añade: "saben desde su propia experiencia que edificar una fortuna es un reto a largo plazo y han visto que ceñirse al plan durante décadas te lleva a tener millones a la hora de jubilarte".

Pero ser consistente requiere de dos cosas, según Hogan: paciencia para tener una visión a largo plazo que te ayude a seguir centrado durante años y pasión para encontrar la manera de conseguir hacerlo.

Te puede interesar

Lo más popular