Pasar al contenido principal

Endesa cerrará la central de As Pontes a mediados de 2021 que sustituirá con 1.505 megavatios renovables y una inversión de más de 1.500 millones

Central térmica de Endesa en As Pontes, A Coruña
Central térmica de Endesa en As Pontes, A Coruña Endesa
  • Endesa prevé que el cierre de la central de As Pontes se producirá a mitad de 2021, según ha informado la compañía.
  • Endesa argumenta este cierre por la falta de competitividad en la cobertura de la demanda por la modificación de las condiciones de mercado.
  • Endesa también ha presentado en la reunión su plan de 1.505 megavatios (MW) renovables en Galicia para sustituir los 1.468 MW térmicos de la central, que supondría una inversión asociada de 1.581 millones de euros.
  • En los trabajos del desarrollo de los proyectos renovables, para los que estima una duración de unos seis años, prevé la creación de unos 7.500 empleos directos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Endesa prevé que el cierre de la central de As Pontes, si no se encuentra finalmente una mezcla de co-combustible viable en la que actualmente se trabaja, se producirá a mitad de 2021, según ha trasladado la compañía en la Mesa de Transición para la planta celebrada este martes en la Secretaria de Estado de Energía.

El grupo presentó el pasado 27 de diciembre la solicitud de clausura para la central ante la ausencia de perspectivas de mejora en el futuro de la planta por su falta de competitividad en la cobertura de la demanda por la modificación de las condiciones de mercado, con un incremento sustancial en el precio de los derechos de CO2 y una caída significativa del precio del gas.

En la solicitud de cierre presentada, Endesa incluyó el derecho de desistimiento que le correspondía si como consecuencia de las pruebas que se seguirían haciendo de cocombustión con biomasa se encontrase una mezcla de combustible que permitiera la viabilidad técnica, medioambiental y económica de la planta, en su conjunto o parcialmente.

De esta manera, considerando el plazo máximo legalmente establecido para la aprobación de la resolución de cierre, así como los plazos previstos para la recepción de los informes del operador del sistema y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), prevé el cierre en ese horizonte de la mitad de 2021.

Leer más: Endesa pone sobre la mesa alargar el cierre de las nucleares y carga contra la subastas de renovables

El grupo ha puesto sobre la mesa de la reunión de hoy unos números que ofrecen un diferencial de 15 euros por megavatio hora (MWh) de coste variable entre el carbón importado y el gas natural, diferencias que además prevé que se incrementen en el futuro.

A la fecha actual, la central cuenta con un stock de carbón equivalente a la producción aproximada a 1 teravatio hora (TWh), cuyo consumo se prevé ir realizando de forma que se minimice la pérdida del coste de producción hasta la segunda mitad de 2021, indicaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

No obstante, Endesa, junto al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la Xunta y el Ayuntamiento de As Pontes ha venido trabajando en la identificación de una posible mezcla de combustible, identificándose dos mezclas que, por poder calorífico, podrían ser viables técnicamente.

Pruebas a partir de primavera

De todas maneras, se está a la espera de recibir los análisis de estos combustibles y se prevé realizar pruebas con ello a partir de mayo/junio, una vez finalizadas las obras de instalación de desulfuración de los grupos 1 y 2 de la planta. Las pruebas de aproximación podrían ser realizadas en el mes de abril/mayo.

Leer más: Endesa gana un 88% menos en 2019 por el impacto contable del cierre de las centrales de carbón

Asimismo, adicionalmente a la comprobación de la viabilidad técnica y medioambiental de la central, la energética señaló que será necesario que se garantice la viabilidad de las condiciones económicas de la mezcla de combustible.

Plan renovable de la compañía para Galicia

Endesa también ha presentado en la reunión su plan de 1.505 megavatios (MW) renovables en Galicia para sustituir los 1.468 MW térmicos de la central, que supondría una inversión asociada de 1.581 millones de euros.

La energética ha señalado, además, que esta opción supondría la posibilidad de adaptar los alternadores existentes de la central térmica para conservar la capacidad síncrona y con ello facilitar la integración de más potencia renovable, indicaron a Europa Press en fuentes de la compañía.

En concreto, el plan verde para Galicia puesto sobre la mesa por Endesa está integrado por 250 MW ya en trámite administrativo, formado por los parques de Monte Neme (16 MW), Ligonde-San Simón (14,4 MW), Cañizo (48 MW), San Cristóbal (30 MW), Navallos (13,54 MW), A Lagoa (16,2 MW), Pico Touriñán (26,4 MW), Picato-Cotorroso (39,6 MW) y Chao do Marco (48 MW), así como otros 190 MW de proyectos de nuevos ya solicitados (Serra Serra -50 MW-, Os Carballiños (50 MW), Monte San Bartolomé (46,2 MW) y Tesouro (46,2 MW).

Además, se incluyen 370 MW a presentar en los próximos meses y otros 700 MW identificados en emplazamientos potenciales en un radio de 40 kilómetros desde As Pontes.

Leer más: Iberdrola, Endesa y Repsol toman posiciones en vísperas del decreto ley que regulará las electrolineras: a la caza de adjudicaciones públicas y de nuevos socios para extender las redes de recarga

Dentro de este plan, cuyo inicio estaría pendiente de la autorización de cierre de la central, en primer lugar, y de la obtención de la conexión y autorizaciones para los nuevos MW verdes, el grupo contempla una duración de 4 años en el desmantelamiento de los grupos de la central, con la creación de 130 empleos directos de media, con picos de hasta 200 personas.

Además, en los trabajos del desarrollo de los proyectos renovables, para los que estima una duración de unos seis años, prevé la creación de unos 7.500 empleos directos. En la operación y mantenimiento de estos parques, por unos 25 años, estima la creación de unos 125 empleos directos.

Asimismo, en lo que respecta al personal directamente afectado por el cierre de la planta, el grupo ha transmitido en la mesa su compromiso a respetar el puesto de trabajo y realizará la gestión necesaria que posibilite que el ajuste de la plantilla se realice de un modo "no traumático".

Leer más: Endesa negocia un plan de prejubilación para 1.000 empleados, con hasta el 80% del sueldo, por el cierre de las centrales de carbón

Pide cambios en el plan sectorial eólico gallego y resolver el acceso a la red 

En lo que se refiere a las contratas, se priorizará la contratación de personas del entorno para los trabajos de desmantelamiento de la central e instalación de la nueva potencia renovable y podrán ser beneficiarios de los programas adicionales de formación que se implanten para generación de empleo y actividad económica en la zona.

Eso sí, Endesa ha transmitido la necesidad de cambios en el plan sectorial eólico para ampliar las zonas actuales de desarrollo de esta tecnología en Galicia, así como de modificaciones en la legislación para resolver el acceso a la red, que está pendiente del desarrollo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, para abordar esta ambiciosa transformación a las renovables en la región.

Y además