Endesa eleva sus ingresos un 64% en el primer semestre y gana un 10% más por la venta de su negocio de movilidad eléctrica

Sede de Endesa en Madrid.
Sede de Endesa en Madrid.

Reuters

Endesa ingresó 14.851 millones de euros entre enero y junio, lo que supone un aumento del 64,4% respecto al mismo periodo del año anterior (9.032 millones). 

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 2.188 millones de euros, un 16,5% más. El beneficio neto ordinario, que es el que sirve de base para el reparto del dividendo, disminuyó un 12%, hasta 734 millones. Una cifra que excluye las plusvalías generadas con la venta del negocio de movilidad eléctrica a su matriz, Enel, en abril por 182 millones. El beneficio neto consolidado, que sí las incluye, creció un 10%, hasta 916 millones.

Endesa mantiene su previsión de objetivos financieros para el ejercicio: 4.100 millones de ebitda y 1.800 millones de resultado ordinario neto. 

Todo ello, apunta la compañía, a pesar del "contexto de mercado adverso motivado por el estallido de la guerra en Ucrania y el repunte de precios de las materias primas energéticas, singularmente el gas, que en promedio ha sido un 305% más caro en el primer semestre del año".

Como consecuencia, el coste medio de la electricidad en el mercado mayorista ibérico creció un 252%, hasta 206 euros. Un nivel que sitúa a España y Portugal en el entorno de los países europeos, como Alemania (186 euros), Francia (229 euros), Italia (249 euros) o Reino Unido (210 euros).

Endesa vende más energía de la que produce y necesita comprar energía en el mercado, beneficiándose cuando los precios caen pero viéndose perjudicada en sus cuentas si están altos

Más deuda y deterioro del entorno macroeconómico

A 30 de junio, la deuda neta de la compañía alcanzaba 10.275 millones de euros, lo que supone un alza de 1.470 millones respecto al cierre de 2021.

Esto se debe al aumento de las inversiones, a la coyuntural evolución negativa del flujo libre de caja (negativo en 169 millones, fuertemente afectado por el aumento de las partidas regulatorias pendientes de cobro por 733 millones, además del encarecimiento de las materias primas y los peajes) y  por el pago del dividendo a cuenta de los resultados de 2021 realizado en enero (536 millones).

El consejero delegado, José Bogas, reiteró que, "en esta primera mitad de 2022, hemos comprobado cómo el escenario macro, tanto económico como energético, ha proseguido su senda de deterioro. La invasión de Ucrania no ha hecho más que exacerbar la senda de fuerte crecimiento del precio del gas, motivo último de la crisis energética europea". 

Elena Bernárdez, directora general de Endesa X Way: "La situación actual demuestra que España tiene que ser más autónoma desde el punto de vista energético"

En sus palabras, "el enfoque de la Unión Europea hacia la descarbonización y la autosuficiencia energética en el continente es la única vía realista a medio y largo plazo. En el corto plazo, afrontamos planes de ahorro y eficiencia energética a escala ibérica y europea, en los que Endesa aporta y aportará propuestas razonables y constructivas".

Sobre el tope al gas para producir electricidad y el nuevo impuesto al sector energético anunciado por el Gobierno español, señaló: “Medidas particulares como la excepción ibérica mitigan la subida de precios, pero no solucionan el problema de fondo: el elevado precio del gas". 

En cuanto al nuevo impuesto, aseguró que "estamos pendientes de conocer los detalles del mismo para evaluarlo, pero quiero reiterar que no obtenemos beneficios extraordinarios en esta coyuntura”.

Otros artículos interesantes:

Endesa dejará de producir carbón en 2027 y gas en 2040

Iberdrola gana 1.058 millones de euros en el primer trimestre de 2022, un 3,2% más que en 2021, a pesar de perder un 29% en España

El gas ruso y la crisis energética, claves para el futuro del euro y la economía continental

Te recomendamos