Endesa superó el año de la pandemia multiplicando por 8 su beneficio neto hasta los 1.394 millones, recuperándose del impacto en 2019 del cierre del carbón

José D. Bogas Gálvez, consejero delegado de ENDESA
José D. Bogas Gálvez, consejero delegado de ENDESA
Business Insider España
  • Endesa cerró el año 2020 con un beneficio neto de 1.394 millones de euros, 8 veces más que el año pasado, cuando tuvo que descontarse 1.409 millones por el cierre de centrales de carbón y los recortes a la retribución de las plantas no peninsulares.
  • La pandemia tuvo un impacto de 120 millones de euros en el beneficio bruto de explotación de la compañía energética controlada por la italiana Enel.
  • Los ingresos se redujeron un 12,9% debido, entre otros motivos, a la mayor competencia en el mercado español y al menor consumo de las empresas industriales y de servicios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Endesa cerró el año 2020 con un beneficio neto de 1.394 millones de euros, un 715,2% más respecto a los resultados del año 2019, cuando ganó 171 millones en un ejercicio claramente marcado por el cierre de dos centrales de carbón y el recorte a la retribución a las plantas no peninsulares, que le costaron 1.105 millones y 304 millones, respectivamente. 

Sin ese lastre, la compañía ha superado el año del COVID-19 con éxito, acotando el impacto de la pandemia a 120 millones en su beneficio bruto de explotación (ebitda), que fue de 3.783 millones de euros, un 1,5% menos. No obstante, la compañía asegura que en términos comparables, excluyendo el impacto del nuevo convenio colectivo y las provisiones por el plan de descarbonización, su ebitda sería de 4.027 millones, un 5% más que el año anterior.

La compañía destaca que su beneficio ordinario neto en el año pasado fue de 2.132 millones, un 36% más, la cifra que utilizará para repartir el dividiendo, que será de 2,014 euros por acción, un 37% más que el año anterior

A partir de 2021, Endesa comenzará a reducir su retribución a sus accionistas a un 80% en este año y un 70% en 2022 y 2023, con el objetivo de adecuarlo al "relevante incremento de la inversión prevista para los próximos años", que será de 25.000 millones de euros hasta el final de la década.

La energética registró unos ingresos de 17.560 millones de euros, un 12,9% menos que en 2019, debido entre otros asuntos a la reducción de las ventas al mercado liberalizado (un 11,1% menos). La compañía admite en su comunicado que ha "acusado el impacto de la creciente competencia en el mercado español" y que la menor venta de energía se ha debido "fundamentalmente al menor consumo del segmento de empresas" de sectores como el industrial y el de servicios, un impacto claramente derivado de las medidas para combatir la pandemia. Los clientes residenciales, que en el mercado español son 10,4 millones, han mantenido sus niveles de consumo similares a los de 2019.

Estos son los datos fundamentales de las cuentas de 2020 de Endesa:

  • Beneficio neto atribuido: 1.394 millones de euros (+715,2%)
  • Beneficio neto ordinario:  2.132 millones de euros (+36,5%)
  • Resultado bruto de explotación (ebitda): 3.783 millones de euros (-1,5%)
  • Ingresos: 17.560 millones de euros (-12,9%)

Los resultados de la compañía controlada por la italiana Enel están un poco por debajo de los esperados por los analistas de Bloomberg, que preveían un beneficio neto de 1.760 millones de euros y un ebitda de 3.920 millones, según informa Cinco Días.

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, destacó el "sólido comportamiento operativo y financiero" de la compañía en un ejercicio "lleno de desafíos a todos los niveles derivados del impacto de la pandemia".

"El año 2020 es además el ejercicio en que hemos materializado de forma palpable nuestro lema de no dejar a nadie atrás, ni como consecuencia del proceso de Transición Energética que entendemos debe ser justa, ni como consecuencia del golpe del covid, contra el que hemos desplegado un Plan de Responsabilidad Pública dotado con 25 millones de euros”, remarcó el ejecutivo. 

Endesa gana 1.511 millones hasta septiembre, un 758% más, por extraordinarios y menores dotaciones tras estabilizar el impacto del coronavirus

La energética remarcó que con los cierres de centrales de carbón, actualmente solo el 1% de sus ingresos y el 2,5% de la electricidad que generaron en 2020 proceden de esta fuente, mientras que producción de fuentes renovables en la Península Ibérica fue del 85%. En 2021 esperan tener solo operativos 200 megawatios de carbón, en las Islas Baleares. 

Aun así, Endesa provisionó en el tercer trimestre 213 millones para reestructurar la plantilla del negocio de carbón. También apartó 387 millones para cubrir el coste del impacto de la digitalización en distribución y comercialización y otros 159 millones para "reestructurar la plantilla con carácter general", según informó la compañía.

Endesa planea instalar 6.700 megawatios de potencia renovable en este año, cubriendo su objetivo para el trienio 2021-2023, al que se sumarán 50 megawatios fotovoltaicos obtenidos en la última subasta del Gobierno. En su comunicado destaca que su red de puntos de recarga de vehículos eléctricos ha crecido un 42%, hasta llegar a 7.100 cargadores entre públicos y privados. Su objetivo es alcanzar los 56.000 puntos de recarga al cierre del año 2023.

LEER TAMBIÉN: Endesa gana 1.511 millones hasta septiembre, un 758% más, por extraordinarios y menores dotaciones tras estabilizar el impacto del coronavirus

LEER TAMBIÉN: Endesa gana un 45% en el primer semestre y cifra el impacto del coronavirus en 75 millones

LEER TAMBIÉN: Endesa cierra un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones por 35 millones para instalar 8.500 electrolineras hasta 2023

VER AHORA: Qué es Twitch y por qué está tan de moda