Pasar al contenido principal

La energética BP augura que la caída en el consumo de petróleo empezará en la década del 2020, anticipada por el coronavirus

Un trabajador en una refinería de petróleo.
Reuters

  • La pandemia marca el comienzo de una caída de la demanda de combustibles fósiles que ha empezado antes de lo esperado, según la energética BP.
  • La empresa británica estima que el pico máximo de demanda de petróleo se alcanzará a principios de la década del 2020 y luego irá en declive.
  • Uno de los escenarios plantea la energética es que la demanda de crudo se recupera del impacto de la pandemia. Mientras los otros dos escenarios no llegan a contemplar una recuperación plena de la demanda.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La primera compañía energética de Reino Unido, BP, advierte que la demanda de petróleo vivirá su pico máximo de demanda en los próximos años, a principio de la década del 2020, lo que no significa más que la pandemia marca el comienzo de una caída de la demanda de combustibles fósiles que ha empezado antes de lo esperado.

El grupo publicó sus perspectivas energéticas anuales en el que plantea tres escenarios en la transición hacia las energías limpias, y en todos pronostica una caída de la demanda de petróleo para los próximos 30 años. 

Uno de los escenarios plantea que la demanda de crudo se recupera del impacto de la pandemia y se estabiliza en el arranque de la década de 2020. Mientras los otros dos escenarios no llegan a contemplar una recuperación plena de la demanda, y el pico máximo de consumo se sitúa en los 100 millones de barriles diarios en 2019. Mientras, en sus perspectivas del pasado año, la petrolera auguraba un aumento de la demanda de petróleo durante la próxima década.

Leer más: La geopolítica del hidrógeno y la oportunidad para España de convertirse en una potencia

La industria del petróleo considera que parte de esa caída del 10% de la demanda que se registró este año, no se volverá a recuperar y se mantendrá como parte de un cambio en los patrones de trabajo y de viajes.

El hecho de que ya se haya alcanzado el pico máximo en el consumo de petróleo podría transformar por completo las perspectivas para una industria que no ha parado de crecer en 100 años. Cambiaría tanto las perspectivas de inversión en la industria y la financiación de proyectos. 

Los escenarios de BP contempla la rápida introducción de políticas que pongan precio al carbón y reduzcan las emisiones de CO2. El objetivo del informe, según la petrolera, no es otro que subrayar la incertidumbre a la que se enfrentan los mercados energéticos hasta 2050.

Y además