Pasar al contenido principal

Las energéticas recurren a Silicon Valley para aumentar su eficiencia: sus alianzas con las tecnológicas podrían crear un mercado con un 500% de crecimiento durante el próximo lustro

Trader entusiasmado en Wall Street.
Reuters

  • A medida que la industria de la energía se enfrenta a un momento de ajuste de cuentas, presionada por los bajos precios del petróleo, los altos costes operativos y un creciente movimiento de inversión sostenible, las empresas recurren cada vez más a Silicon Valley para ayudar a racionalizar las operaciones y aumentar la eficiencia.
  • El mercado direccionable para soluciones digitales de petróleo y gas podría crecer un 500% en los próximos cinco a seis años, ahorrando a los productores de crudo aproximadamente 150.000 millones de dólares, según firmas como Bank of America o RBC.
  • La era digital finalmente está “comenzando para el petróleo y el gas”, por lo que está creándose un mercado que está “a punto de estallar en los próximos cinco años”, asegura Barclays.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A medida que la industria de la energía se enfrenta a un momento de ajuste de cuentas, presionada por los bajos precios del petróleo, por la crisis del coronavirus, además de por los altos costes operativos y un creciente movimiento de inversión sostenible, las empresas recurren cada vez más a Silicon Valley para ayudar a racionalizar las operaciones y aumentar la eficiencia.

El mercado direccionable para soluciones digitales de petróleo y gas podría crecer un 500% en los próximos cinco a seis años, ahorrando a los productores de crudo aproximadamente 150.000 millones de dólares, según firmas como Bank of America o RBC en varios informes de análisis de campo a los que ha accedido Business Insider, al mismo tiempo que se crea un mercado cada vez más grande para la tecnológicas en el altamente competitivo negocio de la nube. Esto estaría abriendo grandes oportunidades de inversión

Las oportunidades de ahorro incluyen la reducción de los gastos de capital, así como la venta, los costes operativos generales y administrativos y los gastos operativos de transporte, según estas firmas de análisis.

La era digital finalmente está “comenzando para el petróleo y el gas”, por lo que está creándose un mercado que está “a punto de estallar en los próximos cinco años”, asegura Barclays. "Los últimos 12 meses han visto un cambio “dramático en la adopción, con numerosos anuncios de asociaciones de plataformas digitales y en la nube que creemos que son solo signos tempranos de lo que vendrá", añade la firma.

En el último año, Microsoft anunció colaboraciones con Exxon y Chevron, entre otros, mientras que en mayo Alphabet renovó y amplió significativamente su alianza con Schlumberger. Son solo ejemplos de las sinergias que empiezan a producirse ya.

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

La tecnología al servicio del sector energético

Los gigantes de la energía, por supuesto, han estado utilizando el software empresarial de las compañías tecnológicas durante años. Mientras, los sistemas operativos altamente complejos de las empresas de petróleo y gas han dependido de la toma de decisiones sofisticadas basadas en datos durante décadas.

Sin embargo, las petroleras eran tradicionalmente reacias a entregar sus tesoros de datos valiosos debido a las preocupaciones sobre la ciberseguridad y al deseo de mantener ventajas competitivas.

Esto se traduce en que, en su mayor parte, el software se desarrolla internamente o por firmas vinculadas al sector de servicios petroleros.

Ahora, sin embargo, impulsados por rendimientos mediocres en el espacio energético y los rápidos avances en el sector tecnológico, las dos industrias se están uniendo cada vez más, creando asociaciones.

La magnitud de la capacidad de procesamiento y almacenamiento hace posible "generar cosas que no soñamos dentro de la industria", expone John Gibson, presidente y CEO de Flotek.

A su modo de ver toda la industria “necesita una mejora en el rendimiento, la rentabilidad y el flujo de caja, por lo que trabajar con los datos para mejorar la rentabilidad del sector se ha convertido en un mandato”.

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

El ahorro por la mayor eficiencia

Por el lado de la energía, Barclays estima que una mayor eficiencia ahorrará a los productores aproximadamente 150.000 millones anuales, lo que se traduce en un ahorro de 3 dólares por barril de producción del petróleo.

Además de los propios productores de petróleo, la entidad británica señala que hay una "oportunidad de oro" para que las compañías de servicios petroleros como Schlumberger, Halliburton y Baker Hughes "recuperen la relevancia". Estas empresas tienen una gran experiencia en la industria y también tienen sus propias ofertas digitales.

A largo plazo, los avances tecnológicos también servirán para que negocios energéticos se destaquen en una industria despiadada, indica Rebecca Fitz, directora senior del Centro de Impacto Energético de BCG. Y es que en un entorno poco útil para el precio del petróleo, las empresas podrían “diferenciarse competitivamente al aumentar sus márgenes más que sus homólogas”. Y ahí es donde la tecnología se “convierte en interesante”, concluye.

Y además