11 enfermedades con las que puedes confundir la viruela del mono y que son igual o más importantes

erupción piel,  enfermedad cutánea

Dada la preocupación de médicos y organismo sanitarios por el aumento del brote fuera de África, la aparición de un sarpullido en la piel podría hacer pensar en una infección de viruela del mono.

Esta comienza con un malestar similar a un catarro o gripe y progresa a una erupción generalizada en la cara y el cuerpo. Sin embargo son muchas las enfermedades que pueden generar lesiones cutáneas parecidas que puedan confundirse con la viruela del mono.

Por ello, y con el objetivo de reducir los contagios, los organismos sanitarios de los países en los que se han registrado casos solicitan que quienes se detecten ampollas, sarpullidos o cualquier otra afección cutánea se ponga en contacto con los servicios médicos.

Desde el 13 de mayo de 2022 y hasta el 2 de junio de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha notificado 780 casos de viruela símica en 27 países de regiones  que no son endémicas para el virus de la viruela del simio. De ellos, hasta 156 se localizan en España.

La cifra coloca a nuestro país en el segundo más afectado por el brote, por detrás de Reino Unido (207). Ahora bien, la mayoría de infecciones han sido leves y por el momento la probabilidad de contagio es muy baja.

Los 3 grandes grupos de personas que podrían recibir la vacuna contra la viruela del mono en España

"Sin embargo, la probabilidad de que el virus se siga propagando a través del contacto estrecho, por ejemplo durante las actividades sexuales entre personas con múltiples parejas sexuales, se considera alta", puntualiza Andrea Ammon, directora del ECDC (Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades)

Ya sea esta u otra afección, el diagnóstico temprano siempre es adecuado para reducir riesgos, tanto de contagios como de tener un caso graves. Para lo que resulta útil conocer los síntomas.

Aquí, 11 enfermedades que pueden confundirse con la viruela del mono que también merecen tu atención.

 Viruela

Marca característica que dejaba la vacuna de la viruela, que en España dejó de administrarse en la década de los 80.

Los síntomas de la viruela símica son similares a los de la viruela —virus relacionado que se declaró erradicado en 1980—, pero más leves. También el actual brote se trata de una enfermedad menos contagiosa y mortal que su hermana mayor, causante solo en el siglo XX de alrededor de 300 millones de muertes.

La principal diferencia entre ambas enfermedades es que la viruela del mono hace que los ganglios linfáticos se inflamen, mientras que la viruela no, señalan desde los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU).

Varicela

varicela

A diferencia de lo que pasa con la viruela del mono, en la varicela los ganglios linfáticos no se inflaman.  Además las lesiones cutáneas causan picazón, pero no son dolorosas ni aparecen en las palmas de manos y plantas de los pies (rasgos característicos de la viruela símica).

Si bien puede parecer una afección común y leve, lo cierto es que las complicaciones graves incluyen infecciones bacterianas, neumonía, inflamación del cerebro o infecciones en el torrente sanguíneo. Puede incluso causar la muerte.

La varicela adquiere una inusual gravedad en adultos, siendo la neumonía es uno de las riesgos más frecuentes en este segmento de pacientes.

En esteos crece el ingreso hospitalario, la encefalitis y la evolución fatal, de acuerdo a un estudio de 2003 elaborado por la Asociación Española de Pediatría. Según este, si bien sólo el 5% de los casos de varicela se dan en adultos mayores de 20 años, el 55 % de las muertes por esta infección sucedan en dicha franja de edad.

Las mujeres embarazadas y los pacientes con una inmunodeficiencia y menores de 1 años se consideran asimismo grupo de riesgo.

Sarna

picor sarna

El síntoma inicial y más frecuente de la sarna suele ser un picor muy intenso, que tiende a agravarse por la noche. Lo que puede ayudar a diferenciarla de la viruela del mono, ya que esta segunda es dolorosa pero no causa picazón.

La sarna es causada por ácaros (Sarcoptes scabiei), que ponen huevos en la piel. Es muy contagiosa y necesita tratamiento.

La erupción que provoca puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero a menudo comienza en las zonas de piel donde hay pliegues —como entre los dedos, en la parte interior de las muñecas y codos, axilas, nalgas,rodillas, borde interno de los pies—, mientras que la viruela del mono que se inicia en el rostro.

De no tratarse la infestación por sarna puede complicarse con una infección bacteriana secundaria, que, a su vez, pueden ocasionar consecuencias más graves, como septicemia, cardiopatías e insuficiencia renal crónica, según la OMS.

Picaduras insectos 

Picaduras de chinches.

Las picaduras de chinches como las de otras causadas por insectos o arácnidos (incluyendo las garrapatas) suelen generar picor y lesiones cutáneas rojas. 

Es habitual que las picaduras se agrupen o se ubiquen en línea, como siguiendo un camino, lo que puede diferenciarlas de la viruela del mono.

Pueden llegar a requerir asistencia médica si se generan reacciones alérgicas, reacciones cutáneas graves o en ciertos casos la transmisión de enfermedades.

Mientras que las garrapatas son vectores de la enfermedad de Lyme,—  cuyas hospitalizaciones se han triplicado en nuestro país—  los mosquitos pueden ser portadores del virus del Nilo.

Sarampión 

niño enfermo, sarampión

El sarampión guarda ciertas similitudes con la viruela del mono, como marcas rojizas en la piel, fiebre elevada y malestar grave. Una enfermedad que a pesar de contar con vacuna ha aumentado  en casi un 80% en todo el mundo en los 2 primeros meses de de este año

Los primeros síntomas se presentan entre los 10 y 14 días después de haberse infectado, comenzando con tos seca, goteo nasal y dolor de garganta además de la fiebre.

El sarpullido en la piel se caracteriza por unas pequeñas manchas con centro blanco, denominadas manchas de Koplik, exclusivas de esta enfermedad.  Aparece primero en el rostro y después se extiende por el resto del cuerpo incluyendo manos y pies.

El sarampión se coloca como un virus altamente contagioso, cuya presencia se está extendiendo por todo el mundo. Solo en 2018 más de 140.000 personas murieron por esta enfermedad evitable con las vacunas.

Rubéola

sarampion

Los adultos que contraen la rubéola suelen presentar una enfermedad leve, que comienza con malestar generalizado, fiebre leve, dolor de garganta y ganglios linfáticos hinchados.

Después aparece un sarpullido en la cara que posteriormente se extiende al resto del cuerpo. Consiste en  pequeños granitos de color rosa tenue que no afecta a la palma de las manos ni las plantas de los pies. 

Es producida por un virus del género Rubivirus, aunque gracias a la vacuna suele ser poco frecuente en países de ingresos más elevados.

Ahora bien, la rubéola es muy peligrosa en mujeres embarazadas, pues la infección puede producir aborto, muerte fetal o anomalías congénitas en el recién nacido. 

El riesgo y gravedad de la infección está en relación con el momento de gestación. La rubéola congénita  — aquella que se da en un bebé dentro del útero— causa mayor daño cuando la madre se infecta al principio del embarazo.

Desde 2008 la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica en España cuenta con el Protocolo de vigilancia de la rubéola y del síndrome de rubéola congénita 

Urticaria 

Piel. Eccema de cuello y torax.

Se trata de una erupción cutánea que conlleva la aparición de ronchas o habones —lesiones sobreelevadas, de coloración generalmente rosada—. Se hace acompañar de picor cutáneo y es consecuencia de una reacción alérgica a la comida o medicamentos.

La urticaria aparece cuando los mastocitos (tipos de glóbulos blancos) del torrente sanguíneo segregan una sustancia química llamada "histamina". Lo que inflama la zona cutánea y forma granos o ronchas de gran tamaño.

También puede ser generada por infecciones y el estrés. Suele desaparecer por sí sola en la mayoría de casos.

Sífilis

sífilis

Se trata de una infección de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Treponema pallidum. Comienza con una úlcera en aquella parte que ha estado en contacto con la bacteria. Normalmente en vulva, vagina, pene o ano.

Sin embargo si no se trata esta puede progresar. Los síntomas de esta fase secundaria incluyen erupción cutánea, que puede afectar a palmas de las manos y plantas de los pies, inflamación localizada en la zona genital, manchas blancas en la boca y glándulas inflamadas.

Si bien es poco frecuente la enfermedad sin tratar puede evolucionar a una fase avanzada. Los síntomas de esta incluyen dificultad para coordinar movimientos musculares, parálisis, ceguera o en casos extremos la muerte, indican los CDC.

Herpes genital

Herpes labial.

También de transmisión sexual, el herpes genital puede causar vesículas que liberan líquido y formar costras o producir lesiones ulcerativas dolorosas que curan en semanas.

Aunque estas ampollas suelen situarse principalmente en vulva o vagina, pene, ano, recto, y muy raramente en la boca.

Previo a la aparición de estos signos en la pies es posible mostrar signos similares a los de la gripe, como ganglios linfáticos hinchados en la ingle, dolor de cabeza, dolores musculares y fiebre.

El virus puede producir enfermedad grave en personas con el sistema inmunitario deprimido o provocar un parto prematuro si se contrae estando embarazada.

Impètigo

problemas de piel, costras

Esta infección cutánea es generada por bacterias que causa manchas en la piel de tono rojizos que terminan en costra, normalmente de tono amarillento.

Sin embargo, dista de la viruela símica en que raramente produce fiebre y no siempre genera inflamación de los ganglios. Las lesiones en la piel se aparecen habitualmente en la cara y en las extremidades.

Enfermedad boca-mano-pie

erupción cutánea, heridas piel

Se trata de una infección vírica que se transmite de persona a persona otra a través del contacto con las heces, secreciones de nariz y boca o por las gotículas al toser.

Comienza con fiebre moderada y malestar general que da paso a una erupción con pequeñas ampollas o pápulas en la boca, palmas de las manos, plantas de los pies y nalgas. De ahí su nombre. 

Frecuente sobre todo en niños, no suele presentar demasiado picor ni dolor. 

Como subraya la Mayo Clinic la complicación más frecuente es la deshidratación, ya que las ampollas pueden generar dificultad y dolor al tragar. Los casos más graves, aunque raros puede afectar al cerebro causando meningitis viral o encefalitis.


Otros artículos interesantes:

¿Cómo se transmite la viruela del mono? Vías de contagio de animales a humanos y entre personas

Descubren un nuevo coronavirus en roedores en Suecia que "podría estar circulando ampliamente" entre estos animales

9 aberraciones que tienes que evitar para protegerte de la infección con la viruela del mono

Te recomendamos