Una enorme base de datos en Google ayudará a rastrear las variantes de coronavirus

Una enfermera con una vacuna del coronavirus

REUTERS/Jon Nazca

  • Una inmensa base de datos que acaba de ser lanzada va a ayudar a los epidemiólogos de todo el mundo a mantener el control sobre la rapidez con la que se propagan las variantes.
  • El repositorio recoge datos anonimizados de casos individuales con información que comprende desde cuándo comenzaron los síntomas hasta el historial de viajes. 
  • La base permitirá a los países compartir datos sobre la situación de la pandemia y adelantarse a las variantes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una inmensa base de datos que acaba de ser lanzada va a ayudar a los epidemiólogos de todo el mundo a mantener el control sobre la rapidez con la que se propagan las variantes y a encontrar respuesta a los interrogantes más acuciantes sobre la pandemia, según informa Nature

Este repositorio, que recibe el nombre de Global.health, recoge una gran cantidad de datos anonimizados de casos individuales, procesando hasta 40 variables.

Alguna de la información que guarda la base de datos es la fecha de aparición de los síntomas o de la realización de los test. 

Los investigadores esperan que la base de datos les ayude a supervisar las variantes del coronavirus y las vacunas en los próximos meses, y proporcione una plantilla para el seguimiento de los datos en tiempo real en futuras epidemias.

Por qué las nuevas variantes hacen más necesario que nunca acelerar la campaña de vacunación y que las vacunas lleguen a los países de menos ingresos

El repositorio ha sido creado por 21 investigadores de 7 instituciones académicas de Estados Unidos y Europa, con el apoyo técnico y financiero de Google y la Fundación Rockefeller. Hasta ahora, el equipo ha recogido información de 24 millones de casos en unos 150 países.

Las variantes tienen al mundo en jaque y compartir los datos es fundamental para adelantarse a ellas 

Compartir los datos va a ser fundamental en la lucha contra las variantes, ya que permitirá a los científicos que hayan secuenciado una variante desconocida alertar al resto de países, así como investigar si se está propagando en otros puntos. 

La información permite a los países adelantarse a la vigilancia y enfocar la estrategia de secuenciación de la manera adecuada, ya que los recursos son escasos y hay que optimizarlos. 

España, por ejemplo, no cuenta ahora mismo con la capacidad para secuenciar el 5% de los casos positivos como recomienda la Comisión Europea. 

Lorena Sánchez-Felipe, la investigadora española que persigue una vacuna monodosis que proteja contra el coronavirus a largo plazo

Ahora mismo en nuestro país hay 3 variantes predominantes: variante B.1.1.7 (Reino Unido), variante B.1.35 (Sudáfrica) y variante P.1 (Brasil). 

Las diferentes mutaciones presentes en las variantes pueden atribuirles un mayor impacto potencial en la salud pública a través de varios aspectos, según recoge el último Informe sobre la situación epidemiológica de la variante B.1.1.7 de SARS-CoV-2 y otras variantes de interés del Ministerio de Sanidad: aumento en la transmisibilidad, aumento en la gravedad y/o letalidad y escape a la respuesta inmune adquirida tras infección natural o generada por algunas vacunas y respuesta a anticuerpos monoclonales.

Otros artículos interesantes:

Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias

Así avanza la mayor campaña de vacunación de la historia mundial: de la celeridad israelí a los problemas para alcanzar el ritmo deseado en España

Te recomendamos

Y además