En este restaurante de Nueva York las chefs son abuelas de más de 30 países diferentes, pero tuvieron que reinventarse por la pandemia del COVID-19 ya que son grupo de riesgo

Abuela cocinera.
South_agency

Getty Images

  • Enoteca María es un restaurante de Nueva York que contrata a abuelas de distintos países para que cocinen sus platos estrella y así recuperar la cocina tradicional.
  • El restaurante ha tenido que reinventarse por el coronavirus para salvaguardar la salud de sus chefs de avanzada edad, por lo que ahora solo van de vez en cuando para hacer salsas típicas de sus países de origen.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Siempre se ha dicho que la mejor comida es la de las abuelas, da igual que sea un buen plato de croquetas, un potaje o un simple filete a la plancha.

Un empresario de Nueva York ha recogido esta idea y ha creado un restaurante en la ciudad donde las grandes protagonistas son las abuelas que trabajan como cocineras en el local, según informa El País.

De la mano de Jody Scaravella, Enoteca Maria nace de la idea de recuperar las tradiciones familiares frente a la cocina moderna o vanguardista.

La crisis se ceba con los trabajadores de la hostelería: el 13% de negocios no ha rescatado del ERTE a ningún empleado y un tercio ha hecho despidos

Este restaurante situado en el histórico barrio de St. George, en el distrito de Staten Island en Nueva York, Estados Unidos ha conseguido que ancianas de más de 30 países distintos cocinen los platos típicos de sus tierras.

Esta iniciativa surge gracias a la inspiración de la abuela del mismísimo Scaravella, la nonna Domenica, quien introdujo a su nieto en el arte de la cocina y los sabores.

Scaravella quería continuar con la cultura culinaria familiar, pero también poder transmitirla a otros, por lo que a diario se pueden degustar platos cocinados por una abuela italiana en el restaurante.

El robot que prepara comida saludable, la solución de la startup Karakuri para la hostelería en tiempos de pandemia

Mientras tanto, de miércoles a domingo a esta novedad se añaden las creaciones de las abuelas más internacionales, desde Panamá, la India o Ucrania, Karina, Fatima y Alla se encargan de trasladarte a otros mundos a través del paladar.

Gracias a toda esta variedad, el restaurante cuenta ahora con todo tipo de comidas que incluyen pastas, pizzas, carnes, especias y verduras de distintos países.

Como muchas de las ancianas no tienen experiencia cocinando para grandes multitudes, estas reciben un entrenamiento previo para así poder garantizar el mejor servicio.

Esta startup española financiada por el CEO de ElTenedor conecta a más de 3.000 restaurantes y proveedores para ayudar al sector de la restauración en tiempos de coronavirus

Además, el restaurante también ofrece un curso gratuito de 3 horas "entrenamiento de las nonne" donde las abuelas enseñan sus secretos para conseguir un plato tradicional perfecto, pero los asistentes no pueden elegir la nacionalidad de la chef.

El objetivo es no perder las tradiciones y apostar por una gastronomía más cercana, de casa, que consiga teletransportarte a tu infancia.

El impacto del coronavirus en las cocinas

Restaurante cerrado por coronavirus.
doble-d

Getty Images

Aunque generalmente haya que anotarse en una larga lista de espera para conseguir un sitio en este famoso restaurante de Nueva York, las cosas cambiaron con la llegada de la pandemia del coronavirus.

El propietario del restaurante Joe Scaravella no dudó ni un segundo en echar el cierre a Enoteca María para cuidar de la salud de sus chefs, ya que estas eran grupo de riesgo, según informa el medio The City.

Por lo que durante los primeros meses de la pandemia, el restaurante se dedicaba a servir comida a trabajadores esenciales los fines de semana, donde las nonnas cocinaban a tiempo parcial. Desde entonces, no ha quedado otra que reinventarse.

BeBir, la app para localizar terrazas que han adoptado medidas seguras contra el COVID-19

Ahora las ancianas acuden al local de vez en cuando para hacer salsas de sus países y venderlas en el propio restaurante, con la idea de poder seguir trasladando sus culturas a los clientes.

De momento, Scaravella confía en poder seguir adelante con este negocio tan inusual, pero muy consolidado, hasta que encuentre la forma de que sus chefs puedan volver a la cocina de forma segura.

Otros artículos interesantes:

La crisis se ceba con los trabajadores de la hostelería: el 13% de negocios no ha rescatado del ERTE a ningún empleado y un tercio ha hecho despidos

El robot que prepara comida saludable, la solución de la startup Karakuri para la hostelería en tiempos de pandemia

Esta startup española financiada por el CEO de ElTenedor conecta a más de 3.000 restaurantes y proveedores para ayudar al sector de la restauración en tiempos de coronavirus