¿Podrás resolverlo? La difícil pregunta que deben superar los candidatos de la Universidad de Oxford

Estudiante universitario clase
Getty

Las grandes empresas, como Google, no son las únicas que tienen preguntas peculiares en sus entrevistas de trabajo.

La prestigiosa Universidad de Oxford (con 72 ganadores de Premios Nobel entre sus antiguos alumnos) también tiene sus preguntas enrevesadas para elegir los candidatos más adecuados para sus clases.

¿Te apetece probar con una de estas preguntas para descubrir si podrías estudiar en Oxford?

Alex Bellos, amante de los puzles y autor de muchas recopilaciones al respecto, ha revelado en su blog de The Guardian cuál es la pregunta que se realiza a los jóvenes que quieren estudiar grados conjuntos de filosofía en la Universidad de Oxford.

Elon Musk y su técnica para detectar mentirosos en una entrevista de trabajo

En concreto, los adolescentes que quieren cursas en PPE (políticas, filosofía y economía), matemáticas y filosofía, y ciencias de la computación y filosofía, deben responder a un acertijo sobre un concurso muy atípico.

Antes de leer el acertijo en cuestión, y de pensar en la solución, ten en cuenta que el entrevistador se fija más en cómo razonan los candidatos que en la respuesta en sí.

El acertijo para entrar en la Universidad de Oxford

Universidad de Oxford, Inglaterra

Eres el participante de un concurso en el que puedes ganar un millón de euros. Hay un segundo participante en otra habitación. El juego es cooperativo así que o ganáis ambos o perdéis los 2 a la vez. No conoces al otro participante, pero ten en cuenta que será igual de lógico que tú.

El juego empieza con la ronda 1 y luego seguirá con la 2, 3, 4... Se alargará todo lo necesario, no hay un límite impuesto.

11 problemas y acertijos difíciles para personas inteligentes

En cada ronda, cada concursante podrá elegir entre 2 opciones:

  • Decirle al presentador "Quiero acabar el juego" y decir un color. Cualquier color. El que quiera el participante.
  • Mandar un mensaje sin límite de extensión al otro participante.

Si los 2 participantes deciden mandar un mensaje, ambos textos se enviarán simultáneamente. Llegarán a manos del otro concursante al mismo tiempo.

Para ganar en este juego, ambos debéis decidir terminar el concurso en la misma ronda y anunciar el mismo color. Si uno de vosotros decide acabar el juego y el otro no, perdéis. Si ambos decís colores diferentes, perdéis.

Empieza la ronda 1. ¿Qué haces?

Reflexionando el acertijo: ¿qué hacer?

Persona reflexionando reflexionar pensar

¿Qué te ha parecido el planteamiento del acertijo? Intrigante, ¿verdad?

Es evidente que el concurso no debe terminar en la ronda 1. Es poco probable que ambos concursantes logren decir un mismo color a la vez sin haberse coordinado antes

Hay que comunicarse con el otro participante. Y, debido a que no hay límite alguno, no hay prisa para llegar a un acuerdo.

La solución sería muy evidente en una variante del concurso en donde solo un participante pudiera mandar un mensaje por ronda. En la primera ronda mandas un mensaje diciendo que en la ronda 2 vas a decir rojo, así que tu compañero también debe decirlo, y santas pascuas.

Incluso puedes ser más cauto y decir "Voy a decir rojo en la Ronda 3. Por favor, confirma que también dirás rojo en tu mensaje de la Ronda 2". Ambos ganaríais un millón de euros en 2 o 3 rondas.

Pero el acertijo original tiene 2 peculiaridades que complican las cosas.

Estas son las 10 universidades que más millonarios de la lista 'Forbes' 2021 han formado en sus facultades

La primera de ellas es que mandáis mensajes a la vez. Así que si escribes "Digamos rojo en la Ronda 2", el otro concursante seguramente te mandará otra estrategia. Será complicado ponerse de acuerdo.

La segunda peculiaridad es la que muchos candidatos pasan por alto: el otro participante es igual de lógico que tú.

Eso significa que si has pensado en escribir "Digamos rojo en la Ronda 3, por favor confirma en la Ronda 2", el otro concursante habrá tenido la misma idea que tú, ¡pero seguramente usará un color diferente!. Quizás, en lugar de usar el color rojo, te escribe "Digamos azul en la Ronda 3, por favor confirma en la Ronda 2".

Como la otra persona es tu reflejo racional y lógico, el peligro evidente es que entrarás en un círculo de mensajes similares con él. Propondréis mismas estrategias pero con colores diferentes, o cederéis al otro el liderazgo al mismo tiempo. Será como leerte a ti mismo con ligeras variantes. Así que, si no piensas bien en qué vas a comunicar, el concurso se bloquea. No avanzaréis.

¿Qué hacer entonces?

Antes de pasar a la solución, ten en cuenta que lo que los entrevistadores de Oxford buscaban no era la respuesta perfecta, sino cómo los candidatos lidiaban con el problema.

Dicho esto, a continuación tienes la respuesta más oficial, que además tiene relación con algunas de las carreras para las que postulaban los candidatos.

Esta es la clave para superar el acertijo de la Universidad de Oxford

Tirar una moneda

Como ya se ha comentado en el apartado anterior, como el otro candidato usa tu misma lógica, si piensas de forma racional, lo que conseguirás es un bloqueo debido a mensajes similares que no permiten avanzar.

La clave, por lo tanto, consiste en añadir un elemento de aleatoriedad irracional.

6 señales de que eres más inteligente que la media

Por ejemplo, puedes tirar una moneda y dejar que el resultado indique lo que vas a escribir.

Imagina que si sale cara, propones decir rojo en el mensaje. Si sale cruz, propones decir azul. Eso todavía no arregla nada, ¿verdad? Ahora viene el pequeño giro.

Si escribes "Voy a sugerir que ambos digamos rojo en la próxima ronda. Lo acabaré haciendo si me has dicho lo mismo en el mensaje" sin usar la aleatoriedad, entonces el otro concursante seguramente te dirá lo mismo con otro color: verde, amarillo, púrpura, negro...

Pero si decides hacer lo de tirar una moneda y elegir entre 2 colores, ¿qué ocurre? Exacto: el otro concursante hará lo mismo que tú.

Por lo tanto, ya no sois vosotros los que decidís el color (azul o rojo), sino que dejáis que elija el azar, es decir, la moneda.

Como hay rondas infinitas, tarde o temprano ambos tiraréis vuestras monedas y os saldrá el mismo resultado. Si habéis decidido que cara es rojo, y a ambos os sale cara en la tirada, los 2 escribiréis: "Propongo que ambos digamos rojo en la próxima ronda. Lo acabaré haciendo si me has dicho el mismo mensaje".

Esto funciona incluso si el otro concursante decide hacerlo al revés: que cara sea azul y cruz sea rojo. Coincidiréis cuando a ti te salga cara y a él cruz. No es descabellado.

Cuando ambos lleguéis a este acuerdo planeado no por la lógica, sino por la suerte, ganaréis en la próxima ronda.

Existen otras formas de usar el azar. Por ejemplo, puedes decidir que si sale cara, propondrás liderar la próxima ronda y si sale cruz, que te dejarás llevar.

La estructura es la misma. ¿Sale cara? Mandas el mensaje: "Vamos a decir rojo la próxima ronda si el mensaje que me has mandado me dice que seguirás mis órdenes". Si sale cruz, mandas este mensaje: "Voy a seguir el plan de acción de tu mensaje si me has mandado alguno". Tarde o temprano, tú sacarás cruz y él cara (o viceversa) y tendréis un plan para ganar.

Independientemente del cómo, la única forma de romper un acertijo de personas con lógica idéntica es introduciendo el azar.

Y precisamente eso es lo que se estudia en ciencias de la computación, uno de los temas de las asignaturas de Oxford. En concreto, este problema en el mundo de la informática se conoce como resolución de contención

Este incidente ocurre cuando 2 ordenadores idénticos empiezan a hablar entre ellos al mismo tiempo. Se produce una simetría que bloquea el proceso. Cuando eso ocurre, los ordenadores suelen estar programados para añadir un poco de azar; tiran al aire su propia moneda virtual para romper el bucle dialéctico.

¿Cómo te ha ido tu reflexión sobre el acertijo? ¿Diste con el elemento de aleatoriedad? Si es así, habrías pasado la prueba y serías estudiante de Oxford.

10 acertijos que solo las personas inteligentes lograrán resolver

"En las entrevistas de admisión, que generalmente duran menos de 25 minutos, nos damos por satisfechos si el candidato se da cuenta del problema de la simetría en el puzle", explica Joel David Hamkins, antiguo profesor de lógica de Oxford que usaba este enigma como prueba a los candidatos (a través de The Guardian).

"Los mejores candidatos son aquellos que se dan cuenta de que hay que aplicar aleatoriedad", revela Hamkins, que creó este acertijo con la ayuda de Peter Strawson, profesor de filosofía.

Otros artículos interesantes:

En una entrevista de trabajo se espera que hagas preguntas: esto es lo tienes que decir, según una veterana reclutadora

12 preguntas que debes prepararte en una entrevista que hacen siempre los directivos de Samsung, Xiaomi, Booking, Adecco y otras grandes compañías

Estas son las preguntas ilegales que jamás deben hacerte en una entrevista de trabajo (y cómo debes responderlas si aun así te las hacen)

Te recomendamos