¿Comer ensalada por la noche te hace retener líquidos y engordar? Esto opinan los nutricionistas

cenar ensalada es saludable o no
Getty Images
  • Muchas personas creen que tomar ensalada por la noche favorece la retención de líquidos y hace engordar.
  • Según los nutricionistas se trata de un mito, pues la ingesta de verduras contribuyen a evitar la acumulación de agua en el cuerpo, incluso la lechuga que tiene efectos diuréticos. Lo que sí hace retener líquidos y engordar es pasarte con la sal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Existe la creencia popular de que tomar ensalada por la noche engorda y hace retener líquidos. 

La retención de líquidos viene provocada por un desequilibrio entre el agua que se almacena en el interior de las células y en su exterior. 

Cuando se da este exceso de líquidos en los tejidos y el sistema circulatorio, es normal experimentar hinchazón en piernas, abdomen o tobillos. También incluso en un aumento de peso inexplicable.

El calor, cambios hormonales, llevar una vida sedentaria pueden generar esta acumulación de agua en tu cuerpo. Pero la retención de líquidos también puede venir provocada por una mala alimentación.

Pero, cenar ensalada, casi un epítome de comer bien ¿puede favorecer la absorción de agua y con ello generar hinchazón y aumento de peso?

"Nada más lejos de la realidad", como afirma el popular nutricionista Aitor Sánchez en La Vanguardia.

La ensalada aporta vegetales que ayudan a cuidar el peso y evitar la acumulación de sodio, lo que sí hace retener líquidos

"La retención de líquidos anormal suele producirse en personas que tienen sobrepeso, y que no siempre tienen los hábitos más saludables de dieta y ejercicio", asegura.

De modo que incrementar la ingesta de verduras, la base de toda buena ensalada, "lejos de ser problemático, nos ayudaría a tratarlo de forma responsable", añade.

Según explica el nutricionista, esto se debe a que, por un lado, "las verduras son una muy buena herramienta para dietas de control de peso, y por el otro, porque su aporte en potasio nos ayuda a manejar la correcta eliminación de líquidos". 

Mantener niveles adecuados de potasio contribuye a reducir la acumulación de sodio en el cuerpo, una de las causas que sí favorece la retención de líquido (y un clásico error, el de pasarse con la sal que hace que tu ensalada sea menos saludable y te engorde más).

De acuerdo al portal de salud de Harvard, cuando la cantidad de potasio es baja el organismo este tiende a acumularlo, pero con ello también almacena sodio. 

Algunos alimentos ricos en potasio son las legumbres o el plátano, pero también verduras de hoja verde que puedes añadir fácilmente como base a tu ensalada.

En cambio, lo que sí hará la ensalada es favorecer la absorción de líquidos desde una perspectiva positiva para tu organismo.

"Si nos referimos a absorción de líquidos con su acepción de hidratarnos, sí, sin ninguna duda. Las verduras y hortalizas también nos ayudan a hidratarnos de forma saludable especialmente en épocas calurosas", resume Sánchez.

La lechuga tampoco retiene líquidos, pero puede darte gases

La lechuga suele ser un ingrediente clave de la mayoría de las ensaladas. Pero, muchas personas creen que es este alimento el que haces retener líquidos y engordar.

Una vez más, se trata de un falso mito.

"Fuera de retener líquidos la lechuga es diurética, gracias a su contenido en potasio. Y en lo de engordar, tiene un aporte calórico muy reducido", puntualiza la nutricionista Elisabet Valdivielso desde su web. Por lo que esto no es verdad.

Incluirla en tu dieta sí que pude, en cambio, reportar beneficios, pues esta verdura sobresale por un aporte significativo de antioxidantes, esencialmente vitamina C y flavonoides. 

Sin embargo, como puntualiza la especialista, pude ocurrir que a ciertas personas, la lechuga les genere gases, por no digerirla bien, lo que podría ocasionar esa sensación de mayor volumen.

La lechuga es uno de los vegetales que tiene a dar gases; también otros como las crucíferas, lo espárragos, la calabaza, la cebolla o las alcachofas.

"Yo aconsejo cambiarla [la lechuga ] por otra hoja verde comestible en crudo, como canónigos, lechuga de hoja de roble, rúcula, espinacas… Además las espinacas tienen mayor aporte nutricional", aconseja la nutricionista.

"Lo que sí hay que controlar la cantidad de sal añadida a esa ensalada de lechuga, porque eso sí que me puede generar una retención de líquidos". 

Otros artículos interesantes:

Causas por las que retienes líquidos y cómo remediarlo

Cómo hacer una buena ensalada: las claves para obtener un plato fresco, saludable y delicioso para el verano

Ahora que llega la temporada de gazpacho y ensaladas, conoce todo lo que le pasa a tu cuerpo cuando comes tomates de manera habitual