Zara es el salvavidas de Inditex: qué enseña del grupo sufrió más y cuál cerró más tiendas en el año del coronavirus

Tienda Zara

Inditex

  • Durante el año de la pandemia, Inditex logró un beneficio neto de 1.106 millones de euros, un 70% menos que un año antes.
  • Las 8 enseñas del grupo no se han comportado igual —ni su evolución en los últimos 5 años ha sido la misma—. 
  • Mientras Zara ha demostrado ser más clave que nunca, Uterqüe no para de menguar. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La previsión era que el impacto del COVID-19 hiciese acto de presencia en los resultados anuales de Inditex y, efectivamente, así fue el gigante textil obtuvo un beneficio neto de 1.106 millones de euros en el ejercicio fiscal de 2020 —concluido el 31 de enero de este año—, un 70% menos que un año antes, lo que supone la menor ganancia anual desde 2006, cuando anotó 1.002 millones. 

A pesar de las palabras del presidente, Pablo Isla, en las que resaltaba la capacidad del grupo para seguir generando beneficios y un alto nivel de ingresos pese a lo complejo del contexto, lo cierto es que las ventas retrocedieron un 27,9%, hasta 20.402 millones de euros, lo que le sitúa en el nivel de hace 5 años. 

A pesar de estos resultados, que son incluso peores que los previstos por los analistas, la compañía continúa avanzando en su plan de cara a 2022, al que destinará 2.700 millones de euros para inversión tecnológica y renovación del espacio comercial. Esta hoja de ruta conlleva el cierre y la absorción de entre 1.000 y 1.200 tiendas de menor tamaño en el mundo y entre 250 y 300 en España.

Este proceso se encuentra, según Inditex, en la recta final prevista: 751 tiendas fueron absorbidas durante 2020. Al cierre del último ejercicio fiscal, el grupo operaba 6.829 tiendas, lo que suponen 640 establecimientos menos que con los que finalizó 2019. 

"Hay áreas geográficas donde hay un mayor número de absorciones por varios motivos", explicó Isla, que puso como ejemplo China, donde se tomó la decisión de que las marcas Stradivarius, Bershka y Pull&Bear vendieran únicamente a través del canal online. Otro caso es el que apunta directamente a España, donde durante los años 80 y 90 se abrieron más puntos de venta que en otros mercados. 

Pero, más allá de estos movimientos, lo cierto es que las 8 enseñas del grupo han seguido durante estos últimos años un ritmo de crecimiento muy dispar: Zara sigue siendo el buque insignia y el gigante textil aumentó ligeramente su dependencia de su marca estrella en el año del coronavirus. Mientras, Uterqüe sigue menguando. 

Zara es el salvavidas de Inditex pese a reducir sus ingresos un 28% y cerrar 233 tiendas

Zara es el salvavidas de Inditex: el pasado año fiscal, la enseña aportó el 69,3% de los ingresos del grupo, frente al 69,1% de 2019 y el 68,9% de 2018. Su contribución es casi 8 veces superior a la de la siguiente marca por volumen de ventas, Berhska, con el 8,69%.

Sin embargo, no ha sido inmune al impacto del COVID-19: sus ingresos retrocedieron un 28% interanual, hasta 14.129 millones de euros, lo que le devuelve a cifras de 2015.

No obstante, con un desplome del 71,1% la peor parte se la ha llevado el beneficio antes de impuestos (971 millones). Además, la red de tiendas de Zara —con su división de hogar y moda infantil incluidas  se ha reducido en 233 en solo un año, hasta situarse en 2.653 establecimientos, lo que le sitúa en niveles similares a los de 2015 (2.664). 

Bershka sigue siendo la segunda marca por volumen de ventas

La enseña enfocada al público joven Bershka sigue siendo la segunda marca de Inditex por volumen de ingresos, pese a la caída interanual de 26% que anotó en el último año fiscal, hasta 1.772 millones. A raíz del coronavirus ha roto la tendencia de los 5 años anteriores, en los que creció un 21,3%.

En solo un año, se han cerrado 102 tiendas, hasta alcanzar 1.005 establecimientos en 2020, lo que le devuelve  a niveles del año 2014 (1.006). Aunque, sin duda, el mayor retroceso está en la rentabilidad sobre el capital empleado (ROCE), que en tan solo un año se deja por el camino 28 puntos porcentuales, hasta el 11%. Si tomamos como referencia 2015, la caída es de 42 puntos porcentuales. 

15 datos que no conoces y que muestran la evolución de Inditex en los 5 años previos al COVID

Pull & Bear, la que más redujo su rentabilidad en 2020

La firma de moda joven Pull & Bear ajustó sus ingresos un 27,6 % en tan solo un año, hasta alcanzar 1.425 millones de euros, lo que le lleva a cifras similares a las de 2015 (1.417 millones). Ahora bien, el mayor declive anual se lo lleva el ROCE, de forma que la rentabilidad ha caído en 28 puntos porcentuales, hasta situarse en el 11%. 

Si se observa la evolución de este indicador, desde el año 2015 este porcentaje nunca había bajado del 38% y alcanzó su mayor cota en el ejercicio 2008 (48%). Opera 97 establecimientos menos: cerró el ejercicio fiscal con 873.

Stradivarius, la que menos ventas genera en tienda

Mientras que el volumen de ventas en tiendas físicas de las 8 firmas del grupo no bajó del 82% durante el ejercicio 2020, el baremo de Stradivarius continúa un año más encasillado en el 79%. Aunque esto supone un avance de 2 puntos porcentuales respecto a las cifras de 2015, sigue por debajo de las cifras anuales que obtuvieron firmas más pequeñas como Oysho (86%) o Uterqüe (87%). 

Sus ingresos bajaron un 27% en un año, hasta 1.283 millones de euros, lo que supone volver a niveles cercanos al ejercicio 2015 (1.289), al tiempo que su red de tiendas se sitúa en 936, frente a las 1.006 del año anterior.

Massimo Dutti protagoniza el mayor retroceso anual en ventas

La marca que, en sus orígenes se orientó a la moda masculina, recortó sus ingresos en 2020 un 37%, hasta 1.197 millones de euros, la mayor caída porcentual de todo el grupo, seguida por Uterqüe (-34,7%). Su ROCE alcanzó el 6% (25 puntos porcentuales menos que en 2019) y cuenta con 77 tiendas menos: 677.

Pablo Isla, presidente de Inditex, confía en que la simbiosis entre las tiendas físicas y el canal online tenga un efecto positivo en las ventas

Oysho, la que más tiendas ha cerrado durante 2020

Durante el año de la pandemia, Oysho, la enseña de Inditex centrada en lencería y ropa de baño, ganó 522 millones de euros, lo que supone un 13,6% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. 

Este retroceso también se ha hecho evidente en el número de tiendas que ha cerrado (77), hasta situarse en 600 establecimientos, lo que en proporción significa una bajada interanual del 11,37%, la más acusada de todo el grupo. Los metros cuadrados de venta suponen un 9,2% menos que hace un año, hasta 115.581 metros cuadrados, y vuelve así a niveles de 2017.

Uterqüe: el mayor recorte del beneficio

Uterqüe ya era antes de la pandemia la firma más pequeña de Inditex, pero la crisis sanitaria y el consiguiente cierre de tiendas han reducido aún más su tamaño. En 2020, sus ingresos cayeron un 34,78%, hasta 75 millones. Desde 2015, el número de tiendas había aumentado un 15,3%, hasta situarse actualmente en 85.

No obstante, el retroceso más elevado se lo lleva el beneficio antes de impuestos, que cae de forma interanual un 88,8%, hasta el millón de euros. Aunque Uterqüe siempre ha estado en niveles más bajos que el resto de firmas, en 2019 consiguió aumentar sus ganancias hasta los 9 millones, lo que suponía un avance del 60%. Una mejora que, en el año más complicado de la compañía, ha quedado diluida. 

Otros artículos interesantes:

15 datos que no conoces y que muestran la evolución de Inditex en los 5 años previos al COVID

Pablo Isla, presidente de Inditex, confía en que la simbiosis entre las tiendas físicas y el canal online tenga un efecto positivo en las ventas

El cierre de tiendas Inditex avanza en España cargado de polémica: trabajadores y sindicatos insisten en que no se está cumpliendo lo pactado