La otra cara de la entrada de las acciones de Tesla en el S&P 500: por qué puede ser una amenaza para los inversores

El CEO de Tesla, Elon Musk.
El CEO de Tesla, Elon Musk.
Aly Song

Reuters

  • Tesla se ha incluido en el S&P 500, índice de referencia de Wall Street, lo cual genera las dudas de algunos inversores.
  • Cada vez hay más voces que hablan sobre la sobrevaloración de la compañía en la bolsa y la mayor volatilidad que se puede generar en el selectivo con su incorporación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Al fin Tesla ya ha entrado a cotizar en el S&P 500, el índice bursátil de referencia de Wall Street.  

El fabricante de automóviles eléctricos tendrá una ponderación del 1,69% dentro del selectivo, lo cual supone que será la sexta compañía más grande por capitalización bursátil. ¿Qué supone esta inclusión y cómo es percibida por el mercado?

Primeramente, cabe indicar que la inclusión de la compañía liderada por Elon Musk responde a los 5 trimestres consecutivos del aumento de la rentabilidad de su negocio, gracias a una mayor demanda de vehículos eléctricos. Las acciones de Tesla se han disparado más de un 730% este año, lo que eleva la capitalización de la compañía a más de 658.000 millones de dólares. 

En este sentido, los inversores, entre los que se encuentran gestores de fondos pasivos y activos que utilizan el S&P 500 como punto de referencia, efectuaron grandes compras de títulos de la empresa, tras la ejecución de su split

El ascenso de Tesla para convertirse en el fabricante de automóviles más valioso del mundo y clasificarse entre las 10 empresas más grandes de Estados Unidos es un logro sorprendente teniendo en cuenta que la compañía perdió 1.100 millones de dólares en la primera mitad de 2019.

Cuánto dinero habrías ganado si hubieras invertido 1.000 euros en acciones de Tesla hace un año

Ahora, las ventas globales alcanzaron niveles de récord hasta casi 140.000 millones en el tercer trimestre, mientras que la deuda se redujo, al mismo tiempo que está construyendo 2 grandes fábricas para desarrollar vehículos nuevos y satisfacer la demanda al alza. 

Los problemas de Tesla residen en la gran competencia que se generará dentro del sector de la automoción

Sin embargo, ahora ha emergido una división de opiniones dentro de la industria financiera al considerar que su incorporación al S&P 500 puede generar algo de mayor volatilidad al índice. 

Tesla, que cotiza a 186 veces sus beneficios futuros, es también una de las empresas más caras dentro del S&P 500. En este sentido, la relación precio-beneficios (PER) del S&P 500 en 2021 aumentará a 22,6 desde 22,3, según explica en una nota Howard Silverblatt, analista de índices de S&P Dow Jones Indices, al unirse la firma automovilística.

Goldman Sachs estimó recientemente que el rendimiento total del S&P 500 se habría elevado en 2 puntos porcentuales si Tesla hubiera cotizado dentro del índice en el conjunto del ejercicio. En lo que va de 2020 ha subido más de un 14%.

Los bajistas, incluidos los vendedores en corto que han perdido millones apostando contra sus acciones, aún predicen un colapso con esta última incorporación al S&P 500. Consideran que existe una limitación de distribución de los vehículos Tesla por sus altos precios, además de que creen que tienen reiterados problemas de calidad, enormes costes de capital y una creciente competencia de los fabricantes de vehículos tradicionales.

A su modo de ver, la valoración de Tesla es absurdamente alta y su incorporación al selectivo estadounidense puede generar algo de más volatilidad, ya que, sobre el papel, vale más que Toyota, Volkswagen, General Motors, Ford, Fiat Chrysler, Nissan y Daimler juntos, pero su facturación está muy por debajo.

5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

"Las acciones de Tesla están en nuestra opinión, y prácticamente según todas las métricas convencionales, no solo están sobrevaloradas, sino que cotizan a niveles dramáticos", destaca el analista de JPMorgan, Ryan Brinkman, en una nota a dirigida a sus inversores. En su opinión, la compañía debería cotizar en los 90 dólares en la acción.

Erik Gordon, profesor de derecho y de administración de empresas en la Universidad de Michigan, señala en declaraciones que recoge el Seattle Times que aún Tesla tiene mucho que demostrar. 

“En algún momento, tiene que demostrar su valía como negocio, y no como un fenómeno de la bolsa”, indica Gordon. Una afirmación que responde a que, por lo pronto, la empresa todavía descuenta en los mercados un éxito especulativo a futuro, pero nada basándose en la realidad actual.

Para hacerlo, Tesla tiene que vender más coches. El Model 3 se vende inicialmente como un vehículo de 35.000 dólares, pero no genera dinero a ese precio, comenta Gordon. 

Eso sí, el Cybertruck es la mejor oportunidad de Tesla para ir más allá, ya que en Estados Unidos sí es probable que la gente pague más por este tipo de vehículo. “Pero habrá que esperar”, añade.

Aun así, los 3 fabricantes de automóviles de Detroit han anunciado planes para producir sus propias camionetas eléctricas y defender su principal fuente de beneficios. “Lucharán hasta la muerte por ello”, sostiene Gordon.

Por tanto, uno de los desafíos de Tesla es obtener beneficios con la venta de vehículos. La compañía perdería dinero si no fuera por los pagos de otros fabricantes que compran créditos regulatorios para compensar el incumplimiento de los estándares de contaminación del gobierno. Por lo pronto, las dudas están servidas.

LEER TAMBIÉN: Varios analistas señalan que Elon Musk debería dejar los mandos de Tesla

LEER TAMBIÉN: 7 consejos de Elon Musk para que sus trabajadores de Tesla sean más productivos

LEER TAMBIÉN: 10 predicciones desorbitadas para el 2020: Apple compra Disney, Tesla se asocia con Hyundai, o los ataques de drones que provocarían la subida del petróleo

VER AHORA: Instagram incorpora las pestañas de Reels y Tienda en su nuevo diseño