Pasar al contenido principal

Cabify asegura que los ingresos de su entrega de paquetes durante la pandemia han estado "en línea" con los que tenía antes con el transporte de personas

Mariano Silveyra Cabify
Cabify

Los ingresos del servicio de entrega de paquetes con coches con conductor de Cabify, creado durante la pandemia, han estado "prácticamente en línea", por vehículo, con los que tenía antes moviendo personas. 

Así lo ha apuntado el vicepresidente de Asuntos Públicos de la compañía, Mariano Silveyra, en una entrevista con VozPópuli.

"Los vehículos que pusimos a disposición de prestar estos servicios tuvieron un ingreso interesante sí, te diría que prácticamente en línea con la capacidad de ingresos que tenían antes moviendo personas", ha afirmado el directivo, remarcando que la iniciativa "está funcionando muy bien", aunque no ha aportado más datos.

Cabify lanzó en abril un servicio de paquetería al estilo de Glovo pero con sus coches para aumentar sus casi inexistentes ingresos. La nueva iniciativa causó polémica porque la Comunidad de Madrid le abrió un expediente sancionador por considerar que no tiene permiso para ello, algo que Cabify ha negado en repetidas ocasiones. No ha habido noticias sobre si el expediente ha prosperado o se ha archivado.

Uber también aseguró estar explorando la posibilidad de ofrecer este servicio, pero por ahora no lo ha lanzado en España. 

"Es algo que te permite optimizar más un recurso. Un vehículo que ahora utilizas un 70% del tiempo para mover personas, quizás en determinados momentos del día de baja demanda también se puede utilizar para mover paquetería y puede ser una fuente adicional de ingresos", ha remarcado el ejecutivo en la misma entrevista.

Un ejemplo de cómo Cabify se ha adaptado a la crisis del coronavirus

Además, Silveyra ha explicado la iniciativa de Cabify de mover paquetería en vez de personas con sus coches como un ejemplo de cómo su compañía se ha adaptado rápidamente a la crisis del coronavirus, presentándola como una forma de "buscarles alternativas para conseguir ingresos" a sus conductores, de los cuales cerca de la mitad de los conductores tienen más de 50 años que vienen de paro de larga duración, según ha afirmado.

La empresa asegura que dicho servicio de envío de paquetes se instauró tras detectar que muchas empresas, que contaban con "una demanda muy elevada", tenían "rota la cadena de logística", especialmente del sector del retail o de la restauración.

También ha comunicado que continuarán con esta línea de negocio "en principio, mientras siga habiendo una demanda".

"Seguiremos prestando este servicio", ha contestado. Por ahora está disponible solo en Madrid y en otros países donde opera Cabify. 

Leer más: Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal"

El expresidente europeo de la compañía aseguró recientemente en una entrevista con Business Insider España que Cabify no está quemando caja, pese a la situación actual de parón mundial en el sector de la movilidad, así como que la salida a bolsa es para la empresa "una alternativa", no un objetivo. 

Silveyra criticó en la misma entrevista la tasa Google que quiere imponer el Gobierno de Pedro Sánchez a las grandes compañías tecnológicas, como Facebook o Amazon, para que paguen impuestos en España, y la calificó como "contraproducente"

Leer más: El expresidente de Cabify en Europa califica la tasa Google como "contraproducente" y cree que desincentivará la creación de compañías tecnológicas en España

Datos publicados por la CNMC revelaron la semana pasada que Cabify lideró en 2019 el mercado de las plataformas de coches con conductor en España con entre un 40% y un 50% de cuota de mercado, siendo esta la primera vez que se conocen cifras oficiales de estas plataformas de coches con conductor, que también cifraron el mercado de todos los viajes con conductor en unos 2.000 millones de euros en Madrid en 2019. 

Todas estas plataformas han visto cómo la pandemia del coronavirus, y las restricciones a la movilidad que han venido aparejadas a ella, han mermado fuertemente sus ingresos. Uber ha comunicado una caída en sus viajes del 80% por el coronavirus, a nivel mundial, y ha despedido a 6.700 trabajadores, el 25% de su plantilla en todo el mundo, mientras que Cabify ha rechazado aportar cifras del impacto del virus en su negocio, ni en España ni a nivel mundial.

Sí es conocido que los 450 trabajadores de Cabify en España se encuentran en ERTE, con reducción de jornada al 50%. Por otro lado, la compañía podría estar preparando su propio servicio de bicicletas eléctricas compartidas.

Y además