Pasar al contenido principal

Este CEO de 23 años se hizo famoso como un niño mago y ahora quiere que ahorres con una aplicación que acaba de levantar 2,2 millones

El CEO de Goin, David Riudor.
El CEO de Goin, David Riudor. Goin
  • David Riudor colgó a los 13 años un anuncio en Google ofreciendo su trabajo como mago, y ahora es el CEO de una app para ahorrar dinero que acaba de levantar 2,2 millones de euros. 
  • En el terreno de la magia consiguió venderle un truco a David Copperfield y ha sido fichado por Magia Borrás para lanzar Tecnomagia Borrás.
  • También es inversor en la empresa de patinetes eléctricos compartidos Reby, que ha fundado el exCEO de Fever Pep Gómez.
  • Con su nuevo proyecto, busca que las finanzas no sean "una finalidad, sino el camino para algo", como cuenta en esta entrevista con Business Insider España.
  • Descubre otras historias en Business Insider.

Goin es una app española que promete conseguir que tus ahorros se multipliquen sin que tengas conocimientos financieros. No es magia, aunque de eso también sabe su CEO, David Riudor, que comenzó en el mundo de los negocios a los 13 ejerciendo de mago en comuniones gracias a un anuncio en Google.

¿Cómo llega un joven de 23 años a dirigir una empresa que ha levantado más de 2,2 millones de euros?

"Volviendo de un viaje a República Dominicana con mis padres encontré un vale de 50 euros para usar en Google Adwords", cuenta Riudor en una entrevista con Business Insider España.

Y con dicho cupón decidió anunciarse como mago en Internet. Resultó ser el único de la plataforma de anuncios de Google, y al que llamaban los padres que buscaban un espectáculo así para, por ejemplo, cumpleaños o comuniones.

Desde entonces, ha desarrollado una trayectoria inabarcable, de desarrollar apps y tecnología para espectáculos de magia con su empresa Abracadapp, que combinaba móviles y magia (por la que se interesó el mismo David Copperfield, al que le vendieron un truco, y que fichó Magia Borrás para lanzar Tecnomagia Borrás), a estudiar Telecomunicaciones y conseguir un puesto en la compañía almeriense de superficies para arquitectura Cosentino.

O, por supuesto, a crear Goin de la mano de algunos de los inversores más importantes del país.

"Hace un año y medio no conocía a ningún inversor", cuenta, "ahora conozco a todos y también a nivel mundial". 

La primera ronda de financiación de Goin recaudó 625.000 euros en mayo de 2018 y estuvo liderada por K Fund (el fondo español de Iñaki Arrola, Carina Szpilka e Ian Noel), Encomenda y AngelClub. La segunda, de 2,2 millones, la encabezó el fondo americano Anthemis, con el apoyo de K Fund.

El joven directivo es a su vez inversor en la empresa de patinetes eléctricos compartidos Reby, que ha fundado el exCEO de Fever Pep Gómez.

Leer más: El joven español fundador de Fever acaba de montar una startup de patinetes compartidos en la que ha invertido uno de los primeros accionistas de Tesla

Riudor, sin embargo, percibe que las finanzas "no han de ser una finalidad sino el camino para algo" y comenta que su app, Goin (que acaba de expandirse a Italia y nació tras ganar una competición de startups en San Francisco, AngelHack) se basa en el "forget about finances and focus on your dreams", siguiendo la estela de la aplicación de ahorro estadounidense Acorns. 

Qué es Goin y cómo ahorrar con la app

La app se centra en el ahorro automático y la inversión simplificada y con ella el CEO busca "aplicar la tecnología a lugares donde todavía no se ha hecho" en tanta medida, como por ejemplo el sector bancario y el sanitario.

¿Cómo, exactamente? Goin va conectada a una cuenta corriente del usuario y le obliga a ahorrar en la medida en que él se proponga. Puede tanto retener un porcentaje de la nómina, para evitar que el usuario lo gaste, como puede redondear al alza todos los pagos que este haga con tarjeta (si paga un café de 1,30, ingresa lo 0,60 en la cuenta de ahorro).

Y permite ahorrar en base a objetivos: puedes plantearle que necesitas ahorrar para hacer un viaje o comprar un móvil, y la app te dará varias soluciones para conseguirlo. 

Esa es la parte más sencilla, y la función de la gratuita de la app (todo el ahorro es gratuito para el usuario). Pero existen también la posibilidad de invertir: con Goin, el usuario puede hacerlo en criptomonedas, en pymes (crowdlending) y en fondos de inversión que la app selecciona (todos, pagando una comisión que varían según el tipo de operación).

La empresa asegura que quienes utilizan estos métodos de inversión han registrado un ahorro de 160 euros de media.

Leer más: Qué son los 'search funds', o cómo un joven directivo puede llegar rápidamente a CEO

Y todo ello, sin bancos de por medio, claro.

Gracias a estas comisiones, según Riudor, Goin está "facturando desde el primer momento", aunque el CEO admite que "aún quedan años para llegar a la rentabilidad". Ahora tienen 220.000 usuarios (con datos de julio de 2019, proporcionados por la empresa) y han procesado más de 130 millones de euros en transacciones.

Además, la app "guarda" más de 3 millones de euros ahora mismo, que le han confiado sus usuarios, también según datos de la compañía. 

"Estamos alineados con el usuarios porque si el usuario no gana [dinero], nosotros tampoco", indica Riudor sobre su app, que ganó el premio a la fintech más innovadora de España en los Spanish Fintech Awards 2018.

Hoy por hoy, su empresa cuenta con 25 trabajadores que tienen, de media, unos 23 años.

Y además