Pasar al contenido principal

María Luisa Melo, de Huawei España, sobre el veto de Trump y la guerra del 5G: "Nadie se va a ver beneficiado"

María Luisa Melo Huawei España
María Luisa Melo, directora de Relaciones Institucionales, Comunicación y RSC de Huawei España. Cedida
  • La directora de Relaciones Institucionales, Comunicación y RSC de Huawei España, María Luisa Melo, habla con Business Insider España sobre la situación de la compañía en medio de la tormenta desatada por Estados Unidos.
  • "Nadie se va a ver beneficiado", resume la ejecutiva española, que apunta a un posible retraso en el despliegue del 5G si la Administración Trump convence a sus aliados europeos en bloquear el negocio de redes de Huawei.
  • De momento, los operadores de telecomunicaciones españoles no han cambiado su postura respecto al gigante tecnológico chino: "No hemos detectado ningún tipo de incidencia o interrupción, en absoluto, con los operadores", dice Melo. 
  • Huawei España ha reconocido este miércoles una caída de hasta el 30% en los tres días siguientes al veto de Estados Unidos, aunque fuentes de la compañía aseguran que el consumo volvió a crecer a partir del jueves y actualmente se encuentran en "una cuota similar a antes de la crisis". 
  • Descubre más historias en Business Insider.

Huawei atraviesa, ahora mismo, uno de los momentos más difíciles de su historia después de que el Departamento de Comercio de los Estados Unidos incluyera al gigante tecnológico chino en una lista negra, tras la declaración de "emergencia nacional" por parte del presidente Donald Trump, ante las "amenazas contra la tecnología y servicios de información y comunicaciones". Esa decisión prohíbe, en la práctica, a las firmas estadounidenses venderle componentes o software a Huawei, lo que ha precipitado que varias compañías como Google hayan roto lazos con el que es, ahora mismo, el segundo fabricante que más móviles vende en todo el mundo.

En ese contexto, la directora de Relaciones Institucionales, Comunicación y RSC de Huawei España, María Luisa Melo, habla en exclusiva con Business Insider España sobre la situación de la compañía china y cómo está viviéndose la crisis dentro de la empresa. Melo opina que "nadie" va a salir beneficiado de esta guerra del 5G, y advierte de cómo puede retrasarse el despliegue mundial si Estados Unidos convence a Europa de bloquear también el negocio de redes de Huawei.

Leer más: Huawei confirma que seguirá adelante con el despliegue del 5G en España "con total normalidad" pese al veto de Trump

Huawei España ha explicado este miércoles en un evento ante los medios una caída de ventas de hasta el 30% en los tres días siguientes al veto de Estados Unidos, aunque la compañía dice encontrarse actualmente en "una cuota similar a antes de la crisis". 

Logotipo de Huawei
Reuters

¿Cómo se está viviendo esta situación dentro de la compañía?

Desde Huawei España estamos abordando esta situación desde un plan de comunicación externo e interno, ya que la compañía ha puesto en marcha una serie de encuentros o reuniones con empleados para trasladarles información. Los empleados son parte importante de la organización, al final son embajadores, y es necesario que representen la imagen de la compañía.

Más allá de eso, con normalidad. Para nosotros es una situación que se aleja de la naturaleza de la compañía, ya que este asunto ha tomado unas directrices de corte geopolítico lejos de lo que hacemos.

Huawei es una compañía privada multinacional que lo que viene haciendo desde hace 31 años (18 en España) es invertir en I+D, desarrollar últimas tecnologías, inyectar muchísima innovación en áreas de consumo y negocio y redes de telecomunicaciones. Eso es lo que hace la compañía y lo que vamos a seguir haciendo.

¿Cómo está afectando el veto de Trump a Huawei? ¿Habéis notado una bajada en las ventas de móviles y tablets?

Nosotros no estamos detectando muchísimas devoluciones o una caída significativa de las ventas, pero ha pasado escasamente una semana. Es cierto que podemos decir que detectamos en los últimos días un ligero descenso en las ventas, pero los productos que estaban pedidos o pendientes de entrega se están entregando una vez que está disponible a través de los retailers.

Lo que sí es cierto es que hemos detectado muchísima inquietud, y es comprensible. Hay muchos usuarios que, incluso, están dirigiéndose a las tiendas con un smartphone en la mano para consultar y preguntar, sobre todo con el sistema operativo y las actualizaciones.

Leer más: Qué va a pasar con tu móvil Huawei con el veto de Google

Es cierto que hemos habilitado varias líneas o canales de comunicación con los clientes, de soporte técnico e información. Este es el escenario que nos estamos encontrando a escasamente una semana. Es lo que se ha producido y esperamos que en los próximos días o semanas vaya calmándose.

¿Habéis hecho cálculos de cuánto puede afectar esta situación a las ventas del trimestre?

No hemos llevado a cabo una previsión de las ventas. En principio sí estimamos, de facto, que se está produciendo una ligera reducción.

Pero hay que tener en cuenta que un trimestre tiene tres meses y la situación se ha producido en el Q2 a finales de mayo. Hasta el 30 de junio queda más de un mes, así que hasta que se consuma el mes queda tiempo.

Ren Zhengfei huawei
Ren Zhengfei, fundador de Huawei Business Insider España

En marzo, Huawei decidió denunciar a la Administración Trump en EE.UU. por impedir a las instituciones de ese país y sus contratistas comprar equipos y productos a Huawei. ¿Se ha planteado la compañía interponer otra demanda a raíz del nuevo veto de Trump?

La compañía ha estado analizando potenciales acciones legales.

¿Quién puede salir beneficiado si Estados Unidos consigue bloquear el despliegue de Huawei en las redes 5G en países occidentales?

Creo, francamente, que nadie se va a ver beneficiado. Por una parte, se produciría un retraso en el despliegue del 5G. Huawei, como proveedor de infraestructura, es capaz de suministrar el porfolio completo para el despliegue de esa infraestructura de red de telecomunicaciones 5G: desde la parte del wireless, las antenas, core, infraestructura crítica, smartphones, routers o CPE.

Esa capacidad de tener todo esto solo la tiene Huawei a día de hoy, con lo que supondría un retraso significativo para el despliegue 5G. Además de un potencial incremento en los costes que debieran asumirse, porque al final supone quitar uno de los proveedores que, en competencia sana con otros, ofrece sus servicios.

Pero es que además, por extensión, supone que los usuarios que están en sus casas dejen de beneficiarse de ese nuevo paradigma tecnológico. Y hablo en general, no solo de Europa. A nivel mundial sacar de la ecuación a un proveedor mundial que ha invertido casi un billón y medio de dólares en soluciones e inversión 5G en los últimos años, supone un retraso y un menoscabo de los servicios y las oportunidades de desarrollo.

Estados Unidos no tiene una alternativa nacional para el desarrollo de las infraestructuras 5G, ¿qué sentido tiene entonces las medidas contra Huawei? ¿Por qué es tan importante quién se convertirá en líder del 5G?

Eso habría que preguntárselo a ellos. El 5G se ha convertido en un paradigma tecnológico a nivel mundial. Los protagonistas ahora, como Huawei, son los que llevan invirtiendo muchos años y los que han salido a la palestra.

Leer más: Entrevista con Ren Zhengfei, fundador y CEO de Huawei: "Escalaremos hasta la cima y volveremos con vida"

La inversión en I+D del 14% de la facturación se traduce en una capacidad de despliegue que tiene la compañía en muchísimos recursos, muchos empleados que han venido trabajando solamente en inversión e investigación 5G, y eso es muy importante.

Pese a eso, la compañía tiene 40 contratos comerciales 5G firmados y más de 100.000 estaciones base desplegadas por todo el mundo. Algunas de ellas en Europa, pero también en otros continentes, en concreto: 25 en Europa, uno en África, 6 en Asia-Pacífico y 10 en Middle East.

Al final hablamos de ir haciendo nuestro camino. Hemos ido comercializando en lo que hemos invertido. Esto es muy sencillo: tú inviertes en algo, te gastas dinero, desarrollas una tecnología y quieres comercializarla. Ahora, después de 10 años invirtiendo, resulta que tenemos muchos resultados y contratos comerciales; sí, claro, de eso se trata.

Se crean planes de trabajo y se asignan recursos en las compañías para después obtener resultados, independientemente de que luego haya determinados países que tomen ciertas reacciones políticas.

Huawei Mate X, el móvil plegable con 5G
Reuters

En Reino Unido, Vodafone ha decidido paralizar la venta de vuestro smartphone 5G, ¿puede sucederse una situación similar en España? ¿Qué os dicen las operadoras sobre el despliegue del 5G?

La referencia concreta que haces es del Mate X 5G y se ha pausado hasta que se comprueben una serie de aspectos técnicos por parte de Vodafone. Se refiere, en concreto, a ese smartphone y solo en Reino Unido y únicamente de forma temporal. 

Por otro lado, no hemos detectado ningún tipo de incidencia o interrupción, en absoluto, con los operadores. Huawei ha sido el proveedor que trabaja en dos de los proyectos piloto 5G en España y así seguimos.

Ayer o antes de ayer se conocieron unas declaraciones del director del observatorio nacional del 5G, que decían que los pilotos se habían firmado y seguían adelante. No estimamos que se vaya a producir ninguna incidencia con la relación de confianza de los operadores. Esperamos que sea así. No solo por nosotros, sino por todo el sector de telecomunicaciones de nuestro país. 

La semana pasada, tanto SD Association como la WiFi Alliance anunciaron que dejaban de colaborar con vosotros. ¿Cómo se toma la empresa esa decisión?

Estas dos asociaciones han tomado la decisión de dejar de trabajar con Huawei en respuesta a la presión política. Yo te diría, con franqueza, que esta decisión es decepcionante para nosotros porque no se cimenta en ninguna base legal. [ndlr: La SD Association ha vuelto a integrar a Huawei en su asociación una semana después de esta entrevista]

Huawei es miembro activo de más de 400 organizaciones ocupando puestos clave, como la 3GPP, entre otras. Al final, para nosotros, una asociación de la industria, de definición de estándares internacionales del sector, representa el trabajo conjunto que se hace en materia de ciencia, tecnología o innovación.

No hemos violado ninguno de los estatutos, pero ellos han decidido pausar, parar o cesar la colaboración con nosotros. Si lo han decidido así, sin ninguna base legal... Francamente, no creo que este sea el sentir de la industria o la voluntad de la industria. Son hechos puntuales y no se ha producido ningún caso más. 

¿Y qué opinión tiene la empresa de que ARM haya congelado su colaboración a raíz de las medidas impuestas por Trump?

De las empresas que han decidido dejar de suministrar productos y equipos a Huawei, lamentamos que se haya producido.

Huawei trabaja con muchos partners y clientes. Al final, la cadena de suministro opera en más de 170 países, con lo cual la cadena de suministro de una infraestructura de redes de telecomunicaciones o de la fabricación o comercialización de dispositivos de consumo (ya sea móviles, tablets, portátiles, lo que sea) están involucrados muchísimos países de numerosas nacionalidades.

Esto no va de continentes, va de globalización en la cadena de suministro de un despliegue de red. Lo lamentamos, evidentemente, porque se ha tratado de presiones políticas y confiamos que a lo largo de las próximas semanas se reconduzca la situación.

5G Huawei
Reuters

Existen varias alternativas para que los usuarios puedan seguir utilizando las aplicaciones y servicios de Google en los móviles de Huawei, ¿se plantea la empresa crear una tienda de aplicaciones espejo con las mismas apps que ahora mismo existen en la tienda de Google?

La compañía venía analizando estas potenciales eventualidades desde hace cierto tiempo y, evidentemente, como en cualquier gran multinacional, se activan planes de Continuity Management Plan.

En el marco de esos planes se han venido evaluando varias alternativas para los diferentes ámbitos o áreas de negocio de la compañía. De momento, no podemos dar más datos sobre cuáles serán los siguientes planes de la compañía, pero sí te puedo decir que se han analizado varias alternativas para evaluar la situación.

Leer más: Todo lo que sabemos sobre el "plan B" de Huawei: el sistema operativo alternativo a Android que podrían usar sus próximos móviles

¿Qué sensaciones os están transmitiendo vuestros socios comerciales en España?

Por una parte, están sorprendidos por la situación, porque conocen a Huawei y cómo trabajamos: la fiabilidad de la compañía, el trabajo duro de los empleados… Es que la compañía no es una compañía, es gente con nombres y apellidos que trabaja, que cierra proyectos, que avanza en reuniones, que intenta solucionar posibles problemas.

Nos han trasladado estupefacción por todo lo que está sucediendo. 

Por otra parte, nos trasladan preguntas, consultas. Ambas cosas son normales, humanas, comprensibles. También nos han trasladado mucho apoyo, y lo estamos percibiendo de todos. Mucho apoyo de numerosos partners, clientes, grandes clientes, mediano. Algo que en momentos como estos te reconforta.

Y eso por no hablar de usuarios que dicen: "yo confié en su momento en Huawei y ahora lo quiero seguir haciendo, ahora más que nunca". Esa sensación y apoyo nos está llegando más que nunca. 

El CEO de Huawei se ha mostrado recientemente contrario a que China imponga restricciones que puedan afectar a la fabricación de los productos de Apple en China, ¿qué opinión le merece?

Nosotros, como compañía privada, lo que haga el Gobierno chino no está en nuestra mano. Esta empresa que, efectivamente, tiene plantas de fabricación en China, está operando allí y da trabajo a mucha gente.

No es nuestra área de trabajo, de debate. Las decisiones que tomen dos superpotencias están fuera de nuestro control. Están fuera de nuestro trabajo, de nuestro día a día. Entiendo que esa será la lógica de las declaraciones.

Leer más: A Wall Street le preocupa que la guerra comercial entre Estados Unidos y China pueda subir los precios de los iPhone, que es lo último que Apple necesita ahora mismo

Nuestro objetivo tiene que ser seguir dando servicio a los empleados, a los usuarios, a los clientes, etc. Ya no por hacernos un hueco que, humildemente, nos lo hemos hecho. Sino por seguir aportando valor añadido. Las decisiones políticas se salen de nuestra dimensión y control.

Y además