Pasar al contenido principal

Los ganadores del Nobel de Economía 2019 se enfrentan a los mayores desafíos del mundo actual: hablamos con ellos de pobreza, cambio climático y de los grandes malentendidos sobre inmigración

Better Capitalism
Premios Nobel de Economía 2019
Hollis Johnson/Business Insider

Los economistas del MIT Abhijit Banerjee y Esther Duflo están a la vanguardia del replanteamiento de la forma en la que abordamos la pobreza extrema. Su enfoque de usar ensayos aleatorios de control, típicamente usados por investigadores clínicos, puede sonar simple, pero es lo suficientemente innovador como para ganar el Premio Nobel de Economía 2019, que comparten con Michael Kremer de Harvard.

Ahora están adoptando el enfoque que ha ayudado a mejorar las vidas de millones de personas en situación de pobreza para enfrentarse a los mayores desafíos políticos del mundo actual. Su nuevo libro, Good Economics for Hard Times, explora temas como la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la inmigración, sacando conclusiones de una gran cantidad de investigaciones.

Puede parecer un proyecto extraño, dada su especialización, pero en cierto modo, es una extensión natural de su trabajo. Revolucionaron su campo adoptando un enfoque basado en la evidencia, más que en la ideología, para estudiar la pobreza y creen que hemos entrado en una era en la que los hechos no parece importar para ningún asunto de política. Y de manera similar, la fuerza impulsora detrás de su libro es abordar las necesidades de las personas más marginadas de los países, incluso en Estados Unidos, con empatía por su frustración y sus dificultades.

Nos sentamos con Banerjee y Duflo, que están casados, para hablar de Good Economics for Hard Times, y es obvio que se complementan de forma natural. Dicen que sus años de colaboración han dado como resultado un lenguaje en clave entre ellos cuando se enfrentan a nuevos temas. (Entiende mis mensajes mejor que nadie, dice Banerjee) 

Leer más: Las recetas de los ganadores del premio Nobel de Economía para reducir la pobreza

Comenzamos preguntándoles por qué decidieron coger su trabajo sobre la economía del desarrollo y extender su enfoque a una forma de entender el mundo, y qué significa exactamente "buena economía".

El enfoque de la "buena economía"

Esther Duflo: Creo que lo que más nos convenció para escribir este libro es que la conversación política ha sido secuestrada por una conversación muy polarizada, en particular sobre hechos engañosos y casi sin argumentos, etc. Se hizo muy evidente para nosotros. Realmente lo que lo impulsó fue el Brexit y, por supuesto, el período previo a la elección de Trump. Decidimos escribir este libro incluso antes de la elección de Donald Trump porque ya veíamos el peligro de tener este tipo de conversación, dejando que las tonterías dominen el debate político.

Una cosa que fue muy sorprendente en el período previo a ambos eventos es que nadie parecía prestar atención a los economistas. Citamos en el libro una encuesta[británica] de YouGov — que se realizó en 2017— que decía que los economistas son las personas en las que menos se confía, solo por detrás de los políticos. Reprodujimos la pregunta en los Estados Unidos en 2018, y encontramos lo mismo.

Richard Feloni: ¿Y vuestro trabajo en economía del desarrollo creó un proceso que podían aplicar a cosas que tal vez no estuvieran típicamente en vuestra área de influencia? ¿Fue capaz de traducirse en algo? 

Abhijit Banerjee: Parte de lo que habíamos intentado hacer con el libro anterior, Poor Economics, era tratar de decir: "Mira, en realidad hay un montón de datos objetivos ahí fuera, y a menudo nos movemos muy bien sin prestarles atención". Parecía que toda la conversación podía ser independiente de eso. Pero ahora hay un montón de gente que, volviendo al nuevo libro, trabaja en el tipo de temas que están en el centro del debate político en Estados Unidos y donde hay un trabajo de alta calidad.

Cualquier lectura razonable de los datos de los últimos 20, 25 años es que la economía se ha convertido cada vez más en un campo basado en la evidencia. Creo que está muy claro que, a cierto nivel, los hechos no están en línea con lo que la gente dice a menudo.

Feloni: Ir más a los hechos y menos a la teoría.

Banerjee: Correcto.

Duflo: Desde que hemos tenido en cuenta Poor Economics y, de hecho, marginalmente, en todo nuestro trabajo, sabemos que nuestras intuiciones suelen ser erróneas, sobre todo cuando provienen de décadas de no ser cuestionadas. Por lo tanto, tienen que ser enfrentadas con los hechos. Y a menudo el hecho sorprende. Esa es la actitud que estamos adoptando ahora con respecto a cuestiones como la inmigración, el comercio y la polarización.

Abhijit Banerjee, premio Nobel de Economía
Hollis Johnson/Business Insider

Las sorpresas

Feloni: Cuando estaban trabajando en esto y acumulando todo para cada uno de estos temas, ¿hubo algo que realmente os sorprendió incluso a vosotros?

Duflo: Está el hecho de que la inmigración de trabajadores de baja cualificación no parece tener ningún impacto en los salarios de los nativos de baja cualificación. Eso es un dato que contradice las intuiciones de mucha gente. Es sólo porque lo hemos escuchado una y otra vez de nuestros colegas que, para nosotros, no fue una noticia, pero para mucha gente, creo que lo será.

Una cosa que sí me pareció algo de cuyo alcance no me había dado cuenta, es lo inmóvil que es la gente geográficamente. Y para Estados Unidos, no creo que antes de escribir este libro supiera que sólo el 3% de las personas se mueven de un condado a otro en un año [por debajo del 7% en la década de 1950]. Creo que esto será muy sorprendente para la mayoría de la gente. De hecho, es tan sorprendente que a veces, cuando hablamos de ello, la gente no quiere oírlo.

Leer más: Cómo puede la digitalización disparar la desigualdad, según el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz

La reacción a la desigualdad

Feloni: Vosotros exploráis el ascenso global del populismo de derecha, pero ¿cómo veis el lado opuesto, especialmente cuando hay una izquierda resurgente en Estados Unidos y Reino Unido? Si sólo queremos mirar a Estados Unidos, por ejemplo, he tenido algunas conversaciones sobre cómo esto es una nueva Era dorada para Estados Unidos, y es por eso que están teniendo un nuevo movimiento progresista y un movimiento nativista. Y casi parece una repetición de la historia. ¿Es eso un poco demasiado estrecho de miras?

Banerjee: No había hecho esa conexión completamente: es una conexión muy agradable de hacer. Creo que sí hay una sensación, como en la Edad dorada en la que hubo un momento en el que los medios de comunicación eran muy importantes, y había esa percepción de que exponer la brecha entre el mito y la realidad era fundamental. Después de todo, Estados Unidos siempre se construyó sobre un pedestal. Había una visión de Estados Unidos como una nación única, gobernada enteramente por los principios de libertad e igualdad, y el hecho de que esto no era lo que estaba sucediendo en la realidad fue algo que salió a la luz.

Y creo que esa cosa en particular está volviendo. Puedes dar muchos, muchos argumentos para lo que está sucediendo, y puedes defender el status quo de una manera u otra, pero al final, no se mantiene. Los hechos presentan una evidencia demasiado fuerte. El hecho de que la tasa de mortalidad entre la población blanca esté aumentando: este tipo de datos son muy fuertes. La edad dorada tiene la misma sensación de ser: "Déjate de tonterías. Estamos en un lugar en el que nunca habríamos imaginado que íbamos a llegar".

Duflo: A lo que nos referimos como los "tiempos difíciles".

Feloni: Sí, exactamente. Eso es.

Duflo: Los tiempos difíciles se referían a Reino Unido, pero al parecer había algo muy similar que está sucediendo. Hubo mucha desorganización y mucha riqueza que se construyó sobre la base de muchas dificultades para la gente. Creo que una cosa que ha ocurrido lentamente en las últimas décadas, es que ni la derecha ni los partidos tradicionales estaban interesados en la fortuna económica del 50% de distribución económica inferior. 

La derecha, porque nunca han estado realmente interesados en ellos, no es para eso para lo que están los partidos de derecha en general. La izquierda, porque se convirtió más bien en el partido de la gente educada que luego empezó a luchar por los valores de la gente educada, incluyendo, ya sabes, las luchas por la identidad, la inclusión, las cosas liberales: todo tipo de cosas buenas, pero renunciando a la lucha de clases. Y lo que está sucediendo ahora es que tanto la derecha como la izquierda se dan cuenta de que no es sostenible y de que hay que volver a ofrecer algo al 50% inferior.

Y la derecha ha tomado una hoja del manual de la lucha identitaria de la izquierda, de pensar: "Vamos a devolverles una identidad". No tienen dinero, pero vamos a devolverles el estatus. Se sienten completamente abandonados, y vamos a decir que son víctimas de una guerra". Y ahora lo que la izquierda está tratando de resolver son las razones de si pueden o no volver a un populismo económico más tradicional. Lo que es como, repensar la izquierda como un partido de distribución económica.

Esther Duflo, premio Nobel de Economía
Hollis Johnson/Business Insider

Debería haber algo más que "Medicare para todos"

Banerjee: Quiero decir, sorprendentemente, se oye hablar del impuesto sobre el patrimonio, pero no se oye mucho acerca de lo que van a hacer con él. Se oye "Medicare para todos", pero eso es todo.

Duflo: Lo de Medicare para todos ha secuestrado la conversación.

Feloni: ¿Ves eso como algo negativo?

Duflo: Sí.

Banerjee: Sí, absolutamente.

Feloni: ¿Por qué?

Duflo: Hay mucho más de qué hablar. Hay Medicare para todos entre Warren y Sanders, y luego UBI para Yang. Y hay mucho más que esas dos cosas que deberían ser discutidas cuando hablamos de distribución de la riqueza.

Banerjee: En particular, el sentido de un Medicare para todos. Creo que, en cualquier sociedad civilizada, nadie debería estar sin atención médica.

Pero el impacto no es mayor en la salud de la gente. Es más. Están asustados y preocupados. Así que no es algo malo, pero donde hay crisis muy reales es donde hay bolsas de gente que han vivido un declive en los últimos 30 años, y no ha habido ningún intento de rescatarlos.

Me sorprende que no haya un intento de decir: "Mira, vamos a centrarnos en la gente que lo ha pasado muy, muy mal, y vamos a encontrar maneras de sacarlos de donde están". Y creo que hay un sentido en el que la frialdad de la atención médica para todos es, políticamente, un error. En realidad deberías adoptar una postura que diga, especialmente para un determinado grupo de personas que son víctimas involuntarias de todos los cambios económicos que les hemos impuesto, hagamos algo muy real y específico. Y creo que la falta de detalles es molesta.

Duflo: Justificar todo el aumento del 6% del impuesto sobre el patrimonio para financiar Medicare para todos parece un desperdicio. Hay tal crisis en la legitimidad del gobierno que documentamos en el libro que si vas a hacer impuestos sobre el patrimonio, deberías hacer algo con ese dinero que sea de primera necesidad en la vida de la gente.

Feloni: ¿Cuál es la principal prioridad?

Duflo: De lo que hablaba Abhijit, que es ayudar a la gente que ha sido golpeada frontalmente, a los trabajadores desplazados. Y eso puede tomar diferentes formas, como para las personas que tienen 30 y tantos años y pueden moverse. Lo que discutimos en el libro es un programa similar a GI Bill-like, que es realmente generoso, extendido al seguro de empleo y a una universidad de alta calidad, de tal manera que ayuda con esa transición. Cualquier otra forma de ayudar en esa transición, como vivienda, ayuda con el cuidado de los niños, etc. Y luego, hay todo un conjunto de cosas para crear buenos empleos, que se pueden hacer con un presupuesto gubernamental, si los presupuestos gubernamentales fueran más altos. Se puede pensar en empleos verdes limpios como parte de ellos, pero también en los centros preescolares y en el cuidado de los ancianos.

Y, finalmente, están las personas que no van a poder moverse, y tenemos que hacer algo para tratar de rescatarlos y ayudarlos antes de que pierdan su dignidad y autoestima, y tal vez tener fondos subsidiados para mantenerlos en su lugar. Ni siquiera estamos diciendo que estas son las mejores ideas del mundo y que alguien necesita adoptarlas y usarlas. Simplemente, estamos un poco sorprendidos de que ese no sea el núcleo de la conversación.

Feloni: Incluso cuando dices empleos verdes, otra cosa que exploráis es la conversación sobre el cambio climático. Eso parece ser discutido a menudo en extremos también, donde parece que no va a haber ningún progreso real, y entonces Estados Unidos ha decidido oficialmente salir del acuerdo de París. ¿Existe alguna posibilidad de que algo se vaya a lograr realmente?

Banerjee: Es una pregunta difícil. En cierto modo, ahora mismo, está fuera de la conversación política de Estados Unidos. No está ahí. Entonces, ¿qué lo traerá de vuelta? Por eso, creo que es muy importante que la primera inversión en Estados Unidos sea en restaurar la confianza en el gobierno. Creo que hay un sentido en el que todas las personas que realmente necesitan ayuda piensan: "Todas estas cosas son un fraude". Y creo que el profundo escepticismo con el gobierno es un problema central. Cada vez que se propone una política, piensan que se trata de un fraude de la élite, y creo que esa reacción tiene que ser mejor.

Creo que los candidatos demócratas tienen razón en no meterse en esto, en el sentido de que no creo que sea un ganador de votos. Tienen que empezar por hacer algo inmediato por las personas que sufren. Promete algo; entrega algo. Cuando la gente se siente más segura, es más generosa.

Leer más: Qué debe hacer el mundo para poner límites al cambio climático, según el Premio Nobel de Economía de 2018

Repensar el capitalismo

Feloni: ¿Ves todo esto como parte de una reacción contra el orden mundial neoliberal? ¿Piensas que esto es una especie de fase o es en realidad un movimiento global en el que estamos repensando el capitalismo de una manera real?

Banerjee: Creo que lo estamos replanteando. Si podemos llegar a alguna parte con el replanteamiento, esa es una pregunta diferente.

Feloni: ¿Ves señales de que esto va a llevar a un cambio real?

Duflo: Desde el punto de vista político, ya se está dando un movimiento para elegir a hombres fuertes y para renunciar a la democracia. Eso tiene la posibilidad de cambiar realmente, dramáticamente, todo lo relacionado con nuestra forma de vida, incluyendo el sistema económico y mucho más allá que eso. Pero si de alguna manera logramos evitar eso, parece que la conversación sobre economía puede estar sobredimensionada, en el sentido de que si de alguna manera estás a favor de impuestos más altos, de repente significa que quieres el comunismo.

Una cosa que explicamos es que no pasaría nada malo si los impuestos fueran un poco más altos porque la gente no es muy sensible a los tipos impositivos cuando decide cuánto trabajar. En primer lugar, la economía seguiría avanzando, pero luego habría dinero del gobierno para hacer cosas, incluyendo ayudar a la gente, víctimas de las crisis, y crear empleos, educación y cómo invertir en la transición energética.

Y del mismo modo, para el cambio climático, no se trata de elegir entre el apocalipsis o volver a vivir en una cueva. Resulta que no estamos tan apegados a las formas que tenemos de consumir como para que no puedan ser cambiadas a un coste muy bajo. Somos una criatura de hábitos, y si se empuja a la gente un poco hacia diferentes hábitos, entonces después de un tiempo ellos no notarán la diferencia.

La esperanza es que si rebajamos el debate emocional, y nos volvemos pragmáticos al hablar de los problemas y resolverlos juntos, sería mucho más fácil y mucho menos dramático de lo que lo hacemos parecer.

Este artículo fue publicado originalmente BI Prime.

Y además