Pasar al contenido principal

Tony Jin Yong, CEO de Huawei España: "Bloquear a una empresa privada como Huawei sin ningún tipo de evidencia es un gran error"

Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España.
Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España. Huawei
  • Tony Jin Yong, CEO de Huawei España, conversa con Business Insider sobre la situación de la compañía tras el bloqueo impuesto por la Administración Trump.
  • "Bloquear a una empresa privada como Huawei sin ningún tipo de evidencia es un gran error", resume el directivo, que critica la posición de Estados Unidos dentro de un mundo globalizado en el que en teoría impera el libre comercio.
  • Además, cree que si otros países consiguen una capacidad o potencia similar a la que tiene China ahora mismo se convertirían en objetivos.
  • En cuanto a la situación de Huawei en España, destaca que quieren construir un puente entre ambos países para "enriquecer" la cultura y la economía.
  • Descubre más historias en Business Insider.

Huawei lleva una temporada con muchos sobresaltos. Desde que detuvieron a Meng Wanzhou, directora financiera de la compañía e hija del fundador, en diciembre, la multinacional ha vivido una montaña rusa de acontecimientos.

Entre ellos, el más relevante y sonado fue que la Administración Trump prohibió en mayo a cualquier compañía estadounidense hacer negocios con Huawei porque aseguraba que espiaban a los usuarios y empresas a través de los dispositivos que comercializaban alrededor del mundo y, por lo tanto, colaboraban con el gobierno chino. Eso sí, no aportaron ninguna prueba de estas acusaciones.

Sin embargo, al conocerse este veto, varias compañías de EE. UU —entre las que se encuentran Google, ARM o Qualcomm— anunciaron que paralizarían cualquier acuerdo comercial que tuvieran con la organización.

Leer más: Entrevista con Ren Zhengfei, fundador y CEO de Huawei: "Escalaremos hasta la cima y volveremos con vida"

En este momento fue cuando saltaron las verdaderas alarmas entre los usuarios y empresas, ya que la organización se vale de sus partners para fabricar sus móviles, redes y equipos de telecomunicaciones.

De hecho, estas acusaciones provocaron una caída del 40% en ventas de smartphones a nivel internacional. Aunque según nos cuenta Tony Jin Yong, la compañía ya ha recuperado los niveles normales previos a las restricciones.

A pesar de ello, se muestran esperanzados y miran hacia el futuro de forma prometedora. Por lo menos eso es lo que asegura Tony Jin Yong, CEO de Huawei España, que ha mantenido una charla con Business Insider España en la que ha hablado de esta situación con Estados Unidos, los retos a los que se enfrentan, el 5G y la importancia del mercado español en su estrategia global.

Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq) y Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España (dcha)
Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq) y Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España (dcha) Business Insider España

¿Cómo está el sentimiento dentro de Huawei con todo lo que está ocurriendo? 

La única incertidumbre es cuán alto podemos llegar. Seguro que vamos a superar todas las dificultades y reforzaremos nuestro compromiso con la sociedad, con nuestros clientes, consumidores, socios, y empleados. Vamos a crecer y a tener un futuro brillante, la única duda es cuán alto podemos llegar y cómo de rápido lo haremos. 

¿Por qué tenemos esa confianza? En primer lugar creemos que la globalización es algo que nos beneficia a todos. Y este tipo de acciones, como la prohibición de Estados Unidos, van completamente en la dirección opuesta al espíritu de la globalización, del libre comercio mundial.

En segundo lugar, tenemos la capacidad necesaria para seguir ofreciendo innovación a nuestros clientes y a toda la sociedad. Actualmente estamos centrados precisamente en cómo podemos mejorar esa capacidad para que, a pesar de estas restricciones, podamos seguir proveyendo soluciones a nuestros clientes.

El poder económico y tecnológico de China ha aumentado recientemente, por lo que la Administración de Estados Unidos está intentando boicotear ese liderazgo

No creo que otras compañías puedan hacer lo mismo que Huawei ahora mismo: podemos seguir sirviendo a nuestros clientes sin que el veto suponga un gran impacto para nosotros.

Por todo esto el sentimiento general dentro de la empresa es optimista, muy optimista, porque ocupamos además una buena posición de liderazgo en términos de 5G. Y también hay optimismo porque somos apasionados: el sentimiento de la gente es que se trata de una gran oportunidad para la empresa, para las personas, para que todos podamos probar que tenemos esa alta capacidad. 

Así que la gente está contenta, pero, desde luego, estamos mucho más ocupados. Tenemos que garantizar los mismos servicios de máxima calidad y los productos que queremos ofrecer a nuestros clientes. Tenemos que reformar parte de nuestra cadena de suministro porque la Administración de Estados Unidos no permite a las compañías americanas comprar o vender tecnología y productos a Huawei.

Tenemos que inventar por nosotros mismos, pero ya teníamos ese plan hace mucho tiempo: por eso nuestro equipo de desarrollo está muy ocupado. Ese es el sentimiento generalizado dentro de Huawei, la gente está ocupada, pero muy contenta.

Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España.
Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España. Business Insider España

Veo que el sentimiento es de confianza. Pero, ¿dirías que este es el momento más duro por el que ha pasado la empresa en su historia? 

En mi opinión, no es el período más difícil. He trabajado para esta compañía 18 años pero tenemos ya 32 años de historia. Cuando se creó la compañía se empezó a invertir mucho en investigación y desarrollo, aún cuando no teníamos un mercado tan amplio ni tan buena reputación.
 
Esa etapa fue la más difícil porque la empresa invertía mucho pero no podía recuperar la inversión al no tener la suficiente imagen de marca ni los suficientes contactos. El cliente no confía del todo en esos primeros momentos, por lo que no puedes vender tanto como deseas. Esa primera fase fue muy difícil. 

Nuestra relación con el Gobierno chino no tiene nada de especial. Es igual a la que puede tener cualquier otra empresa privada con su Gobierno en otros sitios del mundo

Y también cuando salimos al mercado internacional hubo dificultades similares. Nadie te conoce, nadie cree ni siquiera que una empresa china pueda generar soluciones de alta tecnología. Porque el milagro económico y tecnológico y chino han tenido lugar fundamentalmente en los últimos ocho años. La gente, especialmente en Europa, era escéptica. 

Pero paso a paso hemos ido probando que, con nuestras innovaciones, con nuestra cultura centrada en el cliente, con la alta calidad y la fiabilidad de nuestros servicios, ganamos la confianza de las industrias y nos convertimos líderes del sector. 

Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España.
Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España. Business Insider España

Mencionas todo el extraordinario desarrollo de la tecnología en la industria china. ¿Cree que esta es la verdadera razón de toda esta situación? ¿Está asustado el gobierno de los Estados Unidos por el desarrollo de la tecnología en China y temen verse superados?
 
Sí, creo que detrás de esto existen razones políticas e ideológicas y es algo que rechazamos completamente. Además existe otra razón por la que creo que está sucediendo: el poder.

El poder económico y tecnológico de China ha aumentado recientemente, por lo que la Administración de Estados Unidos está intentando boicotear ese liderazgo. Mi sensación personal es que han estado demasiado cómodos en los últimos 20 o 30 años, sobre todo después de la Guerra Fría, y no parece que puedan aceptar que alguien desafíe su liderazgo en el ámbito tecnológico.

Personalmente creo que no es una cuestión solo de China. Si otros países llegan a tener una capacidad o potencia similar a la de China se convertirán también en objetivos de Estados Unidos.

Estoy seguro de que has respondido a esta pregunta miles de veces. Pero, ¿cuál es la verdadera relación entre Huawei y el gobierno chino? Porque todos conocemos las acusaciones del gobierno de Donald Trump. Y ahora hay algunas informaciones que han surgido que dicen que probablemente algunos empleados podrían haber tenido algún tipo de relación con el gobierno chino. Entonces, ¿cuál es la situación real?

Huawei es una empresa totalmente privada, no cotizamos en Bolsa y, aún así, publicamos todos nuestros detalles financieros en informes que son auditados por KPMG.  

Nuestra relación con el Gobierno chino no tiene nada de especial. Es igual a la que puede tener cualquier otra empresa privada con su Gobierno en otros sitios del mundo. Como la que Volkswagen tiene con el Gobierno de Alemania, la del grupo PSG con Francia, o la de Inditex con el Gobierno de España.

Por supuesto tenemos que cumplir con la regulación y las leyes del país, tenemos que pagar impuestos, proteger el medioambiente, proteger los derechos de propiedad intelectual o contribuir al empleo. Eso en todos los sitios donde operamos, pero no existe ninguna relación especial entre el Huawei y el Gobierno de China, ni con ningún otro Gobierno.

La cuestión es por qué se nos hace siempre esta pregunta. Debemos pensar si se debe a cuestiones ideológicas, porque parece que el hecho de que una empresa tenga cualquier tipo de relación con el Gobierno chino es algo malo por naturaleza; los medios de comunicación occidentales piensan que el gobierno chino es malo, que es una amenaza para el planeta. Pero es una cuestión ideológica. China nunca ha amenazado la seguridad del mundo ni ha iniciado una guerra. La inversión en el ejército está en niveles normales y no tenemos tropas fuera de China ni enviamos armamento para pelear contra otros.

 El bloqueo ha supuesto un mal ejemplo, no solo a nivel global sino para América, porque ha perjudicado a las empresas estadounidenses y ha destruido la reputación del Gobierno de los Estados Unidos.

El crecimiento de la economía, la industria y la sociedad nos beneficia a todos. Y personalmente no sé por qué cualquier relación con el Gobierno chino es sinónimo de algo malo.

Nosotros estamos orgullosos de tener nuestra sede en China, de ser una multinacional que ha nacido allí, porque contribuimos al mercado nacional y también muchos de los científicos y empleados de nuestra empresa son de allí. Gran parte de nuestra tecnología está desarrollada por empleados chinos y estamos orgullosos de ello, pero no tenemos ningún tipo de relación especial con el Gobierno de China.

Además estamos orgullosos de lo que nos aporta la cultura y la filosofía occidental, que contribuyen a que Huawei tenga una mayor capacidad y rendimiento en el mercado.

Este es un punto interesante porque me pregunto cómo os habéis tomado estas acusaciones de un gobierno en cuyo país hay algunas empresas que recogen una gran cantidad de datos y que manejan esos datos, digamos, de una manera muy cuestionable. Pero por otro lado Google y Facebook no pueden operar en China, o al menos no pueden operar de la manera que les gustaría. Así que tal vez esta situación en la que ambos países intentan, digamos, proteger a sus propias empresas puede haber creado esta percepción.
 
La imagen es importante pero para cambiar la imagen es necesario algo más. Los clientes irán viendo poco a poco nuestra posición porque, a día de hoy, Estados Unidos no ha aportado ninguna prueba. Y es necesario buscar la verdad.

Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España.
Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España. Business Insider España

¿Ha recibido apoyo moral Huawei de alguna otra compañía de tecnología? Quizá de Samsung o Xiaomi que hayan pensado que esto les podría pasar a ellos en el futuro. ¿Ha tenido alguna conversación con ellos?
 
No hemos tenido conversaciones con ellos pero sí hemos recibido algunos mensajes de la industria. Y tenemos claro que el bloqueo ha supuesto un mal ejemplo, no solo a nivel global sino para América, porque ha perjudicado a las empresas estadounidenses y ha destruido la reputación del Gobierno de los Estados Unidos.

La mayoría de empresas, especialmente dentro de la industria tecnológica, han empezado a analizar sus cadenas de suministro para averiguar cuánta tecnología estadounidense están utilizando ahora mismo. Eso es un efecto secundario que no llegó a imaginar la Administración de EE. UU. cuando impuso el bloqueo.

Todo el mundo está asustado. No todos tienen la capacidad de Huawei. De verse sometidas a estas restricciones, otras empresas podrían acabar en bancarrota en solo 30 días

El veto no es bueno para la globalización, ni para la industria americana y tampoco para que todos colaboremos. El fundador del fabricante británico de chips ARM dice que ha hablado con muchas empresas europeas que están estudiando cómo pueden minimizar los riesgos en caso de que, de repente, Estados Unidos decida cortar el suministro a sus empresas.

No solo es una cuestión de China sino que en todo el mundo se está estudiando cómo crear soluciones o productos tecnológicos por sí mismos. Y eso no es bueno a nivel de innovación. Si cada uno hace las cosas por su cuenta la llegada de innovaciones se retrasará, se incrementará la inversión y se reducirán las colaboraciones entre países y empresas.

Creo que todo el mundo está asustado. No todos tienen la capacidad de Huawei. De verse sometidas a estas restricciones, otras empresas podrían acabar en bancarrota en solo 30 días.

Otra posible consecuencia podría ser que acabemos viendo diferentes estándares tecnológicos, productos o servicios en diferentes partes del mundo al no existir la colaboración ni pensar en soluciones unificadas. Eso, por ejemplo, podría llegar a obligar a que la gente cambiara de teléfono móvil cada vez que viajara de Estados Unidos a Europa.

Eso no es bueno para el mundo, ni para nosotros como sociedad ni para el crecimiento económico. Por eso Huawei se mantiene fuerte frente a estas restricciones. Creemos que las compañías estadounidenses tampoco quieren algo así. De hecho he leído en algunos medios que varias empresas han vuelto a suministrar sus productos a Huawei utilizando las instalaciones que tienen fuera de Estados Unidos. 

A nadie le gusta este tipo de decisiones políticas y todo el mundo sabe que es sólo por querer presionar más las negociaciones entre China y Estados Unidos.

Este sábado va a haber un encuentro muy crucial entre Donald Trump y Xi Jingping. ¿Es optimista Huawei? 

Está fuera de nuestro control, no podemos predecir qué sucederá con seguridad. Nuestra esperanza es que los conflictos se resuelvan y haya más apertura para un comercio justo y libre en todo el mundo.

En cualquier caso me gustaría decir que las restricciones empezaron hace 40 días y, desde entonces, tanto los operadores de telecomunicaciones como nuestros clientes empresariales y los consumidores han mantenido su confianza en Huawei. Han reconocido nuestro valor y nuestros productos. Esa confianza, unida a la capacidad de Huawei, va a servir para que nuestros servicios no sufran impacto, haya acuerdo o no. Nosotros vamos a seguir avanzando.

Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España.
Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España. Business Insider España

Si tuvieras la oportunidad de conocer a Donald Trump. ¿Qué le dirías? 

No necesitamos esa clase de conversación. Lo que pensamos, a lo que nos comprometemos y lo que hacemos ya es público, ya sea por nuestras declaraciones, por los hechos, o por la confianza que nos hemos ganado a lo largo de las últimas tres décadas de las industrias, de los clientes, de los empleados, de nuestros partners y de los gobiernos. Bloquear a una empresa privada como Huawei sin ningún tipo de evidencia es un gran error. 

La industria está cambiando muy rápido porque lo digital se está introduciendo en todos los ámbitos de la vida y por eso sabemos que tenemos una gran responsabilidad para hacer la red más segura. Por eso Huawei es totalmente abierta a cualquier tipo de discusión técnica, de debate o investigación. Queremos ser transparentes y cooperar con universidades, reguladores, organizaciones, consumidores.. Lo que sea necesario para hacer la red más segura. 

Estados Unidos no respeta las reglas de propiedad intelectual pero quiere que todos los demás las respeten ¿Quién le ha dado el derecho a hacer eso?

Sin embargo, por mucho que estemos dispuestos a entrar en todas estas discusiones técnicas no podemos aceptar alegaciones no fundamentadas. Cualquier acusación necesita un proceso legal, con pruebas y hechos. La pregunta es: ¿dónde están esas pruebas?  No se puede hacer algo así solo porque disfrutes de un gran poder obligando a la gente a creer en lo que dices. Sin fundamentos esos discursos no son consistentes.

Te pongo un ejemplo. Las Administraciones públicas de los Estados Unidos siempre están diciendo que "Huawei está robando inteligencia estadounidense a través de las patentes". Pero cuando Huawei reclama sus derechos de propiedad intelectual a compañías de Estados Unidos ellos dicen "no, no, no, eso es perjuicio, vamos a declarar que todas vuestras patentes son inválidas".

Estados Unidos no respeta las reglas de propiedad intelectual pero quiere que todos los demás las respeten ¿Quién le ha dado el derecho a hacer eso? Hoy somos nosotros los perjudicados, pero mañana podría ser cualquier otra compañía. El mundo debería reflexionar sobre ello y buscar proactivamente cuáles son los hechos sin estar influenciado por lo que escuchen.

Hablemos de tecnología. ¿Va a tener el bloqueo algún efecto negativo en los smartphone de Huawei? 

Hemos hecho una campaña muy grande para aclarar a todo el mundo que todos los modelos existentes, estén en manos de los consumidores o todavía en las tiendas para su venta, no van a sufrir ningún tipo de impacto, ni siquiera de cara a las futuras actualizaciones. 

Todavía estamos estudiando las posibles soluciones para los futuros modelos que no han sido lanzados. Huawei quiere seguir trabajando con Android. Hemos contribuido mucho en esta comunidad, porque hace diez años tenía muy pocos usuarios, hemos aportado además en materia de optimización con sugerencias y mejorando también la calidad del sistema operativo.

La pregunta está en el tejado de Estados Unidos. Si no se nos permite usar Android tendremos que seguir ofreciendo soluciones a nuestros clientes, a los que les gustan nuestras innovaciones y productos. Si no se nos permite usar los servicios de Google tendremos que inventar otros. 

Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España.
Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España. Business Insider España

Siempre dices que España es uno de los principales mercados para Huawei y para ser honesto has hecho un trabajo increíble aquí porque la gente ama Huawei y mencionaste esta campaña. ¿Han visto algún efecto después de esta campaña?  Porque las ventas de Huawei bajaron considerablemente tras el bloqueo. 

Sí, ha tenido mucho éxito. Nuestras ventas han crecido mucho y hemos recuperado los niveles normales previos a las restricciones así que estamos muy contentos.

La cuestión es que los consumidores reciban las aclaraciones correctas. Pueden tener dudas de si comprar o no un Huawei, pero diciéndole a la gente la verdad hemos visto que ningún modelo está experimentando problemas de ventas. 

Hablemos de 5G. También es crucial en esta situación porque Huawei es la empresa líder en la implementación del 5G ¿va a haber algún retraso en el despliegue del 5G en Europa y en otros territorios con estas ciudades si esta situación continúa? 

Huawei empezó a trabajar en el 5G hace una década. Cada año invertimos cientos de millones de dólares en I+D en este sentido y este año todavía invertiremos más.

Tenemos el liderazgo absoluto de la tecnología 5G. Algunos analistas y varios CEO de operadores de telecomunicaciones han llegado incluso a decir en público que Huawei está muchos kilómetros por delante de la competencia.

En segundo lugar, estas restricciones de Estados Unidos no tienen ningún impacto en nuestro 5G. Desde que empezamos a diseñar soluciones en este área no usamos tecnología de ninguna compañía americana.  Así Por eso seguimos proporcionando soluciones y productos 5G a los clientes. Hasta ahora, tenemos 50 contratos comerciales y somos número 1 en el mundo, con contratos en Europa, Oriente Medio, Asia, América Latina o África.

A día de hoy en Europa 8 operadores han anunciado el lanzamiento comercial del 5G, como ha hecho Vodafone en Reino Unido o España. Siete de estos operadores han utilizado fundamentalmente las soluciones de Huawei, así que es una buena prueba de nuestro liderazgo. Una empresa puede presumir fácilmente de tener contratos, pero hay muchas clases de contratos y la realidad es que la red comercial se ha lanzado de la mano de Huawei.

Estas restricciones de Estados Unidos no tienen ningún impacto en nuestro 5G

En España, por ejemplo, con Vodafone ya se puede navegar con 5G a una velocidad de entre 700 y 900 Mbps, que es casi 10 veces lo que ofrece el 4G.

Al mismo tiempo estamos prestando mucha atención a la ciberseguridad de esta nueva generación de la red, porque el 5G debe ser seguro. Pero no es un problema de un solo operador, sino de todo el ecosistema. Hay cerca de 200 empresas involucradas en una red 5G de un extremo a otro, incluyendo operadores, proveedores de hardware, desarrolladores de software o proveedores de aplicaciones. Huawei es solo una parte más de toda esa red.

Si queremos hablar de ciberseguridad tenemos que hacerlo de todo ello. Debemos tener criterios comunes, estándares unificados, un lenguaje común para que podamos estar coordinados y hacer que la red no sean vulnerable ante los ciberataques. Por eso necesitamos una sociedad que trabaje en conjunto.

Por otro lado, Huawei es proveedora de los equipos de telecomunicaciones dentro de la red, pero no es propietaria de los datos. Eso quiere decir que somos como un fabricante de televisores: la televisión puede emitir una película para niños, el pronóstico del tiempo o algún acontecimiento deportivo, pero el fabricante no puede controlar eso. Nosotros nos dedicamos a hacer una 'tubería' lo más ancha posible, pero dentro de esa tubería puede haber petróleo, gas o agua. Ese no es nuestro tema, sino que corresponde al operador. Y creo que Europa está en la dirección correcta.

Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq) y Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España (dcha)
Manuel del Campo, CEO de Axel Springer España (izq) y Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España (dcha) Business Insider España

Huawei tiene una gran alianza que has mencionado con Vodafone. ¿Qué hay de los otros grandes operadores, Movistar y Orange? Parece que se muestran reacios a dar este paso al 5G. ¿Crees que se van a unir?

Hay dos cuestiones. ¿Van a unirse al 5G antes o después? ¿Contarán con Huawei cuando eso ocurra?

Los diferentes operadores tienen que tomar una decisión al respecto. La tecnología está lista pero hay diferentes formas de entenderlo, eso es una decisión de negocio de los operadores. 

Esperemos que por lo menos el gobierno y los reguladores ayuden para que estén preparado para la llegada del 5G comercial. Creo, en este sentido, que el Gobierno español está haciendo un buen trabajo. 

Tenemos que educar a más empresas y al público para que sepa cómo el 5G puede beneficiar su negocio y su vida

Suiza, Reino Unido, Italia, Finlandia y España están en la primera ola del 5G. Pero también es un largo viaje porque para tener éxito una comercialización de éxito del 5G e implicación en nuestras industrias a nuestras sociedades necesitamos desarrollar la tecnología todavía más.

Tenemos que educar a más empresas y al público para que sepa cómo el 5G puede beneficiar su negocio y su vida. Y también tiene que evolucionar la tecnología, aumentar su cobertura. De la misma manera necesitamos smartphones más rentables con 5G. Así que llevará algo de tiempo. 
 
A nivel de España también somos socios de Telefónica para sus proyectos piloto en Málaga y en Galicia. Con Orange igualmente trabajamos muy de cerca para preparar su futuro con el 5G. 

Y además