El epidemiólogo que gestionó el coronavirus en Suecia no está "convencido" de si hizo bien al no imponer el confinamiento

Población de Estocolmo disfrutando de la primavera, 22 de abril.
Población de Estocolmo disfrutando de la primavera, 22 de abril.
ANDERS WIKLUND/TT NEWS AGENCY/AFP via Getty Images

ANDERS WIKLUND/TT NEWS AGENCY/AFP via Getty Images

  • El experto epidemiólogo creador del plan contra el COVID-19 en Suecia asegura que aún no está seguro de haber tomado las decisiones correctas.
  • Anders Tegnell dijo al periódico sueco Aftonbladet que no estaba "para nada convencido" y que su equipo se encarga de evaluar continuamente el plan para tomar otras medidas si fuera necesario.
  • También recalcó que era importante "ser humilde en todo momento porque es posible que se tengan que cambiar cosas", según The Independent.
  • Suecia "goza" de pocas restricciones y ha dejado abiertos parques y restaurantes, pero su número de fallecidos es mucho mayor que el de los países vecinos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El científico detrás del controvertido plan contra el coronavirus de Suecia dice que todavía no está seguro de si el país tomó la decisión correcta al no implementar un confinamiento.

"No estoy para nada convencido", dijo Anders Tegnell, epidemiólogo estatal de Suecia, al periódico Aftonbladet el pasado viernes; también aseguró que la Agencia de Salud Pública del país (con la que trabaja) está monitoreando constantemente la situación. 

"Estamos constantemente pensando en esto... ¿Qué podemos hacer mejor y qué otras medidas podemos tomar?", dijo a The Independent.

"Lo más importante es intentar hacerlo lo mejor posible con el conocimiento y las herramientas que están a nuestro alcance. Y ser humilde en todo momento, porque es posible que se tengan que cambiar cosas".

Anders Tegnell, epidemiólogo, en una conferencia de prensa el 12 de marzo.
Anders Tegnell, epidemiólogo, en una conferencia de prensa el 12 de marzo.
JONATHAN NACKSTRAND/AFP via Getty Images

JONATHAN NACKSTRAND/AFP via Getty Images

Suecia ha atraído la atención y el "escarnio" internacional por elegir confiar en el sentido del deber público de sus ciudadanos y esperar que practiquen el distanciamiento social incluso sin una serie de leyes que así lo digan.

En Suecia se insta a las personas a mantenerse separadas, pero las tiendas, restaurantes, bares, parques y colegios aún están abiertos. Eso sí, con reglas, que incluyen la prohibición de reuniones de más de 50 personas y la prohibición de visitas a residencias de ancianos

Leer más: La paralización del turismo alemán en España supondrá una pérdida de más del 2% del PIB

Si el plan de Suecia triunfa, podría servir como evidencia de que otros países podrían haber enfrentado el virus sin devastar su economía y sin un confinamiento estricto.

Pero su éxito aún genera debate: el número de fallecidos en el país es mucho mayor que el de muchos otros países que introdujeron restricciones más severas.

Gente disfrutando de un día de sol en Estocolmo el 21 de abril de 2020, durante la pandemia de COVID-19.
Gente disfrutando de un día de sol en Estocolmo el 21 de abril de 2020, durante la pandemia de COVID-19.
Jonathan Nackstrand/AFP via Getty Images

Jonathan Nackstrand/AFP via Getty Images

Suecia, con una población de más de 10 millones de personas, había registrado hasta el lunes por la mañana 2.679 fallecidos por COVID-19

La tasa de mortalidad del país (por población) es mucho más alta que las tasas de sus vecinos encerrados: más de 6 veces la de Noruega y más de 3 la de Dinamarca. 

Aunque el modelo de Suecia (sin confinamiento total) funcionara contra el coronavirus, es probable que otros países no hubieran podido hacerlo funcionar. El país posee altos niveles de confianza en su gobierno y en los expertos, tiene un gran sentido del deber respecto a la sociedad, y además está escasamente poblado.

Leer más: "Todo el personal está trabajando al 150%, mejor no lo pueden hacer": las residencias de personas mayores en España y Suecia aglutinan más del 40% de los fallecimientos con COVID-19

Tegnell y el gobierno de Suecia han expresado reiteradamente su confianza en el plan. 

El epidemiólogo aseguró el mes pasado que con esta estrategia habían logrado el objetivo de evitar un colapso de los servicios sanitarios del país, pero que era "muy difícil" saber si un confinamiento total podría haber ayudado.

Agregó que entre el 15% y el 20% de las personas en Estocolmo habían alcanzado un nivel de inmunidad que "ralentizaría la propagación" de una posible segunda ola del virus, algo que expertos de todo el mundo dicen que podría llegar. 

People outside in Stockholm on April 22.
ANDERS WIKLUND/TT NEWS AGENCY/AFP via Getty Images

ANDERS WIKLUND/TT NEWS AGENCY/AFP via Getty Images

Aunque la Organización Mundial de la Salud y otros expertos han advertido que no está claro cuánto tiempo las personas infectadas podrían ser inmunes o incluso si lo serán.

El primer ministro Stefan Lofven también expresó su confianza en el plan la semana pasada, alegando que podría funcionar a largo plazo hasta que se encuentre una vacuna. 

"Me siento confiado con la estrategia en general" dijo Lofven para Reuters. "Una de las razones por las que hemos optado por este plan es que todas las medidas deben ser sostenibles en el tiempo".

Pero algunos científicos en Suecia (y en todo el mundo) han estado preocupados por si la estrategia resulta en un número mayor de fallecidos.  

Otros artículos interesantes:

Las desconocidas apuestas de Amancio Ortega más allá de Inditex y de su imperio inmobiliario: la hípica y los castaños

Así es la mascarilla que prepara Xiaomi que se desinfecta sola y funciona con el reconocimiento facial de los móviles

Cuánto gana un empleado de Amazon en España: este es el sueldo y sus condiciones laborales

Te recomendamos

Y además