Los equipos más exitosos están más conectados, dicen palabrotas y hablan de cotilleos, según un estudio

¿Qué impulsa a los equipos de alto rendimiento? Una nueva encuesta de Ignite80, una empresa de aprendizaje y desarrollo, contiene pistas.
¿Qué impulsa a los equipos de alto rendimiento? Una nueva encuesta de Ignite80, una empresa de aprendizaje y desarrollo, contiene pistas.

Getty Images

  • Una nueva encuesta destaca que los miembros de equipos de alto rendimiento actúan más como amigos que como compañeros de trabajo. 
  • Es más probable que los miembros del equipo bromeen, usen GIF, emojis y discutan asuntos no laborales.
  • Los hallazgos tienen implicaciones para los gerentes que están diseñando planes de mejora en sus equipos tras la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La construcción de equipos de alto rendimiento, una de las principales prioridades para los líderes y los jefes individuales por igual, se ha considerado durante mucho tiempo una combinación de arte y saber dirigir. 

Reúne un grupo de personas con la combinación adecuada de talento y habilidades profesionales, fomenta una buena comunicación, aumenta la confianza y ¡listo! 

Pero, ¿cómo se ve todo eso en términos de comportamientos cotidianos? Una nueva encuesta realizada a más de 1.100 trabajadores ha dado algunas pistas. 

La encuesta, de Ignite80, una empresa de aprendizaje y desarrollo, ha destacado que los equipos de alto rendimiento tienen más probabilidades de bromear, usar GIF y emojis en la mensajería digital, burlarse de sus compañeros de equipo y maldecir a los equipos de bajo rendimiento. 

Los miembros del equipo también son más propensos a discutir asuntos no laborales. Ellos, por ejemplo, hablan de libros, cotillean y salen a tomar un café o una copa. En resumen, actúan más como amigos que como compañeros de trabajo. 

En un momento en el que las organizaciones de todo el mundo están lidiando con cómo diseñar las mejores prácticas para el trabajo remoto, híbrido o en persona, los hallazgos contienen implicaciones y lecciones sobre cómo los gerentes pueden sacar lo mejor de su gente.

No es que las palabrotas o los chismes impulsen necesariamente relaciones más sólidas, indica Ron Friedman, psicólogo social e investigador principal del estudio. "Es que las relaciones cercanas provocan una serie de comportamientos que en la superficie no se parecen en absoluto al trabajo duro", explica.

Esto viene dado por una investigación previa sobre el desempeño del equipo que muestra que cuanto más cerca se sientan las personas de sus compañeros, más productivas se vuelven.

"Es porque todos tenemos una necesidad psicológica humana básica de relación y pertenencia", explica Friedman. "La mayoría de los lugares de trabajo se enfocan en reclutar a los mejores talentos y tratan la conexión humana y la relación como algo que se olvida. Eso es un error". 

entorno de trabajo

YouTube

Lecciones para gerentes

Dar y recibir reconocimiento es un hábito que define a los equipos de alto rendimiento, según la encuesta de Front, una empresa de comunicación con el cliente. 

Es más probable que los miembros de equipos de alto rendimiento expresen y reciban aprecio por sus contribuciones que los equipos de bajo rendimiento. 

Los jefes desempeñan un papel fundamental a la hora de fomentar ese comportamiento, según Jack Wiley, psicólogo organizacional y autor del próximo libro The Employee-Centric Manager.

La empatía es clave, especialmente cuando los equipos no están todos físicamente en un solo lugar, dice.

Confundir los términos productividad y actividad te hará menos eficiente en el trabajo: así es como puedes solucionarlo, según un experto

"Los gerentes pueden impulsar relaciones cercanas entre los miembros de su equipo al ser un ejemplo de cómo brindar apoyo", explica. "Deben dar crédito a los demás por sus grandes ideas, felicitar el buen trabajo y reconocer el compromiso de las personas por hacerlo. Esto mantiene a las personas animadas para sus próximas tareas".

Los hallazgos también subrayan distintas diferencias entre los equipos de alto y bajo rendimiento en términos de cadencia, frecuencia y contenido de la comunicación. 

Los equipos exitosos, por ejemplo, se comunican con más frecuencia que sus contrapartes menos exitosas. También es más probable que revisen el correo electrónico por la noche, los fines de semana y durante las vacaciones.

Investigaciones anteriores muestran que los niveles moderadamente altos de conexión entre los miembros del equipo predicen un alto rendimiento, pero también existe el peligro de que haya demasiada dependencia. 

El agotamiento es un riesgo, y la cultura en torno a cómo los equipos usan herramientas de comunicación como Slack o Zoom a menudo marca la diferencia, según Rob Cross, profesor de Babson College y autor del próximo libro, Más allá de la sobrecarga de colaboración: cómo trabajar de manera más inteligente, avanza y restaura tu bienestar.

"La mensajería instantánea es excelente para obtener información rápidamente de un compañero de equipo o compartir una broma que aligera el estado de ánimo y hace que los miembros del equipo se sientan más cercanos entre sí", dice.

"Pero si se lleva demasiado lejos, puede convertirse en una herramienta que impulse una mentalidad poco saludable y siempre activa, en la que las personas sienten que deben responder de inmediato ya cualquier hora".

Los gerentes deben lograr el equilibrio adecuado entre cultivar relaciones cercanas y también asegurarse de que las personas sientan que pueden desconectarse con éxito. 

Una forma de hacerlo es creando normas y expectativas para la comunicación dentro del equipo. Por ejemplo, los jefes deberían imponer una moratoria a los correos electrónicos de trabajo enviados a altas horas de la noche. 

El objetivo, explica, es que los gerentes promuevan una "colaboración decidida".

Este artículo fue publicado originalmente por BI Prime.

Otros artículos interesantes:

5 apps gratuitas para usar la técnica Pomodoro (y ser más productivo)

Volver al táper, las prisas y el estrés: cómo mantenerse en forma si eres de los que regresa a la oficina tras las vacaciones de verano

Zoom sigue creciendo antes de la vuelta a las oficinas y supera los 1.000 millones de dólares de facturación trimestral, un 54% más que hace un año