Así era el día a día de un exmoderador de contenido Pornhub: reglas laxas y la obligación de ver hasta 1.200 vídeos al día

Moderador de Pornhub
Gettyimages
  • Tres exempleados de MindGeek, dueños de algunas webs de pornografía como Pornhub, han explicado a Business Insider cómo se moderaban los contenidos a raíz de la controversia sobre los vídeos de agresiones sexuales que circulan por el site. 
  • Cada empleado ve una media de 1.200 vídeos al día y su trabajo principal consistía en buscar cualquier excusa para no tener que retirar un vídeo de alguno de sus sites. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

John se presentó en un edificio de cristal de 6 pisos en Montreal con corbata; estaba muy bien vestido, demasiado para una empresa de pornografía.

Cuando finalmente se enteró de lo que hacía la empresa tras una llamada de seguimiento con recursos humanos, John, un pseudónimo, porque tiene un acuerdo de no divulgación, no se inmutó. Él, al igual que otros dos ex empleados de MindGeek que hablaron con Business Insider en los últimos días, describió una fuerza laboral joven y diversa, al menos en los niveles inferiores de la organización, que no se ajustaba a sus expectativas de una empresa de entretenimiento para adultos de mala calidad.

El trío de empleados, que trabajaba en la sede de Montreal y en un puesto de avanzada de Chipre, que han ido abandonando la compañía a lo largo de los años, ayudó a examinar las decenas de miles de vídeos sexualmente explícitos que se envían diariamente al las webs para adultos de MindGeek, en donde destaca la joya de la corona, Pornhub.

Las políticas y prácticas de la compañía que moderan el contenido de estos sites, están actualmente en entredicho, sobre todo tras la publicación de una columna del New York Times que destacó la cantidad de clips de violación y abuso infantil, así como los desafíos que enfrentan las mujeres que intentan borrar vídeos de sus agresiones. "Su sitio está infestado de vídeos de violaciones", escribió el columnista ganador del premio Pulitzer, Nicholas Kristoff.

Los ex empleados con los que habló Business Insider describren un sistema diseñado para categorizar y etiquetar cada acto sexual y fetiche subido a su inmenso catálogo. También apuntan que, aunque gradualmente se tomaron medidas drásticas para eliminar cosas como vídeos de animales aplastados vivos o sexo sin consentimiento, la compañía tardó demasiado en imponer restricciones propias del sentido común y en reportar contenido sospechoso a las autoridades.

El gran problema es que no existe ningún estándar para moderar el contenido, explica uno de los exmiembros. Eso sí, a pesar de esta falta de consenso, esto no debería haber impedido que MindGeek invirtiera más recursos para mejorar la moderación, particularmente cuando el CEO se jactó en la reunión anual de febrero de todo el personal sobre cuánto dinero estaba ganando MindGeek, según cuenta John.

"Sabes que es un problema. Siempre tienes que lidiar con eso", afirma John. "El hecho de que no lo hayan hecho demuestra lo intocables que se sentían".

El consumo excesivo de pornografía puede dañar el cerebro y causar efectos negativos a nivel neurológico y sexual

Un portavoz de MindGeek, que tiene su sede en Luxemburgo pero en la práctica utiliza la de Montreal, afirma que la seguridad es la principal prioridad de la empresa. En un correo electrónico, el portavoz destacó los pasos que la compañía ha tomado en los últimos años y en la última semana.

Cuando se le pidió que verificara la veracidad de ese portavoz, dado el historial reciente de la empresa de utilizar ejecutivos y representantes dudosos y potencialmente ficticios, la empresa se negó.

Las cuentas financieras de Mindgeek, de propiedad privada, archivadas en Luxemburgo, muestran que las ganancias se desplomaron en 2018, el año más reciente en que presentó resultados. La compañía obtuvo 29 millones de dólares en ganancias en 2018, en comparación con los 102 millones dólares que consiguió en 2017.

"Nuestro trabajo consistía en encontrar extrañas causas para mantener vídeos en nuestros sitios"

Cuando Brian, también un pseudónimo, trabajó como moderador en la oficina de MindGeek en Montreal hace unos años, los empleados de su equipo tenían la tarea de revisar un mínimo de 1.200 vídeos al día. El portavoz de la compañía cuestionó el número, pero se negó a proporcionar otra cifra.

La enorme cantidad de vídeos explícitos para revisar todos los días era un absoluto desafío logístico y de gestión del tiempo, así como un trabajo con un enorme coste emocional. Si los moderadores no revisaban la cantidad establecida de vídeos o si se filtraba contenido prohibido, podrían enfrentarse a repercusiones que iban desde advertencias hasta despidos.

Las pautas sobre qué vídeos estaban permitidos y cuáles estaban prohibidos varían según el sitio. "YouPorn no permitía vídeos con orina de por medio", recuerda Brian, "mientras que Pornhub era más indulgente".

El equipo de Brian bromeó sobre la extraña lógica de sus gerentes al aprobar algunos vídeos cuestionables, como los de incesto, que habituamente son muy populares. Si el título de este tipo decía "su madre", el equipo no lo aprobaba. Pero si un título genérico decía "hijo de puta madre", los gerentes lo considerarían aceptaban, porque no está 100% claro si la madre estaba relacionada con el hijo; estos preguntaban: "¿madre de quién?"

"Nuestro trabajo consistía en encontrar excusas extrañas para no retirar vídeos de nuestros sites", dijo Brian.

Y las reglas podrían cambiar.

"En un momento debatimos qué criaturas podían ser pisoteadas. Los grillos, los insectos y los cangrejos estaban bien, pero no los peces de colores, porque la gente tiene peces de colores como mascotas", dijo.

Más tarde, cuando su equipo revisó vídeos de mujeres matando cachorros a patadas, MindGeek decidió que las reglas eran demasiado indulgentes y prohibieron pisar a cualquier criatura viviente.

Brian, quien dejó la compañía hace un par de años por el agotamiento de ver miles de vídeos pornográficos todos los días, recuerda que MindGeek realizó algunos de los cambios que recomendó durante su estancia, y probablemente haya realizado más cambios desde entonces. Pero también apunta que algunos cambios recientes, como reportar vídeos sospechosos a las autoridades locales y agregar más servicios de salud mental, deberían haberse implementado hace años.

"Como líderes en la industria del porno, en el entretenimiento para adultos, pensé que era su obligación moral hacer mucho más", sentencia.

"Bromeamos diciendo que en un mes veríamos más pornografía de la que alguien vería en su vida", cuenta. "Hablé de eso con las personas con las que estaba trabajando: Algunas personas tenían falta de deseo sexual, unas decían que no les afectaba y otras que aumentaba su deseo sexual."

Ver pornografía obligatoria 

MindGeek parece haber renovado algunos de sus procesos de moderación de contenido a principios de este año, aunque no está claro si el cambio fue impulsado por la necesidad de mejorar el desempeño o por consideraciones económicas.

El resultado fue que para algunos empleados que habían sido contratados en otros roles, ver algunos de los vídeos más problemáticos e inquietantes de la web ahora era una parte obligatoria del trabajo.

Según John, MindGeek trasladó a algunos equipos que no eran moderadores para que revisaran el contenido en marzo. El trabajo fue lento para muchos de estos equipos, ya que la pandemia detuvo nuevos brotes y otros negocios. Tuvieron dos sesiones de capacitación y luego se pusieron a trabajar en un documento de Excel que enumeraba decenas de miles de vídeos que un sistema informático había marcado como sospechosos. El trabajo, primero voluntario y luego obligatorio, estipulaba que los empleados debían revisar cerca de 400 vídeos diariamente.

El nuevo trabajo pareció surgir inmediatamente después de la petición de un grupo conservador para cerrar Pornhub y una serie de titulares negativos el año pasado y principios de 2020.

El equipo de John, como la mayoría de la empresa, estaba acostumbrado a ver vídeos para adultos, pero no cientos de vídeos al día con contenido cuestionable. Y nunca habían trabajado bajo un estricto sistema de cuotas.

"Fue la primera vez que alguien estuvo bajo este tipo de vigilancia, al menos en mi equipo", dijo John. "Tenía un compañero de trabajo que tenía ataques de pánico todas las semanas".

El equipo de John marcó vídeos que, según explica, habrían aparecido antes del mayor escrutinio en los sitios de MindGeek. Se refiere a vídeos que muestran a artistas que simulan escenas de sexo que involucran a personas dormidas, contenido BDSM y videos con botellas de alcohol visibles.

Si bien Pornhub tiene la reputación de buscar publicidad gratuita, con acrobacias como campañas de recaudación de fondos y acceso premium gratuito para "alentar" a las personas a quedarse en casa durante la pandemia, la propia empresa hace todo lo posible para mantener su funcionamiento interno fuera de el centro de atención. Muchos de los ejecutivos citados en los comunicados de prensa de Pornhub parecen no existir realmente, y las prácticas de moderación de MindGeek se han mantenido en secreto.

Uno de los ex empleados apunta que MindGeek no quería llamar la atención debido a la preocupación constante de que las empresas de pagos como Visa pudieran cortar el servicio.

Esos temores se hicieron realidad este mes cuando las recientes controversias llevaron a Visa y Mastercard a dejar de procesar los pagos de la compañía, lo que impidió que los espectadores usaran tarjetas de crédito convencionales para pagar por pornografía.

Pornhub dijo la semana pasada que solo permitiría que los usuarios verificados publicaran videos en el sitio. También prohibiría las descargas (menos las incluidas en su programa verificado), expandiría su equipo de moderación y publicaría un informe de transparencia, entre otros pasos.

El lunes, Pornhub anunció que eliminaría todos los vídeos de usuarios no verificados: los millones de videos de pornografía amateur, memes e incluso vídeos pirateados que componían la mayor parte de su sitio. La publicación de la compañía dijo que fue atacada por grupos anti-pornografía, uno de los cuales obtuvo más de dos millones de firmas en una petición para cerrar Pornhub. La compañía no hizo referencia a la columna del New York Times.

No está claro si los nuevos pasos serán suficientes para atraer a los procesadores de pagos convencionales a la empresa; por ahora, los usuarios pueden pagar con criptomonedas.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

LEER TAMBIÉN: Pornhub elimina millones de vídeos porno por estar asociados a usuarios no verificados

LEER TAMBIÉN: Visa y Mastercard prohibirán el uso de sus tarjetas en Pornhub

LEER TAMBIÉN: Así es un día en la vida de una creadora de OnlyFans que gana 100.000 euros al mes publicando fotos y vídeos para adultos

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020