Pasar al contenido principal

Vodafone rebaja el número de afectados por el ERE a 1.000 trabajadores

Antonio Coimbra, CEO de Vodafone España
Antonio Coimbra, CEO de Vodafone España. Vodafone
  • Vodafone España ha rebajado en su última propuesta a los representantes de los trabajadores a un máximo de 1.000 trabajadores. 
  • A esta cifra se podrían sumar otros 100 trabajadores de forma voluntaria si cumplen los requisitos para la prejubilación: cumplir 55 años en 2020 y tener 10 años o más de antigüedad. 
  • La compañía ahora ofrece  50 días de salario por año de servicio con un máximo de 33 mensualidades frente a su anterior propuesta que se situaba en las 30 mensualidades. 

Nueva propuesta de ERE de Vodafone España. La compañía ha presentado en la mesa negociadora del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) una nueva opción en la que rebaja a 1.000 trabajadores afectados, a los que pueden sumarse voluntariamente otros 100 trabajadores por prejubilaciones. 

En concreto, la empresa cifra los trabajadores afectados por el ERE en un máximo de 1.000 para 2019, lo que suponen 198 empleados menos que en la propuesta inicial, a los que se podrían sumarse voluntariamente y de manera excepcional aquellos empleados que durante 2020 cumplan 55 años y tengan 10 o más años de antigüedad, colectivo formado por un máximo de 102 trabajadores, según la compañía.

Vodafone asegura en su propuesta final que admitirá el total de las solicitudes voluntarias de adhesión al ERE, hasta el límite del número de posiciones finalmente afectadas a nivel de división, y con derecho de veto por parte del grupo.

Leer más: Año cero: las telecos encaran el primer año tras la guerra del fútbol 

La primera propuesta de la empresa no contemplaba la posibilidad de que existieran salidas voluntarias, una de las medidas más reclamadas por los sindicatos. En su anterior propuesta, presentada la pasada semana, Vodafone España admitía una voluntariedad máxima del 30% en cada área organizativa con una capacidad de veto del 10%.

Por otro lado, la empresa ha mejorado de nuevo las indemnizaciones establecidas para los afectados. Frente a la anterior propuesta, que planteaba 50 días de salario por año de trabajo con un máximo de 30 mensualidades, ahora ofrece 50 días de salario por año de servicio pero con un máximo de 33 mensualidades.

Adicionalmente, para los empleados con un salario fijo igual o inferior a 28.000 euros brutos anuales que tengan al menos cinco o más años de antigüedad se le ofrecerá un complemento a su indemnización de 6.000 euros brutos, si bien la suma de este complemento más la indemnización no podrá superar el máximo de 33 mensualidades.

En lo referente al plan de rentas (prejubilaciones), la dirección ha situado finalmente la edad a la que se puede optar en los 55 o más años y con diez o más años de antigüedad. Se establece, como complemento a las prestaciones contributivas por desempleo, una renta bruta mensual que, junto a dichas prestaciones, alcancen el 85% del salario fijo neto más el 50% del variable.

Los trabajadores que durante 2020 cumplan 55 años, con 10 o más años de antigüedad, que decidan voluntariamente adherirse al despido colectivo (un máximo de 102 personas), se incluirán en el plan de rentas.

No obstante, todos aquellos empleados a los que se les aplique el plan de rentas, no tendrán derecho a indemnización.

Por otro lado, el grupo se compromete a no acometer ningún otro despido colectivo hasta el frente al 31 de marzo de 2021 y a no adoptar ninguna movilidad geográfica unilateral (individual o colectiva) hasta al 31 de marzo de 2020.

Te puede interesar