Pasar al contenido principal

eRoadArlanda es la primera carretera eléctrica del mundo en la que se recarga la batería mientras se conduce

eRoadarlanda Carretera electrificada
eRoadarlanda

La primera carretera eléctrica del mundo ha entrado en funcionamiento en Suecia. El tramo, de solo dos kilómetros, se ha denominado eRoadArlanda por encontrarse en las proximidades del aeropuerto del Estocolmo, que tiene ese mismo nombre. Más de 20 empresas locales e internacionales han participado en el desarrollo de la tecnología necesaria para poner en marcha esta experiencia. 

En los próximos 12 meses, una pequeña flota de camiones eléctricos de la empresa logística PostNord recorrerá esta carretera eléctrica para recargarse mientras realiza el trayecto desde el aeropuerto de Arlanda hasta su base en Rosersberg, a unos 12 kilómetros. El camión ha sido equipado con un brazo que parte desde debajo de su chasis hasta tocar una pletina instalada en la vía. 

Como puedes ver en el vídeo de arriba, el sistema recuerda más que un poco al que utilizan los coches de slot, en España más conocidos por la marca Scalextric. Sin embargo, para que la primera carretera eléctrica fuera una realidad ha sido necesario desarrollar la automatización de este brazo mecánico, que es capaz de detectar que el vehículo viaja por encima del tramo de vía con carga disponible y conectarse a él sin intervención del conductor. 

Este sistema puede parecer excesivamente simple, pero lo cierto es que soluciona de un plumazo varios problemas importantes. Y es que en todo el mundo hay varios proyectos para crear carreteras capaces cargar coches eléctricos en movimiento, pero este es el que por ahora ha demostrado ser más efectivo en costes. Y es que solo es necesario hacer una pequeña incisión longitudinal en todo el trazado para insertar el equipo de recarga. 

Concretamente, en este tramo de la eRoadArlanda se ha instalado un raíl metálico por el que pasa corriente eléctrica cuando el brazo de los camiones adaptados lo tocan. La electricidad circula por la parte baja de estos raíles, a unos 6 centímetros de profundidad, por lo que según los gestores del proyecto, esta no resulta peligrosa. "Incluso si la carretera se anega con agua salada, sobre la superficie, solo habría un voltio de tensión", afirman para Thelocal.se

Y menos mal, porque la tensión a la que trabaja esta primera autopista electrificada no es baja, concretamente 200 kW, que deberán servir no solo para un vehículo, sino para una flota entera de camiones de 18 toneladas. Si las pruebas funcionan como esperan, no haría falta que los camiones o coches eléctricos equiparan baterías de gran tamaño para poder hacer viajes de larga distancia. 

Leer más: Así ha sido el primer viaje del camión eléctrico Tesla Semi

Es más, con un sistema como este, bastaría con tener tramos de unos 40 kilómetros de vía electrificada cada cierta distancia, sobre los que los coches eléctricos podrían circular para ir cargando sus pilas sobre la marcha. Según el plan publicado por el Ministerio de Transportes de Suecia, la idea sería empezar a electrificar las vías del triángulo más poblado del país: los 1.365 km que unen a Estocolmo, con Gotemburgo y Malmö. 

"Es importante abrir nuevos caminos en lo que respecta al transporte por carretera inteligente y ecológico. Es por eso que la Administración de Transporte de Suecia apoya proyectos de desarrollo innovadores que contribuyen a soluciones sostenibles a largo plazo", asegura Lena Erixon, directora general de la Administración de Transporte de Suecia.

Esta tecnología fue ideada por Gunnar Asplund, quien trabajó durante décadas para la compañía sueca ABB, que abandonó en 2009 para fundar Elways y desarrollar su proyecto de electrificar carreteras y que, seguro, es un gran fan de las carreras de Scalextric. 

Te puede interesar