Pasar al contenido principal

El nuevo móvil plegable de más de 1.700 euros de Samsung tiene un defecto extraño y evidente

The Samsung Galaxy Fold was demonstrated on stage in San Francisco by Samsung representatives.
El Samsung Galaxy Fold fue presentado por Samsung en San Francisco. Samsung/YouTube

Samsung/YouTube

  • El pasado miércoles Samsung daba a conocer su móvil plegable, el Galaxy Fold.
  • El Galaxy Fold cuesta unos 1.700 euros y su salida al mercado está programada para el 26 de abril.
  • El dispositivo se puede utilizar como un teléfono inteligente o se puede plegar como una tableta.
  • La pantalla plegable es un buen truco, pero el teléfono tiene un defecto de diseño evidente del que nadie parece estar hablando.

Cada año, los fabricantes de móviles como Apple y Samsung llevan más al límite las pantallas de los teléfonos. Literalmente. La eliminación de los biseles de los móviles se ha convertido en un objetivo de la industria a lo largo de los últimos años.

Como puedes sospechar, es culpa de Apple.

En 2017, el iPhone X de Apple universalizó el concepto de notch (que en algunos sitios se ha traducido como "ceja" o "muesca") como la solución para incluir la cámara frontal y los sensores imprescindibles en un teléfono con pantalla que va casi de borde a borde. Prácticamente todos los demás fabricantes de teléfonos inteligentes, desde Google hasta Samsung, han seguido su ejemplo.

Basta con mirar al recién presentado Galaxy S10 de Samsung para entender cómo el diseño del iPhone X de Apple ha llevado a la industria de los teléfonos inteligentes hacia una interfaz "todo pantalla":

The Galaxy S10 and S10E are almost entirely screen, other than the thin frame.
El Galaxy S10 y el S10E son prácticamente todo pantalla. Antonio Villas-Boas/Business Insider

Por eso este miércoles, cuando vi por primera vez el Galaxy Fold, el móvil /tableta plegable de más de 1.700 euros que Samsung lanzará este año, detecté una cuestión realmente extraña a nivel de diseño.

Que el dispositivo se pliegue es notable. ¡Es una pantalla plegable! Eso tiene algo de magia futurista al más puro estilo de "Los Supersónicos".

Pero después de que la sensación de novedad empezara a desaparecer, sin embargo, algo más comenzó a resaltar: la pantalla frontal del móvil.

Dado que el dispositivo sigue siendo principalmente un smartphone, es sorprendente lo extrañamente pequeña que resulta la pantalla, de 4,6 pulgadas.

Aún más llamativos, quizás, son las dos barras negras absolutamente enormes ubicadas en la parte superior e inferior de esa pequeña pantalla.

Talk about thick bezels!

¿Hay razones técnicas para esas grandes franjas? Casi con certeza. ¿Consideraciones de precio, dado el alto coste del dispositivo? Seguramente.

El Galaxy Fold es más o menos una nueva categoría de producto, por lo que estamos en un territorio desconocido. Podría haber varias razones para esos grandes huecos que se encuentran por encima y por debajo de la pantalla del móvil.

Leer más: Así es el Galaxy Fold, el móvil plegable de Samsung que costará más de 1.700 euros

Dicho esto, cualquier persona que cambie de un móvil estándar y moderno al Galaxy Fold deberá considerar este intercambio: perder aproximadamente una pulgada de espacio en pantalla a cambio de un teléfono plegable.

Hemos pedido a representantes de Samsung comentarios sobre el diseño de la pantalla, pero no hemos recibido respuesta.

Aquí está el primer tráiler del Samsung Galaxy Fold, que se lanzará el 26 de abril:

Te puede interesar