Pasar al contenido principal

Cuidado con cometer alguno de estos 7 errores al enviar mensajes: pueden arruinar tu reputación en el trabajo

Aplicación de mensajería instantánea
Getty Images/ rodrigobark
  • Los SMS o WhatsApp configuran un papel importante en nuestro día a día.

  • Pero si vas a enviar un mensaje de texto relacionado con tu vida laboral, cuidado con cometer estos errores: pueden arruinar tu reputación como profesional.

  • Descubre más historias en Business Insider España. 

En los últimos años, la forma en la que nos comunicamos ha cambiado considerablemente. Los mensajes de texto o vía aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp configuran un papel importante en nuestro día a día. 

Y, aunque mucho se habla sobre cómo escribir un buen correo electrónico, poco se dice acerca de los WhatsApp. Evidentemente no es lo mismo escribir un mensaje para un amigo que hacerlo para alguien con quien compartes en el ámbito profesional.

Entonces ¿Cómo se escribe un mensaje de texto apropiado para el trabajo? O mejor dicho, ¿Cómo no deberíamos escribir un mensaje de texto?

Fairygodboss ha reunido las siguientes características que indican que no estás siguiendo las reglas de oro a la hora de escribir un WhatsApp profesional. 

Si no quieres dañar tu reputación, es importante que las tengas en cuenta. Sigue leyendo para conocer los 7 errores a la hora de enviar mensajes de texto o vía aplicaciones de mensajería instantánea en el ámbito profesional.

 

1. No pedir permiso

Un hombre escribe un mensaje de texto.
Getty Images

Es importante que la persona a la que le vas a escribir sepa previamente que tienes su número de teléfono. De saberlo, automáticamente te estaría autorizando a que le escribas.

Sin embargo, debes tener cuidado si se trata de un número de teléfono personal.

Tu primer mensaje debe confirmar quién eres y el motivo por el que estás escribiendo. Por ejemplo, si se trata de algo previamente discutido puedes escribir algo así como: "Hola Ana, me pongo en contacto contigo tal y como lo habíamos hablado" o "Hola Javier, quería seguir con nuestra conversación de hoy. ¿Es correcto este número?

2. Esperar una respuesta inmediata

 Mujer desesperada viendo el móvil.
Getty Images

Los mensajes de texto o vía aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp están pensados para obtener una respuesta inmediata. 

Sin embargo, no todo el mundo responde a los mensajes de la misma manera. Así que si necesitas una contestación rápida, lo mejor es que llames a la persona. También puedes enviar un correo electrónico y colocar en el asunto la palabra "URGENTE". 

Como consejo, no esperes a última hora para preguntarle algo a alguien. Incluso si crees que tendrás que hacer un seguimiento con una misma persona varias veces, lo mejor será que muevas la conversación al correo electrónico. 

3. Usar muchos emoticonos

Emojis en un portátil.
Getty Images

Aunque los emoticonos son súper divertidos, usar demasiados en una conversación de trabajo puede afectar la forma en la que eres percibido como profesional. Especialmente si estás hablando con alguien con quien no tienes una relación cercana en la oficina.

Así que, si quieres mantener tu reputación como profesional, lo mejor será que reduzcas el uso de emojis sonrientes. 

4. Cometer muchos errores gramaticales y ortográficos

Hombre molesto con un móvil en la mano.
Getty Images

Si bien es cierto que los mensajes de texto o aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp son bastante casuales, existen conversaciones profesionales por estas plataformas que no lo son.

Entonces, si estás manteniendo una conversación profesional por esta vía, debes cuidar tu gramática y ortografía.

Según Fairygodboss, los mensajes de texto que contienen un montón de errores señalan una falta de habilidades de comunicación y de atención a los detalles por parte de quien escribe el mensaje — sin importar cuán inofensivos sean. 

Te recomendamos que te asegures de revisar tus mensajes antes de enviarlos y, si se te escapa algún error, envía una aclaración a continuación.

5. Enviar mensajes a horas inapropiadas

Mujer utilizando el móvil por la noche.
Getty Images

Es importante que envíes los mensajes a una hora normal de trabajo. Por ejemplo, entre 8 a.m. y 7 p.m. 

Sin embargo, siempre existen emergencias que se escaparán de tus manos. 

Así que, si necesitas enviar un mensaje antes o después de las horas de oficina, aclara al principio del mensaje por qué lo estás enviando a esa hora en concreto en lugar de hacerlo por la mañana. 

 

 

6. Enviar textos muy largos

Mujer se queda dormida con móvil en la mano.
Getty Images

Sin duda alguna, una de las mejores cosas que tienen los mensajes de texto o vía aplicaciones como WhatsApp es que son breves. 

Entonces, si necesitas enviar un mensaje que sea más largo de lo normal, lo mejor es que utilices el correo electrónico. 

7. Enviar información sensible

Chicas asombradas al ver algo en el móvil.
Getty Images

Enviar información confidencial vía mensaje de texto está prohibido — bien ya sea que se trate de información sobre la empresa o de información sobre ti mismo. 

El salario de un empleado, el precio del contrato de un cliente u otros datos potencialmente confidenciales no deben ser enviados por mensaje de texto según Fairygodboss.

De igual forma, no debes compartir tu información personal en conversaciones profesionales por mensaje de texto. Nunca sabes quién puede estar leyendo las notificaciones o quién puede estar recibiendo capturas de pantalla.

Y además